jueves, 23 de abril de 2009

Mitos de la farándula: Leonard Nimoy

Hoy nos vamos a desplazar unos años en el tiempo para recordar la figura de un personaje que todo friki adora, aunque sea en secreto, y al que muchos rezan antes de irse a dormir. ¿Al Santo de los Asesinos? No. ¿Cómo? ¿Que no vayamos de misteriosos que ya os habéis leído el título? Malditos bastardos... bueno, pues eso, que vamos a tener un flashcback que te cagas para recordar la figura de un auténtico mito.

Corría el año 1931. Las Canarias se comunicaban telefónicamente por primera vez con la Península Ibérica (hasta entonces se comunicaban con Fuerteventura a través de dos vasos de yogur unidos por un hilo), las mujeres iniciaron la lucha sufragista en nuestro país, y en una pequeña pero respetable casa de Boston venía al mundo el insignie Leonard Nimoy, hijo de dos simpáticos e iracundos inmigrantes judíos rusos.



Tras arrancar su carrera como niño actor rechazó pocos trabajos. Fue portero, limpiador de peceras en una clínica veterinaria (no os riáis, soñaríais con un trabajo como ese), y taxista, no sin antes pasar por el ejército de los yuesei, del que se retiró con el grado de Sargento.

Nimoy planeando cosas nazis


Pero si hay algo que movió su vida eso fue le televisión, y concretamente, las series de ciencia ficción. Con 21 años trabajó en la ultrabizarra "Zombies of the Stratosphere", y dos años más tarde, encarnó a un soldado en "La humanidad en peligro", de Gordon Douglas. A partir de ahí, "The Twilight Zone", "The Outer Limits", "The man from U.N.C.L.E.", y finalmente "The Lieutenant". Después de esta última, Gene Roddenberry estaba seguro de quién quería que fuese Spock.

Spock, el personaje más criticado en un principio de la serie Star Trek, criticado por frío, por la murga esa que tenía con la razón y la lógica, y que lo alejaban de los sentimientos y las emociones, fue, a la postre, la clave de la serie... pero también fue el principio del fin de Leonard Nimoy. Cegado por el éxito, nuestro protagonista inició una breve y nada intensa carrera musical, primero, presentando temas nacidos del espacio exterior...



Y después de la mano de William Shatner, compartiendo expositor en las áreas de servicio de Nevada con Quim Barreiros y su cabritiña.



Spock se había hecho con el control. Éste trató de evitarlo, su libro "No soy Spock" y su negativa a participar de nuevo en Star Trek fueron los dos cartuchos que quemó a ese respecto. Sin embargo, sin el respaldo de su personaje, Nimoy perdió el norte. Hay quien dice que el momento más bajo de su carrera fue la interpretación de la famosa "Ballad of Bilbo Baggins"... más triste es de robar...



Sin embargo un par de años de retraso en el rodaje de la primera película basada en la serie original de Star Trek, terminaron por devolverle el papel que le pertenecía... o al que pertenecía.

Eso no te lo crees ni tú, orejas


De ahí se pasó a la dirección, directo a la tercera entrega cinematográfica de Star Trek, que obtuvo buenas críticas y que hizo que los mandamases de la Paramount se metiesen por el culete sus perjuicios sobre actores estrella.

Tras abandonar definitivamente la saga de Star Trek y jurar que jamás volvería a ser Spock, mantuvo su vida vinculada a la ciencia ficción y a lo friki.

No sabemos en cual de estos dos temas entra la venta de telescopios


Sus cameos en las series de Matt Groening son de sobra conocidos. Tanto en los Simpsons como en Futurama tuvo varias apariciones, ya fuese como mero narrador, como celebridad inauguradora de monorraíles, como víctima de un trekkie tarado, y como inteligente consejero. La serie de figuras de Los Simpsons nmo tardó en inmortalizarle en PVC.



Recientemente J.J.Abrahms le propuso volver a interpretar a Spock en la nueva versión esa en la que todos los fans de Star Trek están deseando cagarse, y aunque en principio todo apuntaba a que sería él quien diese vida al mestizo vulcaniano, finalmente lo rechazó y este papel pasó a Zachary Quinto, el plasta de Sylar de Héroes.



Y con la jeta de este tipo que no es Leonard Nimoy nos despedimos. Mañana volvemos, en el mismo bat-canal. Hasta entonces procurad no tocaros lo del pis u os quedaréis cegarrutos.

3 comentarios:

Rebeca Sánchez dijo...

Leonard Nimoy. Otro claro ejemplo de actor fagocitado por su personaje. En The big bang theory hablan de él y de la serie mucho. Aún recuerdo cuando la veía por las tardes en gallego. Spock en gallego es un puntazo. Larga y próspera vida al señor Nimoy y que le den a Zachary Quinto, aunque durante un tiempo lo mejor de esa cutrez llamada héroes fue él.

Neodian dijo...

Joer no tiene maquillaje ni nada el Sylar, con lo peludo que es el pavo, parece hasta mariquita.

Denis dijo...

Mas bien un metrosexual de mierda, pero sí, hemos entendido tu apreciación homofoba.

;P