lunes, 20 de julio de 2009

Pelis que hay que ver estas vacaciones: Desmadre a la Americana

Como no podía ser de otra forma, y pese a que nuestros lectores nos son tan fieles como Carlos a Diana, ha habido tres auténticos freaks que han cumplido con los deberes que marcamos hace unos días en nuestro post sobre películas que ver ahora que estais de vacaciones y que, durante la pasada semana, se han sentado frente a su televisor para ver Desmadre a la Americana.



Una película veraniega como pocas, como veraniega es la concurrencia de nuestra audiencia... ¡dentro críticas!

Crítica 1

Desde luego, si algo hay que reconocerle a Animal House es que rompió moldes y sentó bases. Fue la primera de un largo etcétera de comedias yankis caracterizadas por el chiste idiota, la carga sexual contenida y las chicas en tetas, abriendo la veda para títulos tales como Los Incorregibles Albóndigas, Porkys, La revolución de los novatos o las posteriores Loca Academia de Policía, que tenían un cierto retufo a Desmadre a la Americana. En cualquier caso, fue el germen de todas las mononeuronales cintas de hermandades y universitarios americanos y joder, que coño, yo ya la había visto, pero nunca está mal volver a echarle un ojo.

Crítica 2

Como os va, paranoicos, sólo me uno a vuestra iniciativa para ver si consigo enfadar de verdad a mi madre, que lo sepais. Minutos después de empezar a ver Desmadre a la americana (¿a nadie se le ocurrió un título mejor?) supe, desde lo más profundo de mi ser, que yo era un chico Delta... y no uno de esos sucios de Omega, que lo único que hacen es lamerle las suelas al despótico decano. Además, todos y cada uno de los miembros de la casa Delta molan un cojón: "Nutria", el tipo que siempre quisisteis ser; "Lenguado", el tipo que seguramente seais; el loco de "Día D"; y sobre todo el padre de todos los borrachos, el incondicional e inimitable "Bluto", protagonista indiscutible de todas las escenas memorables de la cinta, destacando, por encima de todas ellas, la fiesta toga. Un peliculón que siempre es un placer ver, pero que conste, que solo lo vi porque vuesas mercedes lo ordenaron, que si no me quedaba viendo el 40 Latino con un rollo de papel higiénico. He dicho.

Crítica 3

Sólo tengo una cosa que deciros: si John Belushi saliese aunque fuesen sólo cinco mintuos más, la peli sería sencillamente la hostia. Todas sus intervenciones son despollantes. Es mi obligación deciros, amigos de lo nostálgico, que por lo demás, la peli es un poco cacosa... joder, vale que ya haya sido explotada por activa y por pasiva en producciones del calibre de las American Pie, pero el que fuese la primera no puede significar que tenga que ser la mejor... el final, sin ir más lejos, es una puta mierda. Hala, preparaos para publicar un sólo comentario porque no creo que haya nadie tan matao como para escribiros.

------------


Como siempre, debemos recordar esa máxima de Confucio que dice que "las opiniones son como los culos, cada uno tiene la suya". En cualquier caso, para esta semana toca una peli veraniega de tres pares de cojones: Posesión Infernal, con Brius a la cabeza. No os olvideis de vel-la.

No hay comentarios: