jueves, 28 de mayo de 2009

Enormes reclamos publicitarios del siglo XXI

En PcP no sólo no sentimos la crisis, sino que además nos viene de puta madre. Todos nuestros caros vicios y potentes dineros se sustentan sobre una cuidada cadena de subordinados, una cadena que aprendimos a montar viendo Sospechosos Habituales: ninguno de nuestros subalternos sabe que trabaja para nosotros, sino que cree hacerlo para una tercera persona que al mismo tiempo cree responder ante alguien que no somos nosotros. Todo muy de puta madre, vamos.

Es por esto por lo que, por ahora, no vamos a contratar a ningún famosaco para que promocione nuestros productos. Si lo hiciésemos recurriríamos a Beakman o al Gran Sushi, pero por suerte vamos a tratar de evitarlo.

¿Desde cuándo se hace esto de contratar a famosos para protagonizar anuncios? Desde tiempos inmemoriales, desde luego, pero, en lo que a nosotros respecta... ¿cuando surgió ese después que siguió al antes? La respuesta es clara: mediados de los noventa, una sexsymbol de talla mundial (tallaaarghll... arf... arf...) y una pizzería puntera. Resultado: una fiesta para los sentidos.



Mi madre, ¡cuántos sentimientos encontrados así de sopetón!

Ahora estamos ya en el siglo XXI. Todo el mundo es tonto o moderno, con lo que lo de poner a una jaca como la antedicha no tendría por qué ser de buen gusto para todos. ¿Y ahora qué? Pues ahora lo que se hace es contratar a tipos duros para que se casquen anuncios en los que se rían de sí mismos. ¿Veíais vosotros que Pamela Anderson se riese de sí misma? No. Era una diosa, y punto. Pues ahora lo cojonudo es que auténticos mastuerzos demuestren que tienen un punto cómico parodiando sus propias actuaciones.

Hoy, en PcP, toca sacaros algunos de esos spots.

1




Bud sí que es un actor fetiche de PcP, y no los últimos tres mataos que puso alguno de mis compañeros el otro día. Bud es grande, fuerte y en el anuncio de Bancaja está enfadado. Las comisiones no le dejan ser feliz, con lo que se decide a pasearse la ciudad en busca de un cajero que no le cobre comisiones, y durante dicho paseo va impartiendo justicia... a su manera. ¡Golpeas mis nudillos con tus morros, es la hora de los mamporros!

2




Steven Seagal, el hombre que come bebés, una vez más demuestra sus dotes interpretativas y su capacidad para partir bocas en un spot publicitario en el que evita un atraco a un ultramarinos el norte de Texas regentado por el típico inmigrante con experiencia en lo de ser atracado.

3


En otras ocasiones, los propios tipos enormes deben anunciarse a sí mismos. El caso más claro es el de los gañanes del Pressing Catch, que para el Wrestlemania 21 (Wrestlemania goes to Hollywood) se marcaron una serie de anuncios parodiando películos. El más representativo: el "are you talkin' to me" de Taxi Driver...



4




Ozzy Osburne, el otrora enfant terrible Ozzy Osburne se ha apuntado también al rollito de la publi en este anuncio de Samsung.

5


Eso sí, si hay algún actor que sea un auténtico reclamo pulblicitario del siglo XXI ese es el sin par Bruce Campbell y su anuncio de Old Spice.



Con tal muestra de saber hacer nos despedimos. Hasta otra, frikis.

3 comentarios:

Out Of Time Man dijo...

Me quedo con el de Bud, que el tio reparte ostiajas como panes con un arte insuperable...

Anónimo dijo...

el spot de wow de Mr.T tambien mola bastante... pero vamos que yo tambien me quedo con Bud

Anónimo dijo...

se os olvida el de chuck norris tambien para la bebida dew