lunes, 25 de enero de 2010

Mitos de la farándula: Burt Ward

Hola, sucios bocachanclas sin remedio. Hoy, en PcP, os brindamos la oportunidad de recordar a otro de esos grandes mitos de la farándula. Hablamos del niño prodigio con nombre de eructo. Hablamos del incansable Burt Ward.

"Santos lectores de Paranoia con Patatas"


Bert John Gervis Jr. nació en Los Angeles el día 6 de julio de 1945. ¿Qué a qué cojones viene hablar de este tal "Bert John" cuando el post es sobre Burt Ward? Pues a que Bert John Gervis Jr. es, en realidad, Burt Ward, quien a su vez fue, en realidad, Robin, el chico maravilla.

"¿Buscas camorra, piojoso?"


El sobrenombre de "chico maravilla" no le queda corto. Desde su más tierna infancia fue un deportista prodigioso. Destacó en patinaje, fútbol (ameriacno, se entiende... el original, nuestro fútbol, sigue pareciéndoles a los yankis algo así como parte de una conspiración comunista), lucha libre, ajedrez y taekwondo.

Adoptó su nueva identidade de Burt Ward cuando, a mediados de los sesenta, se le presentó la oportunidad de interpretar a Robin, el joven e infatigable compañero de Batman. Fue el primer ser vivo pseudointeligente que compartió camerino con el genial Adam West. Si todo hubiese salido tal y como debería West no debería haber estado allí, sin embargo, el entonces protagonista de Batman había caído en desgracia un par de años antes, cuando algún productor, a su juicio iluminado, de Hollywood le había ofrecido encarnar a un personaje singular, una suerte de agente secreto al servicio de la corona británcia con un nombre clave formado por dos ceros y un siete, un tipo que sería deseado por las mujeres y envidiado por los hombres... papel que, por supuesto, había rechazado al no verle trazas de salir bien en absoluto.

Así comenzó la relación profesional entre Burt Ward y ese otro genio que es Adam West. Juntos lucharon contra los más temibles criminales, idearon los más geniales planes, resolvieron los casos más detectivescos y escalaron las paredes más verticales de la pequeña pantalla.



Durante los años que Batman permaneció en antena, Burt se convirtió en una referencia para los jóvenes americanos, permitiendo que el hombre murciélago adoptase de vez en cuando una actitud paternalista, advirtiéndole sobre los peligros de la vida y entregándole pequeñas perlas de sabiduría. Grandes eran sus conversaciones a la puerta de la Comisaría, embutidos en sus trajes de faena, sobre la obligatoriedad del uso del cinturón de seguridad.



Su carrera fue brillante y su éxito arrollador... hasta que terminó la serie. De golpe, dejó de ser el chico maravilla para ser el chico maravillosamente jodido. Sin estudios, aparentemente arruinado y sin un futuro profesional medio decente, con el cerebro devorado por las promesas que le lanzaban los productores: "la serie volverá", "no te pongas fanegas, Burt, que te tienes que pronto tendrás que volver a ponerte los pantaloncitos y la capa", y "es normal, a todos los jóvenes ingenuos les hacemos esto".

Pronto asimiló que tan sólo podría vivir de recuerdos...



Podríamos decir que la vida de Burt Ward y la de Salman Rushdie no difieren demasiado. Lo que es diferente es la forma en que cada uno llegó a ese punto muerto, pero por lo demás son vidas paralelas. En la actualidad, Burt Ward espera la muerte en su domicilio y sobrevive gracias a pequeños pagarés que le llegan por correo en concepto de derechos de imagen y gracias a sus vecinos de escalera, un matrimonio albano cosovar que le permiten que husmee en su basura en busca de sobras comestibles. De vez en cuando se asoma a la ventana para respirar un poco y, de paso, ver qué es lo que pasa en la calle.

Se rumorea que ha sido visto en algunas Comic Cons, acompañado de Adam West, en las que se dedicó a dar vergüenza acudiendo a firmas de cajas de dvds de la primera temporada con camisas hawaianas. En 2003 incluso rodó un telefilme, también con West, titulada "Retorno a la Batcueva", que comienza con el robo del Batmóvil.



Y ahora nosotros nos vamos, pero volveremos, cachofrikis.

3 comentarios:

Maeglin dijo...

dios...recuerdo que antes de ver son goku, en la TVG daban esta serie...y la odiaba!!!agh!!!

Fati dijo...

¿No echaban "Veciños" antes de Songoku?

Anónimo dijo...

Como. Adan. West y Burt ward. Son unicos seran Batman y Robin por siempre desde. 7años me. Enamore de Burt ward. Y Ahora tengo 42 soy fan soy de puerto Rico dios le de mucha salud y felicidad. I love you Forever my heart. Att.mg name is jackie(Batgirl de lajas