miércoles, 19 de agosto de 2009

Cuanta más masa mejor lo pasas

No, el post de hoy no es un especial sobre cine erótico de gordas. Ya podeis sonaros con ese papel higiénico o devolverlo a cualquiera que sea su lugar de origen.

Por si aún no os habíais dado cuenta debido a la falta de luz de vuestras madrigueras, estamos en verano, y el tiempo acompaña. Hace uno de esos calores bochornosos, similares a los que vivían los protas de Stargate cuando se paseaban por el desierto. Y eso, amigos frikis, no es bueno, por lo menos no lo es para el friki medio.

Aunque los frikis han sido representados a lo largo de la historia de diversas maneras (altos, delgados, pálidos, gordos, acnerosos, riéndose moviendo los hombros arriba y abajo...), está claro que el friki auténtico es ese que está gordo como un ceporro y a esos, astutos lectores, el verano les da bastante por el culo. Sin duda, como ya sabéis casi todos vosotros, el calor es el enemigo número uno del friki que yace sentado frente a su ordenador una media superior a cuatro horas diarias. No os engañeis, la culpa no es de los fabricantes de sillas (aunque vuestra madre se empeñe en repetir que las hacen así para que no duren y tengan que comprar otras), no. Si pesaseis un poco menos no se desharían al humedecerse con vuestro sudor, pero este es otro tema.

En cualquier caso, la premisa de la que parte el presente post es que los frikis auténticos son aquellos que es más fácil saltar que rodear, porque no dejan de ser gente que disfruta en todas las facetas de la vida, y lo hacen de forma compulsiva y obsesiva... incluido la del comer...

¿Ejemplos? Pues nos sobran, pandagañanes.

Esos ojillos han visionado cosas que no imaginaríais


Uno de los directores de moda es Guillermo del Toro, quien pese a habernos aburrido de cojones con su Blade 2, y tenernos hartos de ver a Santiago Segura haciendo cameos en sus películas, nos ha regalado piniculones como Hellboy y el Ejército Dorado o la genial El Laberinto del Fauno. Además ahora prepara El Hobbitt, que va a ser la polla con cebolla. ¿Podría hacerlo si pesase cuarenta kilos menos? Claro que no...

Vivo ejemplo de que los gordos con gracia pueden comerse el mundo


Uno de los directores que se ganó un hueco en el corazón de todos los freaks del mundo fue Kevin Smith, que desde sus más de cien kilos de peso nos trajo las aventuras de los chicos de Clerks, los colgados de Mallrats, los ángeles de Dogma (sí, ya sabemos que no estan todas, pero sí todas las buenas), y los siempre dicharacheros Jay y Silent Bob, que no era otro que él mismo.

Por si fuese poco tabién le ha dado por dar charletas, sin ir más lejos, aquí os dejamos la más memorable de todas (que ya os hemos puesto en otra ocasión) en la que narra la oportunidad que tuvo para guionizar y dirigir una nueva peli sobre Superman.



Pa mear y no echar gota, oigan.

Cuando no estaba tan entrado en carnes sólo lo contrataban como requetesecundario


Jack Black es el paradigma de que se puede molar a todos los niveles estando fanegas de cojones, y que un buen friki puede llevar sus lorzas con estilo, sin complejos, y ligando con tías de esas que no tocareis en vuestras vidas.

"Es bueno salir en la MTv"


En cuanto a nuestros compatriotas, también se aprecia que el máximo nivel de frikismo cinematográfico es atesorado por aquellos con mayores problemas de sobrepeso. Esto es: Álex de la Iglesia, el único capaz de hacerte reir, llorar y vomitar durante la misma película (llorar y vomitar también te lo puede facilitar Almodóvar).

Sólo alguien con un físico así puede urdir algo como Acción Mutante


También han mostrado su vena freak otros personajes no asociados con el mundillo del fándom, como el cineasta cabreado (pfffff...) Michael Moore que, pese a no tener un piso sólo para sus frikadas como Guillermo del Toro, mantiene un comportamiento obsesivo, enfermizo, y alejado de la realidad, como el de los nerds que nos leen y adoran.

Michael Moore explicando la "ley de la L"... nos preguntamos como la modificará para adaptarla a sí mismo...


¿Y qué pasa cuando uno de estos incorregibles albóndigas descubre los beneficios de la comida sana y decide cambiar los cuartos de lechal por espárragos trigueros? Pues lo que sucede es que su índice de molonismo disminuye al mismo ritmo que su índice de grasa corporal.


ESDLA Vs. King Kong


Todo tiempo pasado fue mejor


Y para terminar, y como relativo premio al hecho de que habéis aguantado estoicamente esta sucesión de abusos de la naturaleza, os vamos a dejar con la chica que, pese a frecuentar la compañía de cuatro nerds, echa en falta a uno con sobrepeso. Nos referimos a Penny, que nos sirve para hacer un post un poco más fresquito y menos sudoroso que el que habíamos planteado.



Hasta mañana, frikis.

10 comentarios:

Mellington dijo...

Donde estén Kevin Smith y Jack Black que se quite todo aspirante a friki. Son definitivamente el ejemplo a seguir (aunque el primero podía haberse ahorrado su penúltima pelicula). Creo que no me he reido tanto con una película como con Clerks.

Wizzard dijo...

Me gustó más la incomprendida, Chasing Amy.
Pero, de todas, todas, a los gordos habría que prohibirlos

Leon XIII dijo...

Lo único con lo que discrepo es que Jack Black mole. ¿Desde cuándo? SI es un friki-heavy de medio pelo, sin gracia y con retraso mental crónico.... ¿Súper Nacho? Venga en serio, basta Jack Black.

Mellington dijo...

Para gustos los colores. Yo todavía no he visto ni una pelicula de Guillermo del Toro que pueda ser calificada de digna de verse, mientras que de Jack Black unas cuantas.

FreakBeast dijo...

Es curioso..... http://freakbeast.blogspot.com/2008/04/es-curioso.html

Shonen_bat dijo...

Hombre, los gordos siempre son graciosos, por que no hay nada mejor que un gordo tropezandose, pero Peter Jackson no ha hecho una pelicula buena desde que dejó el gore quitando agarrame esos fantasmas, que esta bien, pero vamos, ni monos gigantes ni hobbits enanos se salvan

Sapporo dijo...

Pensé que kevin Smith no podría superarse... pero su última película me produjo a mi y a mi acompañanta dolor en la tripa de tanto reir...
Y que decir de Black Jack... Cómico y músico, y ambas cosas las hace bien, que ya es más de los que se espera de otros muchos...

Kal Zakath dijo...

Pues de Jack Black solo he visto una película que se salva y es porque apenas sale: "Tropic Thunder", en cambio Del Toro tiene en su haber "El Laberinto del Fauno" sin ir más lejos.

Pero eso, a gustos colores.

Vaya con Penny, en la serie no está tan macizorra...

Anónimo dijo...

"El laberinto del fauno" es una puta mierda; pero coincido en lo de Penny.

Kal Zakath dijo...

Vaya, de su boca salen axiomas, señor anónimo...

Ya que estáis podrías poner una galería de Penny, así seguro que no discutimos.