viernes, 21 de agosto de 2009

Pelis que molan: Supersalidos

Buenos viernes, manada de cabestros. No desesperéis, aquí están vuestros amigos los chicos de PcP para deciros por donde deben discurrir vuestras vidas durante las próximas horas, de forma que ya podais dormir tranquilos y tratar de ser miembros productivos de esta sociedad.

Pues bien, la peli de la que vamos a hablar este viernes es una de esas pelis que propusimos que vieseis estas vacaciones, concretamente la que más estupor causó entre nuestra audiencia. "¿Quieren que veamos esto?" "Estarán de guasa" "Te dije que debíamos leer Adlo! y dejarnos de mierdas sin sentido", fueron algunas de las reacciones de nuestra nunca del todo satisfecha audiencia. Os jodeis. Hoy estamos aquí para hablar de una de las películas revelación de 2007: Supersalidos.

"¡Si hasta la FHM habla maravillas de ellos!"


La peli cuenta la historia de tres freaks inadaptados y profudamente vírgenes (por ahora en el "Quien es quien" aún no habríamos bajado la jeta de ninguno de nuestros lectores) que se enfrentan, cada uno a su manera, a su última oportunidad de folleque antes que termine el instituto.



Por un lado tentemos a Seth, que es algo así como vosotros pero sin monólogo interior. Con verdaderos problemas para relacionarse con los demás, su única preocupación es la de qué página web porno contratará cuando termine el instituto (seguramente se decante por "la furgoneta chochoclástica", a la que todos conoceis pero llamais de otra forma. Su ley motiv es la de conquistar a la única tía que aún le dirige la palabra, que está bastante buenorra para ser menor de edad, y para ello se presta voluntario para conseguir el alcohol necesario en la fiesta que da la jaca en cuestión. Desde nuestro país, donde mientras no vayas en sillita te venden lo que haiga falta en cualquier 24 horas esto nos parece un poco ajeno... pero que cosas, es la base de la peli, así que si te suena ajeno `pues pasas de la peli y te haces una manuela, que te resultará más familiar.




El mejor amigo de Seth es Ethan, un chaval larguirucho y cobarde que achaca a su amistad con Seth su fracaso en esta vida (curioso y ventajista teniendo en cuenta la cara de memo que tiene el chaval). Sus intenciones pasan por ir a la misma fiesta que su amigo y conquistar de una forma un poco menos sucia (y por lo tanto menos aprobada por el Staff de PcP) a la chica que le pone berraco. Sin duda el personaje con menos gracia de la peli.



Fogell, el más bizarro de los tres, y el que se convierte en el verdadero motor paralelo de la película cuando, tras obtener un carnet falso adopta la identidad del hawaiano McLovin (sin nombre de pila) de 25 años y se aprovecha de su recien adquirido status de adulto para comprar alcohol, lo que le lleva a conocer a una pareja de policías que hace que se te salga la risa floja durante el resto del metraje.



¿Una vuelta de tuerca más a Porkys, Los Albondigas y American Pie? ¿Cómo podemos darle bola a esto? Pues porque no somos Garci, y esto no es Que grande es el Cine. Esto es Paranoia con Patatas, y si algo queremos decir tras ver una peli como esta es "Yo creo en McLovin". Dicho esto, hasta mañana, frikis. O no.



P.D.: Sí es cierto que la peli tiene un cierto tufillo gueicillo al final, pero vamos no empaña los 110 minutos de carcajadas anteriores.

2 comentarios:

Kal Zakath dijo...

Hola, en su momento no me atreví a ver esta película por parecer un clon de American Pie, pero debido a vuestra recomendación me decidí a verla ayer.

Lo cierto es que la película no está mal, tiene sus puntillos y además debe ser la película no gay-porno con el mayor número de penes de la historia (al menos de las que he visto yo).

Ala, seguid con las recomendaciones que aún queda veranillo.

Saludos.

Anónimo dijo...

es una gran, gran película, lo digo completamente en serio, y uno es fan de Bergman y Tarkovsky...