jueves, 19 de marzo de 2009

Yo sobreviví a una peli de zombies

Este es un nuevo estudio realizado por los miembros del Staff de Paranoia con Patatas. Estos chicos, adictos a los caramelos chimos, a los polos drácula, y a encerrarse los fines de semana a ver películas sobre muertos vivientes, os traen un estudio comparativo de esos personajes que SIEMPRE están presentes en una película de zombies, y los diferentes desenlaces que les depara el destino. Esto implica varios spoilers, así que si no queréis que os jodamos ninguna peli, pues os váis a la web de algún periódico y os entretenéis.

El policía

En las situaciones de tensión, las personas nos giramos hacia quién creemos capaz de salvar el día, o a quien consideramos que tiene mayor autoridad de los presentes. En las películas de zombies, el policía es un personaje recurrente.



Su suerte suele ser dispar, aunque como en la mayoría de las películas de terror, el policía parte con bastantes papeletas de la muestra para el sorteo de mordiscos.

En Dawn of the Dead (2004), el policía se salva; Rick Grimes sigue vivo aún hoy en Los Muertos Vivientes (aunque las está pasando más putas que nunca); a los de [REC] se los comen; Jill Valentine sigue viva... por lo menos en la peli; el Sheriff de Planet Terror es devorado; la policía no puede hacer nada contra los niños de El Sueño de la Muerte; en Los No Muertos, el sheriff merece la muerte desde la primera escena... en general, en el cine de no muertos el policía no lo pasa demasiado bien.

El médico

Una epidemia zombié se está extendiendo salvajemente, los infectados, con sus primeros síntomas, se agolpan en los hospitales. ¿A quién vamos a llamar? ¡Al doctor!



Quizás por eso, quizás porque siempre mola tener a alguien que pueda curar a tus colegas, en un apocalipsis zombie siempre hay un médico a mano.

En Planet Terror, el médico se pasa rápidamente al otro bando; Soy Leyenda lleva a Will a la muerte (en el final bueno); en Contagium muere hasta el apuntador; el doctor Herbert West sigue presente hoy en día, y va a protagonizar House of the Reanimator; el de [REC], por su parte, muere miserablemente.

El hombre de acción

Ya sea en forma de boina verde, de marine, de Seal, de miembro de los Swat, o de lo que sea, en una peli de zombies tiene que haber, por cojones, por lo menos un gañán que sepa lo que hace... Bueno, que sepa lo que se hace aunque en una situación como esa no tenga ni putifa idea.



En Zombie: El regreso de los muertos vivientes se salva sólo el Swat negro; en La Tierra de los Muertos Vivientes y El día de los muertos, también de Romero, hay militares y mercenarios corriendo por todas partes, pero sus habilidades no parecen servirles de mucho; Alice, de Resident Evil, es una bestia parda y por ahora ha sobrevivido a las tres entregas, aunque todos los demás héroes de acción que han paseado en su presencia no han corrido la misma suerte; en 28 semanas después, otra buena mierda de peli, el super Swat nunca tuvo demasiadas esperanzas; y los militares de 28 Días después se merecen todo lo que les pasa.

La chica ingenua y accesible

Esta es también recurrente en el general del cine de terror, porque ya de que una tía muera para meter algo de miedo, pues si está buena y es burra, mejor que mejor.

Uwe Boll elige cuidadosamente a sus extras


Curiosamente, de todas las películas de zombies que veáis, y casi de todas las de terror, sólo se salva una mujer con estos atributos. Hablamos de Cherry Darling, la jaca de Planet Terror, pero claro, esta hacía trampa, que tenía un fusil con lanzagranadas en la pierna. Las demás pringan todas, ¡todas! En Dawn of the Dead la jamelga muere accidentalmente; en Día de los Muertos (una mieeerda de peli en la que no hay un personaje con un cociente intelectual normal) pringa no sin antes demostrar que es la jefa en esto de saltar por los tejados y hacer piruetas; en House of the Dead la rubia es sorprendida en plena escena de folleque; en la mismísima Noche de los Muertos Vivientes, la tía no es que sea ninguna maravilla, pero es una locaza de la leche...

El religioso

El cura es uno de esos personajes que mola ver en situaciones pintorescas, y de los que a todos nos gusta encontrarnos en películas en las que para sobrevivir lo tienen jodido... ¿donde está tu Dios ahora, majo? ¿Dónde?



El índice de supervivencia del cura ante una epidemia de estas características es de risa. Se salva uno en El Príncipe de las Tinieblas, pero el resto... el resto no tienen la misma suerte. El Padre McGruder vendió cara su vida antes de que esa estatua le atravesase el vientre y el Hare Krisna de El regreso de los muertos vivientes ya es un zombie popular.

Adivinos, videntes y demás cantamañanas

Cuando el mundo se vuelve loco los protagonistas de algunas de estas pelis (sobre todo si son de Lucio Fulci, el tío que hace vomitar) buscan guía en personajes con capacidades extrasensoriales.

¡Calla, loca!


En El Más Allá a la niña ciega se la come su perro y en Miedo en la Ciudad de los Muertos Vivientes ninguno de estos estafadores corre mejor suerte (no olvidemos esa escena en la que la tía vomita todas sus vísceras... puaj).

El criminal

Estas películas son propias para que, partiendo de que ya no hay un orden establecido y lo único que cuenta es sobrevivir, los malhechores se rediman de sus fechorías realizadas en vida, por lo que no resulta extraño que en las pelis de zombies los ladrones, asesinos y psicópatas, alegren nuestras vidas.



La chica de 28 Días Después va aguantando todo lo que le pasa; en la Tierra de los Muertos Vivientes los delincuentes pringan; y en Dawn of the Dead al ladrón lo matan a tiros después de volverse loco...

El dependiente

Siempre que no sea un simple extra, las posibilidades de supervivencia del tipo normal y corriente que se dedica a vender sus productos son directamente proporcionales a la relevancia de sus papel.



Shawn sobrevive a la gripe zombie que asoló Inglaterra en 2004; aunque el prota de Dawn of the Dead pringó miserablemente; Ash no sólo sobrevive, sino que se queda con la chica y se siente como el rey de los almacenes Smart, nadie esperaba menos de Bruce.

Estos son algunos ejemplos, nos han quedado cienes, tanto de personajes como de representantes de los diferentes arquetipos que imperan en este cine, pero joder, si os damos todo hecho, ¿vosotros qué cojones tendríais que aportar?

No hay comentarios: