viernes, 14 de agosto de 2009

Pelis que molan: Cobra, el brazo fuerte de la ley

Uff... estamos a viernes y ya empezamos a sentir la resaca que tendremos mañana por la mañana, pero eso no evita el que nos de por volver a publicar, así que aquí estamos de nuevo, esta vez con una nueva edición de nuestra nunca bien ponderada sección sobre "Pelis que Molan".

Hoy vamos a recordar uno de los personajes más prometedores de los interpretados por Stallone durante la década de los ochenta. Rocky, no. Rambo, tampoco que esta semana ya hablamos de Bear Grylls. Tango, no procede, siempre ponen esa peli en las autonómicas y a horas en las que por muy buena que fuese pierde todo el interés. Deke Daasilva no es que fuese un personaje demasiado desarrollado, y aunque como Tango ambos eran polis ninguno de ellos era tan fascista como el que toca recordar en este post. Marion "Cobra" Cobretti es el protagonista de la peli que os destriparemos hoy, pero claro, esto ya lo sabíais porque sois de los que sólo leen el título de los posts, pero por si acaso se lo leen varias veces.



La peli parte de una presmisa ochentera que ya fue vista por otros como el genial John Carpenter en 1997: Rescate en Nueva York, como es el que en los ochenta la criminalidad en Yankilandia crecía más que la entrepierna de un lector de PcP que juguetea con el emule a altas horas de la madrugada, y eso parece justificar las medidas desesperadas que se adoptan en muchas pelis de la época, en este caso, para terminar de hacer el mogollón, tenemos a un psicópata (que en realidad serán más de uno pero los spoilers nos gusta colároslos poco a poco y de forma de que os deis cuenta de que somos unos cerdos) llamado el "Carnicero de Media Noche" que tiene a toda la población con el culo más fino que el bigote de una gamba. En la peli de hoy, la medida desesperada es interpretada por Sylvester Stallone.

Se trata de Mario "Cobra" Cobretti, un policía de origen italiano (en aquella época era el prototipo de poli que molaba, como Nico el de Steven Seagal) que siempre llevaba gafas ochenteras (hostia claro, ¿de qué año las iba a llevar?) y una cerilla en la boca, cual payés con su ramita.



Cobra es un tipo duro que hace su aparición estelar entrando en un atraco a un supermercado con rehenes como entran los chicos de PcP en la Expofriki, a matar. Tras acabar con los secuestradores y ser increpado por la prensa por actuar como juez, jurado y ejecutor, Cobretti decide aterrorizarlo agarrándole por el pescuezo y pegándole a uno de los cadáveres de los rehenes y decirle algo asín como "eso dígaselo a sus hijos". Y es que Cobra forma parte de una fuerza policial de élite que se limita a ejercer la violencia sobre los criminales.

A partir de ahí el espectador ya sabe quien es y como se las gasta Stallone, con lo que la película pasa a ser un no parar. Tendrá sus mas y sus menos con el famoso "Carnicero de Media Noche", quien, además de tener nombre de tren es un mierdas comparado con el "Carnicero de la Bahia", cuando éste deje viva a una testigo de uno de sus crímenes... curiosamente en la señora esposa de Stallone en la época, Brigitte Nielsen, que estaba jamelguísima. Os pondríamos una foto suya en porretas, pero en vez de eso os ponemos una de su nuca en una de las más trepidantes (y requeterrepetidas) escenas de la peli: la de la persecución en la ranchera en la que Cobra se despacha con una ametralladora a una banda de motoristas.



El resto de la peli no os la vamos a destripar, pero sí podemos deciros que tiene persecuciones constantes, tiroteos, mutilaciones, criminales ardiendo, frases lapidarias (muchas enormes), un Colt del 45 con una cobra en la empuñadura, un héroe ochentero, jefecillos, esbirros y un final abierto por si a alguien se le pudiese ocurrir repetir (cosa que no ha sucedido ni se espera que suceda).



Por último, y para que podáis contar algo en la cafetería que no sea la cantidad de pus que ordeñasteis de vuestra frente ayer noche, os comentaremos que la peli está basada en la novela Fair Game, de Paula Gosling, la cual no hemos leído por aquello de que los libros son para los pobres. Sin embargo hemos visto esta adaptación, y la otra de los noventa, Caza Legal, protagonizada por William Baldwin (recordemos que el único actor de la familia era Stephen Baldwin) y Cindy Crawford, la modelo "barra" actriz (nunca todo lo contrario).

Y ahora nos vamos, no sin antes recordaros que esto es PcP, y que aquí nosotros somos como Cobra, por lo que podemos decir aquello de "aquí es donde termina la ley y empiezo yo"."

3 comentarios:

Sapporo dijo...

Stephen Baldwin?? El único considerado actor de la familia Baldwin?? Lo único que ha hecho que merezca la pena es "Sospechosos habituales"...

Para mí merece más respeto y es el único que se merece el título de: "Verdadero actor de la familia Baldwin" es Alec Baldwin... Que el tio lo borda en "Rockefeller Plaza" y encima se calzaba a Kim Basinger... que no es moco de pavo...

Sapporo dijo...

Por alguna extraña razón mi comentario ha salido por triplicado...

Que el Staff de PcP se encargue de 2 de los 3... y que no parezca un accidente...

PD: Qué oscuro secreto ocultan los Baldwin para paracerse TANTO unos a otros??

eljon dijo...

Stephen Baldwin hizo otra que no estuvo mal: Tres formas de amar, pero sigue siendo un actor que ha participado en multitud de peliculas mediocres, por no decir verdaderos bodrios.

Ah y Cobra es otro bodrio de peli