martes, 16 de junio de 2009

Pelis que molan: El Último Gran Héroe

Nos lo imaginamos, joven lector. A estas alturas ya estás harto de todo y de todos. Que si la trilogía de Piratas del Caribe es la hostia, que si los juegos de rol son sólo para quienes no son capaces de lidiar con la vida real, que si Joss Whedon es un matao, o que si Greedo fue el primero en disparar y Han Solo debería estar muerto... Hagas lo que hagas estás obligado a aguantar la murga de quienes parecen necesitados de emitir sus opiniones a toda costa. Y tu te refugias en tu pequeño mundo y te dices a ti mismo que las opiniones son como los culos: cada uno tiene la suya.

Sin embargo, hoy estamos aquí nosotros una vez más para criticar una película. Aún el otro día aprendimos que para criticar algo basta con verlo y ponerlo a parir (bueno, en algunos casos no hay ni que verlo, como podría suceder con "Ana y los Siete" o la de "The Clone Wars").

Pues ya que estamos aquí vamos a hacer nuestra crítica de un peliculón tan bueno que acojona, tronco, acojona. Nos referimos a la genial "El Último Gran Héroe", de John McTiertan, el tipo que convirtió en estrella a John McClane.



La peli cuenta la historia de Danny Mannigan, un friki como tú o como aquellos a quienes llamas amigos (no te engañes, no es amistad, eso no lo experimentarás hasta dentro de un tiempo... en las duchas de cualquier prisión). El mayor interés del joven freak es el de ver, una y otra vez, todas esas películas en las que hay más explosiones que diálogos, y en concreto las de su héroe: Jack Slater, interpretado por Arnold Schwarzenegger.



Como todo inadaptado social que se precie, Danny acudió al preestreno de la última película de su héroe, Jack Slater IV, y lo hizo sólo, como siempre (la diferencia entre él y vosotros es que él es un niño y que al salir no le cuenta a la gente que fue con una chica imaginaria), y con el permiso del acomodador, quien, para más joder, le regaló una entrada al chaval (rompiendo con el mito que sitúa a los acomodadores como una de las profesiones más malencaradas de la historia de la humanidad). Pues bien, esa entrada es lo que hará que el friki en cuestión comience la película sentado cómodamente en su butaca para terminar atravesando el plano de nuestra realidad y aparecer agachado en el asiento trasero del descapotable del héroe en plena persecución.



A partir de aquí empieza lo que se dice, la pomada del películo: el crío intentando convencer a Arnie de que vive en una película muy distanciada del mundo real. Al fin y al cabo, en el mundo real los coches no explotan cuando les disparan; existen las feas y las gordas (salvo en Los Vigilantes de la Playa, que es una mezcla entre el mundo real y el paraíso de las mameyas); y, fundamentalmente, existe Arnold Schwarzenegger...

"¿Estás de coña, no?"


Pero Danny no será el único que viva fuera de su plano habitual, sino que durante el transcurso de la cinta, Jack terminará por alcanzar nuestra dimensión para enfrentarse al villano de turno, conocedor de la habilidad de transportarse entre planos y que ha decidido ir a buscar al resto de las películas otros sicarios con los que hacer frente a Jack Slater. Pudiendo ser el mejor momento de la cinta pasa a ser de los más bajos... joder, está claro que es una peli hecha por frikis y para frikis, ¿qué es eso de traerte de parranda a un tipo con un chuvasquero? No joder, no. ¡Sed serios, hostias, que no cuesta nada! Podíais haberos currado un final de puta madre, con Chuarchi luchando contra Jason Voorhes, Darth Vader y Drácula, y en vez de eso se traen a un matao vestido del mismo sastre que el Capitán Pescanova...

En cualquier caso, la peli mola, y mola un cojón, así que si aún no la habéis visto ya tenéis algo que hacer estos días (si os decidís a verla es obligatorio saltar del sofá cuando aparezca uno de los nunca bien ponderados actores fetiche de PcP... ya sabréis quien...), y si la habéis visto, pues nada, revivid su chanante trailer.



Hasta otra, muchachada.

6 comentarios:

Talibán ortográfico dijo...

Es chubasquero por dios. Me sangran los ojos.

Sapporo dijo...

Grandísima película... todavía recuerdo la primera vez que la vi...los viejos y buenos tiempos...
Con la banda sonora de AC/DC, esas parodias constantes, esa premonición de que el prota de Terminator acabaría convirtiéndose en gobernador... los secundarios de lujo... ( http://www.facebook.com/pages/Al-Leong/122036905600#/pages/Al-Leong/122036905600?ref=mf )

Y algo que no recordaba de la peli: el guiño que aparece en el trailer en el minuto 1:24
Para mi tendría que haber sido la peli de 1993

Flashez dijo...

Grande. Grande. Y esa uve más.

Rare dijo...

Peliculón!!!
Tu mataste a mi primo segundo favorito, eso ha sido un grave error...

Señor Negro dijo...

Me acabo de aficionar a este blog jajaja. Me encanta! Bravo!

Denis dijo...

Gran peliculón.

No entiendo como una pelicula que tiene frases como "No te fies de él!! Mato a Mozarth", pudo pasar sin pena ni gloria

:P