sábado, 29 de agosto de 2009

Top Ten: Pánico a una muerte ridícula

¡Huh hah! Hola pataliebres. Hemos vuelto, y en esta ocasión no vamos a hacer ningún prisionero... o bueno, que cojones, puede que sí, pero sólo si está buenorra y en edad de merecer. ¿Donde está mi cámara?

Ah. Hola, eso. Que estamos que no paramos. Que vamos como motos. Y que hoy, nuevamente estamos aquí en PcP para hablar de muette. Y de muette de la mala. Tras haberos dedicado un top ten sobre las mejores muertes de cómic hoy volvemos con un tema aprobado por la asociación española de necrófilos.

Sabemos lo que te pasa por la cabeza: "en Paranoia con Patatas no paran de hablar de muerte, son unos góticos siniestros... o peor, unos emos". Nada más lejos de la realidad, gañán. Cállate la boca, que estás mas guapo con ella cerrada y disponte a rememorar las diez muertes más ridículas de la historia del cine (advertencia: antes de que os pongais a lanzar gritos de desaprobación, recordad que hablamos del cine NO PORNO).

¡Dentro ránking!

10. Teniente Coronel Austin Travis (Decisión Crítica)

Que Steven Seagal nunca muere es una máxima tan cierta como que Steven Seagal siempre mata. Sin embargo, en Decisión Crítica no llega ni a la media hora. Esto puede deberse a que compartía cartel con Kurt Russell y poner a dos putos amos de la acción en pantalla a la vez podía ser demasiado para la época (habrá que ver si lo de The Unexpendeables entiende o no de épocas).

Austin Travis muere en un túnel que comunica el avión de los marines con el de los terroristas... sin haber repartido más tollinas que unas que se vieron al principio de la peli en un entrenamiento.



9. Halloran (El Resplandor)

El simpático cocinero del hotel resulta ser un buen amigo de Danny, concretamente el que se compromete a ayudarlo como portador de El Resplandor. Sin embargo, el día en que a Jack le da por volverse loco y decide matar a su familia con un hacha, el tío no sólo tarda un puto siglo en acudir en ayuda del chaval, sino que además nada más entrar en el hotel se come un hachazo en el pecho de esos que podrían dar para un home run.

En el vídeo del tutube no sabemos por qué les da por ponértelo quince veces. Chicos, que con la primera ya lo cogimos. Perdedores...



8. Sicario anónimo (En Busca del Arca Perdida)

Una de las más famosas y ridículas muertes del cine fue protagonizada por un anónimo. Uno de esos eternos héroes que solo sabían encajar golpetazos en las películas de tiros que os gustan a los frikis. Uno de esos que no llegaron a nada, no como Al Leong, que nos suena que llegó a ser "director de especialistas".

Diez años de clases de cimitarra le sirvieron para bien poco a este lechón que tuvo que vérselas con Indi en su primera película.



7. Billy (Depredador)

Billy era un tío tan duro que les daba escalofríos a los marines con los que se adentró en la selva. Este semi-indio (de los de los casinos, no de los de la India), semi-tailandés, y semiorco decide quedarse atrás y rajarse el pecho de lado a lado a la espera de que el Depredador se lo cruspa. Una idea cojonuda, pero si quería ayudar debería haberse quedado con Dutch.



6. Cabo Hicks (Alien 3)

Por no poner, no os vamos a poner ni foto de la muerte de Hicks, uno de los personajes más molones de Aliens. Murió empalado por una barra de seguridad cuando su cápsula de aislamiento se estrelló en la colonia penal esa de los huevos. Lamentable, chaval, lamentable.

5. Salim Abu Aziz (Mentiras Arriesgadas)

Otro pedazo de peliculón vilipendiado por la crítica al que le han colgado en sanbenito de "esa es del Swarchzennegger". Sí. Pero es la hostia. No sólo tenemos un bailecito erótico festivo de Jamie Lee Curtis (MQMF en toda regla), sino que tenemos un argumento que le mea por encima al noventa por cien de las pelis que salen hoy en día, gran cantidad de frases lapidarias, escenes tremendas y, por último, la muerte del temible Salim Abu Aziz, líder de la Yihad Carmesí. Ríete tu de los del Apolo 13.



4. Vincent Vega (Pulp Fiction)

John Travolta, personaje carismático (aunque bastante grasientillo) que aguanta toda la peli al pie del cañón la diña después de plantar un pino en el váter de Bruce Willis. Desde luego lo que no imaginaba era que, tras tirar de la cisterna, se encontraría de bruces con él, pero joder... no sé... dejar la ametralladora con los cereales... Vale vale, un error comprensible, quizás también nos pasaría a nosotros en su situación, pero machos, que no deja de ser muy triste que te ametralleen después de aliviarse.



3. Donald Gennaro (Parque Jurásico)

Como todo sucio abogado, Donald Gennaro recibe la muerte que merece. Lo más llamativo de la escena es que el tío, mientras el dinosaurio ese enorme va a por él, no se le ocurre otra cosa que decirle que se espere. Que se espere. Eso te irá muy bien con los funcionarios del juzgado, colega Gennaro, pero es que un tiranosaurio no entiende de leyes.



Otro personaje que encuentra la muerte en la cinta sin pena ni gloria es Robert Muldoon, un tipo más duro que un clavo en un ataúd, cazador experimentado, capaz de matar a un hombre a un kilómetro de distancia y a contravienteo, y lo más jodido es que la encuentra haciendo aquello en lo que se supone que era el mejor. Joder. Matadlo saltando en puenting, matadlo con una reacción alérgica al marisco, matadlo con un teletransporte a un lugar sin atmósfera, pero no nos lo mateis cazando que se suponía que el tío era bueno.

2. Boba Fett (El Retorno del Jedi)

Una de las tres muertes más discutidas de Star Wars, y a la postre la más ridícula de todas ellas es la de Boba Fett. Cierto que Greedo disparó primero (¡cierto!). No tan cierta esa mierda de que Obi Wan murió en paz con la fuerza (quien cojones va a morir en paz con nada). Pero lo de Boba. Lo de nuestro querido Boba no tiene nombre. Que un Wookie le diga a un ciego que golpee al más prestigioso cazarrecompensas de la galaxia y lo envíe directo a las fauces de Sarlacc es algo que roza la comedia de enredo y los chistes de Pedro Reyes.

El vídeo que os ponemos ha sido rodado por un mono ciego en Utah, con lo que su calidad es sólo dos puntos superior de la resultante de haberlo grabado un miembro del Staff de PcP.



1. Frank (28 Días Después)

Llegamos al número uno de nuesro ránking, una de las muertes más desagradables, por marranas y feas de la historia del cine. Nos referimos a la muerte del desgraciado de Bridges en 28 días después, otra de esas pelis de zom... infectados (gracias Enjuto) que debeis ver si no quereis terminar siendo comida para marsopas. Ahora que bien pensado, esto acaba de ser un spoiler que te cagas si no la has visto. En cualquier caso, que el triste este muere cotrosísimamente. Por otra parte su muerte fue bastante útil para que en el futuro, los protagonistas no volvieran a llamar "cuatroojos" a nadie que usase gafas.



¿Veis? Ya lo decían esos sabios contemporáneos (contemporáneos nuestros, no vuestros, pedazos de trozos de cachos de despojos) que son Def Con Dos: tenemos pánico a una muerte ridícula. Os dejamos con unos minutos musicales, recogedlo todo cuando terminen y a tomar por culo. A ver si mañana teneis suerte y os damos bocata.




Electrocutarse al cambiar una bombilla.
Suicidarse sin mirar la Primitiva.
Ahogarse en la piscina de un barco.
Desnucarse en la bañera fornicando.
Castigo divino a la zoofilia.
Pasión que aplasta una roca asesina.
Todos se ríen porque adivinan
qué hacía el difunto con una gallina.
Onanismo casero desbocado
en la cocina del lord diputado.
Bolsa de plástico en la cabeza
y en el muslo las ligas de la asistenta.
Carne festiva en la casa de fieras.
Nubes negras que anuncian tormenta.
Miras al cielo muy estirado
y te cae en a ti el único rayo.
Pánico.
Pánico a una muerte ridícula.
La novia morada se convulsiona
en el día del banquete de su boda.
En su garganta un gran langostino.
La asfixia produce sonoros gemidos.
Cornisas que sepultan a toda una familia
cuando entran a ver una película de risa.
Peatones inocentes que son el objetivo
de desesperados que se lanzan al vacío.
Divertidas fiestas de moros y cristianos.
Lanzas, espadas y lluvia de petardos.
La pólvora no siempre explota donde debe.
Disfrazados de paje hay muchos que mueren.
Electrocutarse al cambiar una bombilla.
Suicidarse sin mirar la Primitiva.
Ahogarse en la piscina de un barco.
Desnucarse en la bañera fornicando.
Pánico.
Pánico a una muerte ridícula.
Palmarla a lo tonto es degradante:
se ríe hasta el juez que levanta el cadáver.
Muecas y bromas en el velatorio
y luego un entierro bochornoso.
Nacer, crecer y reproducirse
para luego al morir ser motivo de chiste.
Si ves la sombra de la guadaña
arréglate un poco y pon buena cara.
Electrocutarse al cambiar una bombilla.
Suicidarse sin mirar la Primitiva.
Ahogarse en la piscina de un barco.
Desnucarse en la bañera fornicando.
Pánico.
Pánico a una muerte ridícula.

8 comentarios:

Roger dijo...

Prime. Buen post, aunque yo incluiría la triste muerte de Obi Wan; la de unos rusos a los que Seagal mata con una tarjeta de crédito; la del tío Ben (siempre es buen momento para recordar ese triste episodio); y la del negro de La Noche de los Muertos Vivientes.

lesbia dijo...

Una gran olvidada en el ranking: la muerte de la novia de Riki (el Riki de La Historia de Riki, por supuesto), una chica que creyó que podría volar, o simplemente no se dio cuenta de que estaba en una azotea. Y que Riki después buscase venganza y acabase en la cárcel... ¡debería haberse vengado de la fuerza de la gravedad, leñe! (y seguro que lo habría conseguido).

Fargold dijo...

Ohhh gloriosos dioses. En mi humilde opinion yo incluiria la de Eddie Carr de parque jurasico y la de Zorg del quinto elemento. Nada mas mis reverenciados amos, tan solo agradeceros la oportunidad que me habeis brindado de proseguir con mi vida ya que comprendo que es vuestra psique lo que mantiene balanceadas las ecuaciones que dan forma a mi existencia. Mis mas sonoros cantos de alabanza.

Luis E. Froiz dijo...

Las muertes de todos los zombies, o deadities o como los querais llamar de la trilogía de Evil Dead, enfrentarse a Bruce Campbell sí que es una muerte ridícula! Y aportaría también el cura de Braindead, las víctimas de El Vengador Tóxico, y la bruja del este de El Mago De Oz.

Y fuera del cine, Bayron: http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/494866/la/absurda/muerte/bayron.html

El Staff dijo...

Aunque no os lo creais, la muerte de Bayron fue uno de esos momentos lisérgicos de PcP... No fue posteada por respeto a las amebas, quienes recogen el testido de Byron como segunda forma de vida menos inteligente de la creación.

Shocks dijo...

Para muertes ridículas esta...
http://www.machacas.org/the-horribly-slow-murderer-with-the-extremely-inefficient-weapon

El destino de los dioses dijo...

Sobre la muerte de Boba Fett tengo que deciros que no muere así. Si es verdad que en la película se da ha entender eso los que seguimos el universo expandido de Star Wars sabemos que Boba consiguió salir de las fauces de Sarlacc. Incluso tiempo después llego a convertirse en Mandalore(el líder de los mandalorianos(clan al que pertenecía el))

Mitch... dijo...

Hola!! muy buen blog!!

Creo que en su top10 debió estar la muy lamentable muerte de Mr Bison en la porqueria de pelicula que fue Street Figther donde el gran Raul Julia hace una de sus peores actuaciones (la que poco tiempo despues el karma le castigaria con su muerte en la vida real)