domingo, 27 de septiembre de 2009

Parajes inhóspitos: El Paintball

Hola, pandilla de protuberancias con sistemas nerviosos. Sabemos que el número de lectores de PcP ha decrecido este fin de semana. Conocemos los informes del Instituto Nacional de Estadística que hablan de los suicidios en sábado y sentimos profundamente no haber publicado nada ayer, arrastrando a parte de nuestra audiencia a un terrible final. Sin embargo, los que sobrevivisteis sois ahora más fuertes. Y eso es importante para el tema que tocaremos hoy.

Y es que ayer no escribimos por una buena razón: los componentes de esta redacción abandonamos una tarde de videojuegos y Domino's Pizza para acudir a un campo de Paintball a vivir las emociones que tantas veces hemos visto en televisión. No, hablamos de las pelis de acción, las emociones de las pelipos aún vamos a tardar unos años en vivirlas (el tiempo que tardemos en armarnos de valor y visitar un puti).

Una vez allí, nuestro grupo aguardó impaciente la llegada de nuestros oponentes. Resultaron ser un equipo de una localidad vecina, liderado por un tipo que se casaba hoy y acudía al campo de paintball, seguramente, por última vez en su vida. No sabemos qué puede aportar la vida en pareja que supere a una tarde de paintball... incluso a una tarde de pinball... pero en definitiva, allí estaba el "comando despedida" en su última misión antes de colgar el aire comprimido.

No os vamos a contar cómo terminó aquello. No importa. Unos murieron, otros sobrevivieron, otros padecen cardenales por todo el cuerpo, otros son los llamados héroes, otros villanos. Pero toda esta tarde de destrucción y moratones se diluye en la zona de descanso, cuando la "marcadora" (no les llaman ni pistolas los gilís estos) se dispara accidentalmente. Cosas del curro.

Pero volviendo al tema. Ahora que estamos aquí, ya podemos hacer lo que nos gusta hacer: recapacitar sobre lo sucedido.

Es por esto por lo que hoy, en PcP toca un nuevo post de nuestra serie sobre parajes inhóspitos (en la que curiosamente aún no hemos puesto a parir a ninguna conocida tienda de cómics del centro de Madrid... ejém...), y toca un post sobre el Paintball.

Bueno, ¿sabeis de qué va esto, no? Pues se trata de un juego tan antiguo como la vida misma, y no, no vamos a ponernos gafapastas rememorando las batallas de Aníbal, sino que nos referimos a nuestra vida, cuando jugábamos en el parque a cosernos a salivazos mientras nos apuntábamos con el dedo. Sólo que ahora el parque es más grande, los salivazos son perdigonacos de pintura, y los dedos índices son pistolas de aire comprimido. En cualquier caso terminas el día hecho un asco.

Con esos elementos tenemos a un grupo de conocidos (los frikis no tenemos amigos) que deciuden embutirse en una funda de obrero, ponerse un casco y unos guantes, y pasar la tarde corriendo por el medio del monte, disparándose, arrastrándose y gritando consignas como "fire in the hole" o "a mí no a mí no" toda la tarde. Sabemos que a estas alturas vuestras alertas ya se han encendido: "esto me huele a deporte", pensareis. Ni mucho menos. Puedes estar gordo como una nutria o ser tan inútil como un peine de bigote y pasártelo bien en este juego.

"Master Chief preparado para entrar en acción"


Las reglas del juego te las explica un monitor, que no es como el Sargento de Artillería Hartman, pero vamos, que si lo fuese molaría más. Son reglas bien sencillas, de hecho nos atrevemos a decir que el monitor que nos lo explicó a nosotros no tenía titulación universitaria ni nada. No disparar a menos de ocho metros (si no te saltas esta regla ya ni vayas), no mueres si la bola no explota (matar no mata, pero joder jode que no veais), no hacer el mongolo en sitios demasiado altos como silos de agua o vigas de naves industriales, no quitarse el casco no sea que te hagan un zas en toda la boca, no disparar mientras se retira a quien levante el arma y diga estar muerto (sí, parece obvio, pero resulta bastante complicado cuando estás apostado y atento a ametrallar a lo que se asome), rendirse cuando te digan "ríndete" para no tener que dispararte (nuevamente, si cumples esto habiendo leído que a veces las bolas no explotan y que por lo tanto aún tienes posibilidades de sobrevivir si le cascas un tiro a bocajarro, ya ni te molestes en llegar al campo), y no cargar la pistola con nada que no sean las propias bolas (esta última podían callársela, porque nunca se nos habría ocurrido y para la próxima vamos a ir con una bolsa de canicas).



¿Y como dispara? Pues la verdad es que bien. Si utilizas la mira y las disparas de tres en tres malo será que al menos una no explote y, por lo menos, el desdichado lechón que se encuentra en tu punto de mira se lleve dos moraos de regalo y se vaya calentito para el área de descanso. ¿Duele? Bueno sí, pero joder, la guerra no se hizo para los sarasas. Además, a las chicas les gustan las cicatrices, y los circulitos que te deja cada impacto aún podrás enseñarlos fardonamente durante algunos días.

Está claro que a todos nos gustaría introducir cambios en la mecánica. La posibilidad de calar bayonetas o arrastrar a alguien a una silenciosa muerte por estrangulamiento haría que la jugabilidad creciese exponencialmente. La posibilidad de que en vez de oir grillos escuchaseis la carga de las valkirias haría que ir dar la salida y eyacular fuese todo uno.

"Menos risitas, que esto es una emboscada, no una fiesta sorpresa"


En cualquier caso, una vez llegas al campo y te explican las instrucciones ya vas preparándote para ser el tipo que vas a ser durante el resto de la tarde. Esta forma de actuar hará que terminen por incluirte, irremediablemente, en alguno de los siguientes grupos, que hemos bautizado en función de títulos de películas del año 1993 (eran o eso o frutas tropicales, ganaron las pelis).

Mucho ruido y pocas nueces

Suele ser un hombre. Suele ser un burócrata entre semana, aficionado a la historia y con algún interés por el ejército. Suele haber leído a Sun Tzu, jugado al Warhammer, Civilization, Age of the Empires, Starcraft y Commandos, por lo que al ver el escenario es el primero en planear y anticiparse a los planes del enemigo. Suele llenarse la boca con palabros imposibles como "flanco", "yunque y martillo", "finta", "cuello de botella" y "pinza", siendo observado por el resto de sus compañeros como un marciano. Sus consejos acostumbran a caer en saco roto y su plan a desmoronarse cuando cae el primero del grupo, ¿para qué establecer un planteamiento conservador si hemos venido aquí a zurrarnos de lo lindo? Un consejo por si hay alugno de estos listos en la sala: cuando el enemigo tiene el sol detrás... estás jodido.

The Last Action Hero

Suele ser un hombre (al menos genéticamente). Operar sólo, al margen del resto del grupo. Suele correr hacia el enemigo descargando sobre él una nube de titanlux y obviando el hecho de que los obstáculos no están ahí para dificultar su imparable avance, sino para cubrirse de los disparos enemigos. Suele ser el primero en morir.

El fugitivo

Suele ser el más sucio de los subseres que integran uno de los grupos. El mismo que lleva toda la vida eligiendo el Barrett como arma preferida en el Delta Forces. Ha venido al Paintball con la finalidad de salir de allí con menos manchas que la Paellera de los de Villarriba. Se dedica a buscar un obstáculo y disparár desde su esquina, techo, o entre las tablas de madera. Suele pringar miserablemente y no ser recordado por nadie.

¡Viven!

Exacto. Siempre hay el típico cenutrio que muere tres veces por partida. En su contra está que se come unos diez bolazos por partida, pero qué cojones, ¿quién no daría su huevo izquierdo por tener diez oportunidades de sobrevivir en una batalla real? Es retórica, no hace falta que pienses en nadie. En definitiva, es alguien que no ha ido al campo a dejarse matar tan fácilmente pero con el que siempre gusta ensañarse cuando se retira con su arma en alto.

Blanco humano

Suele haber alguien que se gana la enemistad del equipo contrario, convirtiendo la partida en algo personal. Como si llevase puesto un cinturón con diez mil dólares, ese alguien va a ser el objetivo de uno o dos de los miembros del equipo contrario. Se trata del único rol que se adquiere porque el equipo contrario así lo decide, no teniendo en ello nada que ver la voluntad del Hard Target.

En fin, cojonudo juego. Que mola mogollón, lleno de sensaciones molonas y adrenalina, capaz de desencadenar lo que nos gusta de llamar "el reprís de matar". Mola arrastarse, mola cubrirse, mola apuntar allí donde sabes que va a asomar una cabeza. Pero sin duda, y volviendo a las pelis de 1993, lo mejor que tiene es repartir Amor a quemarropa.

En fin, os abandonamos en nuestras ensoñaciones paintbolísiticas. Algún día volveremos. Hasta entonces, un hombre puede soñar... un hombre puede soñar...


miércoles, 23 de septiembre de 2009

Pelis que molan: 28 días después

Hola, manada de mascarraíces. ¿Cómo os va? Era retórica. No nos importa. Por si no os habíais dado cuenta no queremos nada de vosotros. Sólo estamos aquí porque a un calamar de cuatro toneladas se le antoja que actuásemos como si fuésemos los sherpas de vuestra lamentable peregrinación por esta vida. Y eso hacemos.

Tras el juicio friki de hace un par de días ha quedado claro que el lector medio de PcP opina que los Ewoks se podían haber ido a cagar y el mundo no sólo seguiría en su sitio, sino que sería un lugar mejor. Si a esto unimos el hecho comprobado de que el lector medio de PcP es equiparable a una persona normal que ha descuidado su figura podemos establecer la teoría de el ciudadano medio piensa lo mismo, pero suda menos mientras lo piensa, siendo esto último irrelevante.

Pues bien, tras firmar la sentencia por la que condenamos al pueblo de Endor a pasar por el banco de trabajo de un taxidermista de Puerto Hurraco, los chicos de PcP volvemos al tajo, y lo hacemos con el fin de hablaros de una de esas pelis que molan.

Nos referimos a 28 Días Después, un apocalipsis zombie en plena campiña inglesa.



Y es que antes de hacer truños infumables para gafapastas con niños indios, allá por 2002, Danny Boyle hizo una de esas pelis que molan mogollón. 28 días después cuenta la historia de un contagio masivo de la Ira, un virus experimental liberado por un puñado de abraza-árboles que deciden soltar a un grupo de titís de un laboratoriode investigaciones bacteriológicas. El virus en cuestión se transmite por el intercambio de fluídos (que no te entre la risa floja, cachofriki), y hace que quien se infecta se vea imbuído (si es que en el fondo dominamos la lengua cervantina) de una rabia asesina y decida zumbarle a cualquier cosa que se mueva.

Esto nos lleva a nuestro protagonista, Jim, quien se despierta de un coma en un hospital de Londres 28 días después de que el virus comience a extenderse. En su particular huída topará con hordas de infectados, otros supervivientes, militares desquiciados y dementes (quienes no nos engañemos, actúan de la misma forma de la que lo harían los miembros de esta redacción de encontrarse en su situación), y todo ello para dar con dos finales alternativos, a cada cual más deprimente.

Cualquier cosa que os digamos a mayores de todo esto va a ser spoilearos de forma horrible.

Aún así, y tras esta breve reseña, vamos a recordaros tres zombi- cosas:

1


Por cojonuda que sea esta peli, su secuela, 28 Semanas Después, es más mala que practicar una endodoncia con una pata de cabra.



Desde el director hasta el último ayudante de cámara la película apesta. Nada que decir de los protagonistas que serían más creíbles haciendo un full monty que huyendo de los infectados. Lo peor es que alguien se atreva a decir que tiene algo que ver con el cine español.

2


Que sí, que son infectados, y no zombies, y que eso ya lo decía Enjuto Mojamuto en ese vídeo que estais hartos de ver y que no vamos a requeterrepetir.

3


En breve se estrenará Zombieland, una producción más en la líneade Epic Movie, Superhero Movie y similares.



Pues nada, mangurrianes, que nos vamos. Jodeos. Quizás nos deis tanta lástima que tengamos que volver a escribir algo mañana. Quizás no.

martes, 22 de septiembre de 2009

Juicio friki. Hoy, los Ewoks

A lo largo de todo el tiempo que llevamos aderezando vuestras vidas con sutiles gotas de compasión y amor de panda ha habido dos constantes en nuestro discurso:

1. Calificaros de hijos tardíos de prostitutas sifilíticas que fumaron durante el embarazo y otras lindezas.

2. Cagarnos en la madre que pario al tipo al que se le ocurrio la idea de los Ewoks en El Retorno del Jedi (en Jar Jar ni pensamos, nuestro psiquiatra nos lo prohíbe).

Pues sí. Como lo primero es obvio y nos la sudais mogollón, no vamos a cambiarlo. Lo segundo tampoco lo vamos a cambiar, pero hoy estamos aquí porque nos hemos topado con un impagable documento audiovisual que pretende que cambiemos nuestra opinión sobre esos peludos bastardos.

Os odiamos desde lo más profundo de nuestro ser


Así pues, nos enfrentamos a un nuevo... ¡Juicio Friki! Y hoy no vamos a hacer subir a declarar ni a Rowan Atkinson, Rob Liefeld ni Uwe Boll. Hoy vamos a juzgar aquí a un pueblo entero: a los ewoks.

Opción A: Los Ewoks son un petardo.

Es la opción que parte como favorita, desde luego. ¿Qué tenemos que decir al respecto? Una tribu de osos de peluche que te dejan el bosque con un tufo a perro mojao tremendo y que les dieron pal pelo a hordas de Stormtroopers mientras cosas más importantes sucedían a bordo de la Estrella de la Muerte 2.0. Son una de esas cosas que no deberían existir por marranas y feas pero sin embargo existen.

Opción B: Los Ewoks tienen más pros que contras.

La segunda opción no tiene ningún sustento lógico... pero tiene una melodía pegadiza:



It's been a quarter of a century now, people, since the Rebels won the day
They destroyed that evil empire and the galaxy was saved
Han Solo, Luke, Leia, Lando -- they're the heroes we all recall
But let's not forget about their big-hearted friends who are only one meter tall

I'm talking about the Ewoks
They were more than just cute, cuddly bears
Let's give some credit to the Ewoks
Without their help, the Alliance didn't have a prayer.

I was surfin' the Star Wars message boards and Lord, I was shocked to read
All the haters puttin' down the Ewoks -- they say they ruined the first trilogy
Well, they may have been added for the children and they may have been comic relief
And it may not make sense that they could beat Stormtroopers with such primitive weaponry

But why you hatin' on the Ewoks?
Tell me what did they ever do to you?
Where's the love for the Ewoks?
Let's give it up 'cause it's long overdue (clap your hands now)

EEEEWOKS - they're tiny warriors
EEEEWOKS - they fought so bravely
EEEEWOKS - livin' like the Amish
EEEEWOKS
EEEEWOKS

(take it Billy Dee...)

After Princess Leia crashed her Speederbike, who had our sister's back?
(the Ewoks!)
And who was it that led the Rebels to the bunker backdoor for their sneak attack? (the Ewoks!)
And at the end of Act 2 when all was lookin' bad, who set those captured Rebels free (the Ewoks!)
Can somebody remind me who throws the hottest treetop parties in the galaxy?
You know he's talking about the Ewoks
They've still got it goin' on after twenty-five years
Ewoks! Sing it loud so all those haters can hear

EEEEWOKS - they're inspirational
EEEEWOKS - they sold so many toys
EEEEWOKS - a yub-nub now
EEEEWOKS
EEEEWOKS


-----------------------

Las cartas están sobre la mesa, es vuestro turno. Es la hora de decidir. ¿Son los Ewoks basura intergaláctica o por el contrario se os ha pudrido el cerebro con el gospel ese y manteneis molan más que las natillas?

lunes, 21 de septiembre de 2009

Recquiem por Yoshito Usui

Mira que somos revagos. Si es que llevamos ya más de una semana sin actualizar. Ni post sobre la última de Tarantino, ni pelis que molan, ni chicas en porretas, ni entrañables experimentos de interactividad con vosotros, populacho onanista y desfasado.

Un fantasma recorre PcP, y es el fantasma de septiembre. ¿Quiere eso decir que en octubre esto será otra cosa y os la podreis volver a pelar como monos leyendo nuestras geniales disertaciones? Ni mucho menos. Seguramente os la sigais pelando como monos pero no tendrá que ser por nosotros.

Bueno, en fin, que estamos aquí de nuevo unidos por la tragedia. Hoy ha sido encontrado el cadáver de Yoshito Usui, el creador de Shin Chan.

Fijaos si somos vagos que ni nos hemos dignado a buscar una foto


Aunque como hemos dicho siempre, para nosotros el manga sólo tiene sentido cuando horribles monstruos lovecraftianos violan a adolescentes que acaban de salir de clase, el fallecimiento del creador de Shin Chan merece que salgamos de nuestro letargo. El pasado 11 de septiembre, Yosito abandonó su casa para hacer una excursión por la montaña y hoy fue encontrado su cadáver.

No os vamos a engañar. Shin Chan nunca nos hizo ni puta gracia. Quizás cuando Proyecto V se traía a la redacción aquellos cigarritos de la risa sí que podía tener su punto, el crío con el culo al aire corriendo por casa y enseñando la trompa al vulgo, pues sí, tenía su punto, pero no olvideis que el estado en el que nos encontrabamos era tan lamentable que un día llegó a hablarnos una lámpara de mesa.

En definitiva, que no, que nunca le pillamos el punto, pero qué cojones, queríamos a Yoshito a nuesra manera. A principios de los noventa, en pleno mundo mojigato, se sacó de la manga a un chaval tan irreverente y malnacido que tardaría en llegar a nuestro país quince años, y que aún hoy es objeto de censuras y críticas por parte de las AMPAS.

Nos ha dejado más de diez mil páginas para el recuerdo y horas de entretenimiento en las televisiones autonómicas. Ese es su legado.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Videojuegos Chanantes: Metal Gear Solid 4

Hola, despojos humanos. Ha pasado tiempo desde la última vez que subimos al púlpito para iluminaros con nuestra sapiencia (y no para enseñaros tetas y culos, que para el caso también os sirve). Hoy, los chicos de PcP iluminarán esa larga y fría oscuridad que es vuestra vida con un artículo sobre videojuegos.

¡Uh ah! Hoy toca hablar, en nuestra sección de Videojuegos Chanantes del que posiblemente será el juego que más horas ha monopolizado la tele de plasma de la sala de juegos de la redacción de PcP. Hoy es el turno de la última obra maestra de Hideo Kojima. Hoy es el turno de "MGS4: Guns of the Patriots" (por "Brius", es que se nos pone hasta la piel de gallina al escribirlo).

"Verlo y eyacular es todo uno"


La última aventura del héroe legendario, Solid Snake, es, para que nos entendais y nos podamos dejar de jerigonzas en adelante, la hostia.

El juego nos sitúa algunos años después de la catástrofe de MGS2, sí, ese juego en el que tu creías que ibas a controlar a Snake y acababas haciendo el imbécil con el Raiden ese de los huevos. Las guerras del mundo se han convertido en algo monótono y predecible. Los soldados han sido optimizados a través de nanomáquinas que los intercomunican, anulan su dolor y sentimientos, y potencian todas sus habilidades en el campo de batalla. Y ahí es donde entra Snake que, ya un poco mayor, debe visitar varias zonas en conflicto con el fin de encontrar a su hermano Liquid y darle pal pelo.

¡Dentro reparto!

Old Snake (David Hayter)



El héroe legendario que frustró la operación de Shadow Moses, clon e hijo del mejor soldado de la historia, Big Boss. En esta ocasión nos lo encontramos ya mayor, con achaques físicos y algunos lapsus mentales propios de la edad. El responsable: el virus foxdie, que lo hace envejecer a pasos agigantados. Cuando coges el mando de la play le queda, a lo sumo, un año de vida, por lo que el argumento se vaya tornando cada vez más suicida no debería preocuparte.

Otacon (Christopher Randolph)



Otacon es el M que todo James Bond necesita. Experto en tecnología y cacharritos controlados a distancia, es quien se comunica con Snake para ir adelantándole chismes y objetivos. El hecho de que tenga un sueldo que te cagas no hace que deje de ser un friki venido a más, por lo que, como os imagináis, es hablar con una mujer y ponerse más palote que el gorila Basilio con la Duquesa de Alba. Aún así, tendrá oportunidades para meterla en adobo.

Liquid Ocelot (Patrick Zimmerman)



La fusión entre Liquid Snake, el megalomaníaco y tarado hermano de Snake, y Revolver Ocelot, personaje molón donde los "haiga" ya fue avistada en el MGS2. En esta ocasión, su objetivo es alterar la guerra tal y como se conoce, haciéndose con el control del sistema de nanomáquinas que guía, protege y mejora a los soldados. Si se hiciese con el control de "Guns of the Patriots" bastaría con una orden mental para controlar a todos los ejércitos del mundo a su voluntad. Acojona, tronco, acojona.

Raiden (Quinton Flyn)



Al verlo, parece que el protagonista de MGS2 ha recibido su merecido. Convertido ya casi por completo en el mítico Cyborg Ninja, Raiden es una máquina de picar carne armada con una espada que corta com si de un cuchillo Guinsu se tratase. Ah, y antes de que pregunteis, no tiene nada que ver con el Mortal Kombat ni mucho menos con Christopher Lambert.

Vamp (Phil LaMarr)



Hideo Kojima ha confirmado que Vamp, ese ser inmortal y harto peligroso está basado en el bailarín español Joaquín Cortés. La verdad es que no hay más que verlo. Si volvía Raiden, ¿por qué no dejar caer por aquí de nuevo al bueno de Vamp, que tanto juego había dado?

The Beauty and the Beast

Estas no os las vamos a repetir porque somo sunos vagos que os cagais. Las teneis bien explicadas aquí, enseñando carne y todo.

Meryl Silverburgh (Debi Mae West)




Antigua miembro de Foxhound que tanto había dado la lata en la primera entrega de la saga, vuelve en esta ocasión como líder eficiente de un comando de élite, la Rat Patrol.

Naomi Hunter (Jennifer Hale)



Por último, pero no por ello menos importante, tenemos a Naomi Hunter, la prueba de que si no hay un personaje femenino con un escote espectacular no estamos en un videojuego de Hideo Kojima.

¿Y qué, que créeis? ¿Que a nosotros se nos compra con un reparto? Pues no, a nosotros sólo se nos compra igual que a la Meristation o a los 40 Principales, con pasta directa desde quienes tengan los derechos. Nosotros por pasta hasta haríamos un post de videojuegos chanantes con el Commandos 2, lástima que nadie esté dispuesto a pagar. Pues eso, que los personajes no son lo único. Metal Gear Solid 4 no deja de ser uno de los juegos más rejugables que existen, con tal cantidad de detalle que, a no ser que lo juegues completo por lo menos cuatro veces no vas a explotarlo al máximo, y aún así, la cuarta deberíais jugarla con una guía aunque solo fuese por probar idioteces. No nos gusta adelatar spoilers, pero os vamos a mostrar algunas cosas que podeis hacer y que seguramente no os fijaríais:

No te ocultes tres veces en una estatua:



No cachees a una dama dos veces:



Algunas armas secretas que podeis conseguir y que, tras conocer, pueden haceros volver a jugar al MGS4:

"Ah, ¿pero el rifle japonés ese antiguo hacía eso?"


Pues eso, que es la hostia. Y punto. Además, el modo on-line es un vicio constante, y el responsble en muchas ocasiones de que en la redacción de PcP se trabaje menos que en la casi totalidad de los blogs que hay por ahí, haciéndonos competencia.

Y ahora viene la pregunta: ¿merece la pena comprarse una ps3 para jugar a esto? Y nosotros os decimos: SÍ.



Nos vamos, pero volveremos un día de estos... o no...

miércoles, 9 de septiembre de 2009

La musa en DT

Hala hala, que parece que hasta tenemos un trabajo, que aquí no publica ni Diso. Pues aquí estamos de nuevo para remediarlo y daros un post que vale por tres, como el Kinder Sorpresa.

Y es que el verano ha vuelto, y con él, la musa de PcP en el presente curso. Pilar Rubio. Miss Paranoia con Patatas 2008 es portada en la revista DT, una de esas múltiples publicaciones que pretenden venderse como murgas de interés general y con un toque de culturetismo pero que, en definitiva, sólo sirven para traerte mes a mes a una jaca en porretas a casa.

Pues esta, cachogañanes y señoritas que pierden aquí su juventud y su belleza, es Miss PcP en el número de Septiembre de DT:










¿Qué? ¿Sos habéis quedado con el culo torcío, que no?

Seguramente a vosotros no os pase porque no tengais con quien hablar, pero lo que somos nosotros tenemos tema de conversación para meses... por lo menos hasta que se elija una nueva Miss Paranoia con Patatas.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Domingo 6, tutubes os veis

Ahora es cuando deberíamos empezar a insultaros. Dejaros a la altura del betú. Recordaros que sois unos fracasados y unos notas. Pero estamos en un caluroso domingo post-vacacional y eso, unido a que nos dais un asco de la hostia, nos lleva a ni siquiera dedicaros unos improperios introductorios.

Hoy toca repasar esa máquina maravillosa que es youtube para mostraros tres grandes perlas de lo audiovisual. Tenemos claro que no sabreis apreciarlas, pero así tendremos tranquilo a Albert, el calamar gigante que vive en nuestro salón y nos obliga a trabajar diariamente en el mantenimiento de esto... ¡Dentro vídeos!

El don

Curioso tutubo en el que se nos muestra un trastorno padecido por alguno de los redactores de este blog y por gran número de nuestros cada vez menos lectores (cada vez menos porque esta noche empieza Gran Hermano y todos sabemos que es mejor ver como viven otros que vivir uno mismo, touché.



A punto de conquistar el mundo

Afuá, este tarado de Dakota del norte ha llevado al extremo el tema de jugar con maquinitas y gasolina de mechero. Ha inventado lo que convertiría a cualquiera de los miembros de este Staff en un supervillano sin necesidad de padecer un accidente de laboratorio. Bien por él.



El asesino de la cuchara

Un lector que, temeroso de que su relación con un blog de tarados mentales como este, ha preferido permanecer en el anonimato, nos ha enviado este vídeo titulado "El asesino de la cuchara", directo desde un servidor ruso.



Recordad que nuestra dirección de correo electrónico siempre está preparada para que nos envieis cualquier cosa que pueda hacernos currar menos algún día. Nuestros becarios agradecen el material cien por cien fusilable, con lo que si alguien considera que PcP puede ser una buena tribuna desde la que dar rienda suelta a sus delirios de grandeza que no dude en escribirnos algo.

Por otra parte no dejeis de enviarnos afotos de vuestros santurarios frikis.

Hala, ya se ha acabado el post de hoy. Puede que penseis que lo de los videopost es una cutrada, pero últimamente no tenemos tiempo ni para cagar, así que os jodeis. Nos vemos.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Pelis que molan: La historia de Ricky

Hey, aquí estamos otra vez, hey, aquí estamos otra vez! Partiendo de que cuando Dios dijo aquello de que cada uno debía tener un trabajo nosotros estábamos jugando en red al Halo no vamos a recordaros que somos más vagos que la chaqueta de un guardia. De todas formas, nuestro pacto con el creador nos permite mantenernos forrados y gordos como nutrias a cambio de hacer que los frikis del mundo tengan un breve y fugaz entretenimiento diario. No creais que somos los únicos que hemos firmado un contrato así. Nos movemos en un mundo en el que campan industrias del entretenimiento como Private, Playboy, Evil Angel, Canal + y monstruos como Hideo Kojima o Brian Hitch.

En cualquier caso hoy nos toca contaros algo que os realice como pers los subseres que sois. Es por esto por lo que vamos a hablaros de una de esas pelis que molan. Hoy vamos a contaros "La historia de Ricky".



"Corre el año 2001. Los sobrecargados presupuestos nacionales han obligado a privatizar la mayoría de las instituciones gubernamentales, incluso las prisiones se han convertido en empresas privadas autorizadas."

Tras esta breve introducción podemos ver como un autobús de presidiarios recorre los accesos e interiores de una prisión (curiosamente en su entrada pone "Centro Prisional Masculino"). De ese furgón son apeados siete nuevos reclusos, entre los que se encuentra Ricky Oh, condenado a diez años por homicidio sin premeditación y agresión. Conserva en su pecho cinco balas, nunca ha permitido que los médicos se las extrajesen... "son recuerdos, se limita a decir".

La prisión es regida por el alcaide y por su ayudante (un gordo seboso y tuerto con un garfio en vez de una mano y una colección de pelipos en su oficina). En un alarde de originalidad sin precedentes, la prisión está dividida en cuatro bloques: Norte, Sur, Este y Oeste, cada uno de los cuales tiene un líder, juntos conforman la llamada "Pandilla de los Cuatro".

Además, la cárcel cuenta, como todas las prisiones del mundo, con su propia mafia. Dirigidos por "Samuel, El Capitán", la mafia de la carcel son un grupo de vándalos hijos de perra amantes de la violencia gratuita y nada aferrados al aseo personal que se dedican a hacerles la vida imposible al resto de los reclusos.

Ricky Oh es, ante todo, un personaje complejo con una trágica historia de venganza a sus espaldas. Maestro de "Chiko", un arte que le permite concentrar la energía del universo en sí mismo y dar golpes con una fuerza sobrehumana, perdió a su novia cuando ésta se precipitó al vacío para escapar de un grupo de narcotraficantes a quienes había sorprendido trapicheando.

Todo dicho. A partir de ahí es un no parar en una peli que lo tiene todo: escenas emotivas, trenes de madera, trágicos accidentes, profanaciones de tumbas, acrobacias con cables, vivisecciones, unos extras curradísimos, la Alarma Cero, hostias como auténticos hipopótamos de gordas, maltrato de animales, conspiraciones, enterramientos en vida e incluso ese monstruo final que no puede faltar en ninguna coproducción Chino - Japonesa.

Como es obvio, todos los villanos de la película mueren de formas a cada cual más desagradables. Estrangulamientos con sus propios intestinos, mutilaciones salvajes, golpes que destruyen carne, músculo y hueso... Todo ello aderezado con los típicos elementos metálicos que puedes encontrar en cualquier penitenciaría, desde cuchillas de carpintero hasta vidrio en polvo, pasando por tablas con clavos y cuchillas de afeitar (lo mejor que te pueden meter en la boca antes de abofetearte).

Como personaje nostálgico tenemos a Yukari Oshima, especialista y artista marcial japonesa que interpreta a Rosen, el andrógino componente de la Pandilla de los Cuatro.

"¡Melafo!"


En fin, que esta es la peli que os recomendamos esta semana, pandilla de onanistas y atravesados sexuales. Poned la mula a tirar de la carga o corred a vuestro friki-videoclub más cercano y preparáos para 88 minutos de auténtico drama existencialista.

Ahora nos vamos, y quizás, mañana nos de por volver a dejarnos caer por vuestras pantallas. Y recordad: jodeos.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Top Ten: Mitología de una infancia

Pffff... puferos que somos unos puferos... ni peli que mole ni hostias, hala, ayer, a golpe de jueves, no nos pudimos currar ni un videopost, que es lo más cutre que ha parido madre desde el Fanhunter.

Hoy, sin embargo, hemos vuelto para ilustraros con un nuevo y añejo top ten que hará las delicias de propios y extraños. Se trata de un revival de épocas pasadas, pero sin sandalias de esparto ni musiquita de Hans Zimmer. Hoy vamos a brindaros un ránking sobre aquellos mitos que marcaron nuestra infancia y preadolescencia.

10. El hombre del saco

Antes de ser frikis, mucho antes de saber quien era H.P.Lovecraft, cuando eras un niño, no temblabas al pensar que Nyalrathothep vendría a por ti. Ese lugar en tus pesadillas lo ocupaba el temible "hombre del saco", un gañán que se dedicaba a meter a los críos en un petate que le colgaba del hombro para posteriormente someterles a todo tipo de vejaciones, desde la ablación de los genitales hasta la visualización de Mentiras y Gordas u otra cinta con moraleja final.

9. El fantasma del paro

Aunque es relativamente reciente, todos recordamos a algún niño que soñaba con él cuando estabais en primero de EGB. Ese chaval que no te dejaba los apuntes y que, con el paso del tiempo, fue desarrollando síntomas de esquizofrenia aguda, hasta el punto de oirle decir en segundo de la ESO aquello de "no, que luego me quitas el trabajo".

8. El Coco

Se trata de una especie de amalgam entre el hombre del saco, el Sandman de Neil Gaiman y el monstruo peludo. Es un ser de otro mundo que da buena cuenta de aquellos niños que no quieren dormir. Es seguro que si existiese se te habría comido la primera vez que te quedaste despierto toda la noche pintando una figurita.

7. La advertencia de no hacer muecas

Uno de los terrores que nuestros padres nos inculcaron de niños fue la posibilidad (y casi total certeza) de que la posibilidad de padecer una repentina parálisis facial crecía exponencialmente cuando ponías caras extrañas (más extrañas que la que te dieron cuando te parieron, claro).

Al fin y al cabo, este razonamiento era el único que podía explicar que algunos de los especímenes que podíamos ver en nuestras pantallas mantuviesen semejantes rostros.

Pedro Reyes, prueba viviente de todo lo que ves


6. Los gamusinos

La posibilidad de practicar la mayor de las diversiones, la caza de gamusinos, no era comparable con la rabia que uno sentía al saber que él era el único que no había visto a uno vivo (bueno, ni vivo, ni muerto, ni hostias) nunca. Curiosa era también la gran cantida de contradicciones en las que incurrían aquellos que pretendían describírtelas: a veces tenían rabo, nariz puntiaguda, piel escamosa, algunas veces andaban a dos y otras a cuatro patas... Todo muy zafio.

Advertencia: gamusinos rondando


5. Los Reyes Magos

Como todos sabes, los tres reyes magos son los tipos más inteligentes del planeta. Eligieron los dos curros en los que no hay que dar golpe, les faltaba formar parte del Staff de PcP para tener el pack de la vagancia completo.

Venían siendo tres astrónomos orientales (aunque, que recordemos, ninguno tenía los ojos rasgados y uno de ellos era negro) que le traían al niño Jesús presentes de diferente índole y precio (del oro al incienso aún hay un par de vueltas). Reulta que, tal y como hicieron por aquél entonces, los Reyes Magos decidieron repetir eso durante dos mil años con todos los niños del mundo, sólo que en vez de productos al granel les traian juguetes.

Aunque tus padres pretendían convencerte de que tu comportamiento durante el año influiría en el resultado de la visita de estos tres abrazacamellos, nada distaba más de la realidad. Es más, tenían suerte de que no pudieses darles un discurso sobre el karma y el budismo. Lo mismo podías haber metido el gato en el microondas, que te iban a traer lo mismo: unos calcetines, un pijama y un despertador. Una prueba más de que tu comportamiento les importaba una mierda a los reyes magos era el típico cabestro que había en todas las clases, que aunque nadie sabía como se las arreglaba siempre tenía más regalos que los demás.

4. Los que regalaban caramelos con droga en el colegio

Aunque los reyes magos eran unos tipos de puta madre, también había otros capaces de camuflarse como tipos respetables y deseosos de hacer regalos para convertirte en un drogadicto sin remedio. Nadie sabía que aspecto tenían y a día de hoy aún nos preguntamos que clase de retrasado mental regalaría droga a las puertas de un colegio, pudiendo venderla a cambio de pasta de la buena a las puertas de un instituto.

3. El ratoncito Pérez

Quizás la mayor aportación patria a los seres mitológicos de nuestra infancia es el animal que ocupa el tercer puesto en nuestro top ten: el ratoncito Pérez, un sucio roedor que habitaba entre los tabiques de nuestras urbes y se dedicaba a entrar a hurtadillas en las habitaciones de los infantes, deslizarse bajo sus almohadas y robar los dientes de leche que los jóvenes depositaban con la esperanza de que se los cambiase por monedas o caramelos (si eras de la jet te podía caer un billetaco, porque el ratón accedía con más facilidad al dinero de tu hogar). La pregunta obligatoria en estos casos es... ¿para qué puñetas quiere un ratón unos dientes de leche? ¿Los desea hasta el punto de cambiarlos por caramelos o pasta?

2. El perro de Sorpresa Sorpresa

La plata es, indiscutiblemente, para un bulo que se propagó como un reguero de pólvora. Quizás a algunos de nosotros nos pilló jóvenes, a otros mayores, a otros niños, pero en cualquier caso, el fantabuloso sketch en el que Ricky Martin sorprendía a una joven que practicaba sexo oral con su perro y un bote de mermelada penetró en nuestros celebros como lo hizo en su día Magic en nuestros bolsillos.



1. Vuestra preferida, la de los efectos adversos de la masturbación

Si a día de hoy aún podeis leer esto es porque, sin duda alguna, no os habéis quedado ciegos. La ceguera, efecto secundario preferido por los talibanes anti-pajillas, no siempre era el más fácil de probar. El acné, por su parte, era algo obvio. Estudiosos de todo el mundo califican la edad que va de los 14 a los 18 años como "la edad de las pajas". Durante esa edad también se producen otros fenómenos, además del esguince de frenillo consistentes, principalmente el acné juvenil. Sumamos dos y dos y ya tenemos leyenda urbana. ¿Coincidencia o consecuencia? Aunque explicaría por qué la mayoría de nuestros lectores mayores de treinta años conservan toneladas de sebo en sus frentes, preferimos optar por lo de "coincidencia".

Pues nada, cachogañanes, que aquí termina el post de hoy, y eso que se nos ha quedado el Sacamantecas en el tintero, que es un hijoputa muy de la meseta. Es probable que mañana aparezca algo nuevo por estas páginas, pero oigan, si no aparece, no se nos preocupen, será porque nuestras vidas tendrán algo más importante que hacer que escribir para aquellos a quienes despreciamos y vilipendiamos. Hala, a operarse todo el mundo.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Rajados tutubos...

¿Qué tal, matados? ¿Os habéis duchado ya hoy? Pues hacedlo, por dios, que vuestros mayores van a dirigirse a vosotros y no es plan que os canten las alas mientras pasamos revista.

Como de costumbre, en PcP os damos una de cal y otra de arena. Si ayer os sodomizábamos masivamente anunciando una fusión que puede convertir a Zack Efron en el nuevo juguete sexual de La Cosa hoy os traemos una nueva noticia relacionada con el mundo del cómic, y no con el de Marvel para variar.

Guy Ritchie ha hecho tres grandes cosas en esta vida: Lock and Stock, Snatch y jimbarse a Madonna. Ahora parece que va camino de hacer una cuarta, y es que se ha confirmado que será el director de Lobo, la película de ese personaje tan agradable del Universo DC.



Hostia tu, que gracia tenía el condenao, cuando luchaba con Superman, acababa con Robocop, o ponía de verano a Batman. Incluso tuvo gracia cuando hicieron aquél Amalgam con Howard El Pato... Muy característica del último czarniano era la utilización abusiva del verbo "rajar", que era algo así como el "pitufar" de los pitufos, usándose para todo tipo de situaciones... Que tiempos... Pues esos tiempos pueden estar a punto de volver pero en imágenes, cachofrikis, que es un formato mucho mejor y menos sobrevalorado que ese del papel que, a fin de cuentas, no deja de ser para pobres que no pueden pagarse un Blu-Ray.

A la espera de que Mr Ritchie no meta una cagada como esa que hizo con la Madonna os dejamos un tutubo mu rico en el que se nos muestra una adaptación de la popular historia de Lobo narrada en un especial de Navidad paramilitar.





Pues eso, que con lo del síndrome postvacacional el tutubo estaba tardando. Mañana volvemos para hablaros de una peli que mola, hasta entonces, recordad: si algún día entrais en vuestra tienda de comics amiga y os topais con una mujer tras el mostrador... por lo menos disimulad las erecciones. Hasta mañana, frikis, y muchas gracias al Chacal por facilitarnos toda esta información.

martes, 1 de septiembre de 2009

Un dos tres, responda otra vez: Disney compra Marvel

Hola, piojosos hijos de rameras con gonorrea. Habeis elegido un mal día para dejar de esnifar pegamento. Abrir vuestro mozilla para consultar vuestro blog amigo nunca fue tan trágico. En PcP pocas veces nos hacemos eco de noticias de actualidad. Nos parece mucho más interesante que un diplodocus pudiese plantar un mojón de tres toneladas y media que lo que pueda suceder con los cheques bebé (que por lo que a nosotros respecta no deja de ser una forma de falsear lo de las adopciones).

Pero hoy... hoy es uno de esos días en los que abrir el periódico es sinónimo de dolor:



¿Terrorífico, no? Pues no, dirá el más astuto de nuestros lectores, no deja de ser una noticia meramente económica.

Ya ya, pero, y qué tienes que decir sobre lo declarado por el máximo responsable ejecutivo de Disney, Robert Iger: "Creemos que la suma de Marvel a la cartera única de marcas de Disney aportará significativas oportunidades de crecimiento a largo plazo y de creación de valor. Esperamos aprovechar la oportunidad para desarrollar la marca de Marvel"

Pues nada macho. A desarrollar. ¿Y quienes mejores para desarrollar un Amalgam entre Disney y Marvel que los lectores de PcP?

Vais a decirnos posibles situaciones que se darán ahora que Disney creará valores en Marvel, como por ejemplo, el hecho de que el Tío Gilito lance una opa hostil sobre Industrias Stark y termine por hacerse con la armadura de Iron Man, un dos tres, responda otra vez:

- Que el Tío Gilito lance una opa hostil sobre Industrias Stark y termine por hacerse con la armadura de Iron Man.

- Que los alumnos de la Escuela de Jóvenes Talentos del Profesor Xavier terminen cada aventura con un curradísimo musical.

- Que los Golfos Apandadores choquen contra una claymore instalada por Frank Castle.

- Que el Duende Verde tire a Hannah Montana de un puente.

- Que Emma Frost pida la cabeza de Alicia.

- Que una bandada de cuervos con acento cubano puten a un joven Warren Wortingthon III por nunca haber visto a un humano volar.

Pues eso, que a nosotros ya nos duele la cabesa, un dos tres, responda otra vez.