sábado, 30 de enero de 2010

Cosas que no deberían existir, por marranas y feas, pero sin embargo existen: Los Call Tv

Hola otra vez, vilipendiados lectores. Estamos aquí hoy en PcP para hablaros sobre una de esas plagas que invaden nuestra vida a través de la única forma de la que a unos frikazos sin vida como nosotros podría afectarnos: a través de la tele. ¿Hablamos del fútbol y esa nueva iniciativa que pretende ponerlo en la tele todos los días de la semana? Nada más lejos de nuestras intenciones. Aunque el fútbol nos da tanta alergia como a vosotros (bueno, el fútbol y cualquier cosa que nos haga sudar) no estamos a favor de su supresión de la parrilla televisiva. Nos permite hacer nuestra vida mientras otros subseres más respetados socialmente son anulados durante noventa minutos. Quizás algún día nos ayude en nuestro plan de dominación mundial...

Nos referimos a los Call Tv, esos programas que arrancaron en teles locales y a los que, digáis lo que digáis, habéis llamado al menos una vez. No os preocupéis, podemos fingir que no lo sabemos, y vosotros podréis figir que no sabéis que lo sabemos, y todos contentos. En cualquier caso lo que es sabido por todos es que son una engañifa.

Por si acaso alguno de vosotros lleva sin salir a la calle cuatro años (mataríamos por escribir en "La Cárcel de Papel" o en "Machacas", o por ser el siempre moderno Mauro Entrialgo, pero no podemos elegir a nuestro público) os recordaremos en qué consisten estos programas.

1. Lo primero es que siempre hay una tía en pantalla. Esta tía suele ser un melafo en toda regla y suele ir vestida como si fuese directa a una escena de una peli de ClubJenna.

"Me duelen las tetas de hacer cubanas"


2. Lo segundo es el concurso en sí. Suele consistir en una pregunta, y esa pregunta suele ser la hostia de chorras. ¿Cómo "chorras"? Pues eso, de esas preguntas que cualquiera podría contestar. Memeces como "cuántos eran los doce apóstoles" o "dime un nombre de chico que tenga estas letras: e ese te e be a ene".

3. Lo tercero es un gran número de llamadas de subnormales que fallan en la respuesta de la forma más miserable, y que además parecen convencidísimos de que se sabían la respuesta. "Sí, eran 14" o "¿Sir Ben Kingsley?" suelen ser las repuestas.

4. Lo cuarto es que te cobran una pasta por tenerte en espera mientras escuchas, desespereado, como una manada de lechones dicen idioteces.

Hace un par de meses se destapó el último escándalo en relación con estos programas, cuando la jamelga esta de La Sexta negó el premio a un concursante. Estáis hartos de verlo, pero sabemos que nuestros lectores masculinos volverán a darle al play.



Lo sabemos. Te quitarías el gorro para hocicar en su potorro, pero ese no era el mensaje.

La realidad es que ese no es, ni de lejos, el más escandaloso de cuantos vídeos podeis encontraros sobre ese tipo de programas.

En algunas ocasiones la respuesta no tiene nada que ver con la pregunta...



En otras la respuesta es tan fácil que hasta un niño de primaria la conocería... pero lo que hay que contestar no se asemeja en nada a la realidad.



Esta es una variante un poco más cabrona, en la que la jaca se despelota, por aquello de que parezca que pasa algo, menos mal que en este caso se topó con alguien que comparte vuestros hábitos.



Además, tened claro que si la tía no está tremenda irá borracha como un lémur, siendo una de esas "presas fáciles" con las que sueñas noche tras noche.



Bueno, vale, con lo que sueñas es con una BAAB (Borracha Accesible Agradecida Buenorra). También las hay.



Y eso no es nada... en Suecia las hay incluso que deciden descomerlo todo en directo:



Lo más gracioso es que el que gana siempre es el puto Alejandro, de Barcelona.



Exacto, no sabemos qué carajo pinta Superman entre tantas tetas.

Bueno, eso, que nos vamos sabiendo que hemos desarrollado una importantísima labor social al dejaros clarinete que todos estos programas son un timorrio y evitar, al mismo tiempo, que sigais esquilmando a vuestros pobres padres, que ya bastante tienen con plantearse lo de dejar abierto el gas y mandarte a tomar por saco.

Hasta mañana frikis.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues la verdad que estos programas son vergonzosos. Hay algun que otro video mas por ahi suelto quee deja entrever el timo, pero estos son bastante claros también.

Pues eso, que es una de esas cosas marranas que no deberian existir pero que existen.

Hasseo

Diógenes dijo...

¡Menuda panda de estafadores están hechos! Aunque si se mantienen en la parrilla televisiva supongo que es porque hay trogloditas ilusos que lo ven y lo que es peor: llaman (y no solo con la intención de decirle a la tía que enseñe los pechis). Esto es lo que el estimado sr. Dragó denomina "telecaca". Porque la basura se recicla, la mierda no.

Denis dijo...

psss.

Es verdad que son un puto timo. Pero tambien es cierto que la panda de retrasados mentales que siguen llamando tienen más delito que robarle sus comics a un friki.

Amos, que karmicamente hablando debe haber por ahi un equilibrio. ;P

Kal Zakath dijo...

Pues no lo entiendo, yo soy Alejandro de Barcelona y siempre pillo, de hecho el mes pasado dejé el bar donde hacía de camarero y ahora solo me dedico a llamar a las jamelgas estas y a cobrar mis cheques...

Gente de poca Fe.

Fati dijo...

La duda que a mi siempre me suscitan estos programas es ¿no saben que llevan micro las pavas pechugonas estas? cuando te quedas sobada/o en el sofá viendo algo en algún canal de estos siempre te despiertas con "Venga!" de las tipiñas estas