viernes, 1 de enero de 2010

Cosas que no deberían existir, por marranas y feas, pero sin embargo existen: El Uno de Enero

¿Qué? ¿Notais algo diferente? ¿Moláis más que ayer acaso? ¿Habéis siquiera dejado de comeros los mocos que otros retrasados pegan debajo de las mesas? ¿Habéis obtenido algún conocimiento que os pueda llegar a permitir darles una alegría a vuestros padres y abandonar el domicilio familiar? ¿No? No os preocupéis... no esperábamos más de vosotros...

Una vez más estamos a día 1 de enero, fecha que, como vosotros sabéis, no debería existir, por marrana y por fea, pero que sin embargo existe y hoy nos absorbe a todos.

¿Qué por qué? Pues te vamos a dar una serie de motivos y nos vamos a ir a dormir otra vez, porque llevamos una resaca de puta madre y tanto escribir nos está empezando a afectar la "cabesa"... que en nuestro caso sí tiene más utilidad que la de sujetar una gorra con una hélice.

1. El día uno de enero siempre te duele la cabeza.

Es un hecho cierto que la noche de fin de año bebes como si no hubiera un mañana. Salgas o no, ya bebas sólo (por el messenger también cuenta como "sólo") o en compañía de otras personas, nochevieja es sinónimo de borrachera.

"Lector típico de PcP tras ver a Anne Igartiburu en las campanadas"


Esto nos lleva a que el uno de enero tu cabeza no funcione todo lo bien que podría llegar a funcionar, haciendo que el día, como tal, se resienta.

2. El día uno de enero está todo cerrado.

Todo, tíos todo. El ciber, la tienda friki en la que acostumbras a romper tu pasta, incluso ese bar en el que te dan esos batidos de fresa tan ricos y en el que todos piensan que eres autista.

Seguramente esto sea consecuencia del primer punto, o más bien de lo que lo origina. Y es que mientras tú te tiras en tu casa bebiendo aguardiente y dándle a "me gusta" en las fotos del facebook de tus conocidas, hay quien pasa la noche en los bares poniéndose como monos en compañía de otras personas... quizás el año que viene tus conocidos se apiaden de tu soledad y te peguen un toque... Y por favor, haz algo por salir a la calle tú también eh, que ya pareces Salman Rushdie.

3. El día uno de enero las calles están vacías.

Como consecuencia de las dos anteriores realidades, no hay ni dios en la calle, que ya parece esto el principio de la peli esa de 28 días después, de cuando Danny Boyle molaba y no se dedicaba a hacer películas de llorar con niños indios (muy majos ellos eh, pero un poco tristones los tíos).

Y claro, aunque este blog acostumbra a ser visitado por esa clase de personas a las que el contacto humano les da alergia, a todos nos gusta salir a la calle y ver que, por lo menos hay alguien por ahí.

Sin embargo, lo único que os podeis encontrar tal día como hoy en la calle es a multitudes de tipos trajeados y chicas con la cara pintada como un veterano de Vietnam hablando a gritos y riéndose como los malos de He-Man.

4. El día uno de enero en la tele no ponen nada decente.

Lo sabemos. Para ti NUNCA ponen nada decente, por eso te enganchaste a seriesyonkis.

5. El día uno de enero te das cuenta de que no has cumplido tu propósito de perder la virginidad antes de fin de año.

No te preocupes, esto ya te pasó tantas veces que no notarás cómo te haces el mismo propósito para este año 2010, ni siquiera lo verás como un fracaso.

Pues eso, que nos vamos, que es 1 de enero, y esto está...



Hasta mañana, frikis.

3 comentarios:

Dynk dijo...

Pues yo me veo sin resaca, con internet restablecido, la zona tripal llena y PcP reabierto. ¿Propósito de fin de año? ¡To's cumplios, y en el primer día! ¡Con dos cohone!

monares@terra.es dijo...

Que suerte¡¡¡
Aun tengo media botella de ron por mi sangre. Por que tardara tanto el proceso de desintoxicacion?
Pero bueno no estubo mal la noche por las rias bajas.
Un saludo pajilleros

Wizzard dijo...

eh, eh, eh; Esta no es mi taza de Batman.

¿cómo que en la tele no ponen nada decente?
¿Quien no trata su resaca viendo los saltos de esquí con el volumen de la tele quitado?
Todo es blanco, sin muchos sobresaltos, y el hecho de que cada salto sea igual al anterior ayuda a que la pobre neurona que queda consciente en nuestra cabeza no se suicide por un exceso de información.

Nada decente, aficionados...