viernes, 15 de enero de 2010

Mitos de la farándula: Pauly Shore

Propicios días, sucios bastardos. Estamos a viernes, y como todos vosotros sois una pandilla de gambiteros, estamos convencidos de que, o estais de resaca o lo vais a estar en breve. Nos entristece pensar que vuestros padres, que tantos sacrificios hacen para veros progresar, viven pensando que sus hijos podrán salir adelante mientras éstos tripiten segundo de empresariales o tercero de magisterio... Era broma. No nos entristece en absoluto.

Hoy estamos aquí, al calorcito del ordenador, para hablaros de la nunca bien ponderada figura de Pauly Shore. ¿Que quién puñetas es Pauly Shore? Ante dudas como esa, la redacción de PcP no puede hacer más que sonrojarse y compadecerse de vuestros limitados conocimientos sobre el funcionamiento del universo y de todo lo demás. Hoy, esa pregunta desaparecerá de vuestras mentes y sabreis como rendir culto a un auténtico mito de la farándula. Paul Montgomery Shore.



En el fondo le recordais. Nosotros lo sabemos. Vosotros lo sabeis. No nos importa fingir que no sabemos que lo sabeis. Pero vamos, que lo sabeis. Se trata de uno de los grandes niños prodigio del mundo del espectáculo, que lleva gastando pasta, metiéndose de todo y haciendo felices a sus fans desde los ochenta.

Sus primeros pasos los dio con pequeños papeles en series de éxito yankis, como fueron "Hospital" o "Matrimonio con hijos", de ahí saltaría a sus primeros papeles cinematográficos fueron en producciones ochenteras para adolescentes, como "La que hemos armado", una divertidísima (¿?) comedia sobre un embarazo no deseado, y "Plantón al Cielo", en la que volvía el tema ya recurrente de los cuerpos que se cambiaban, pero sin Tom Hanks haciendo de abogado infectado de VIH.

En todos estos papeles hacía el mismo personaje: el joven estrafalario, pseudo delincuente, porrero concienciado, y vago como la chaqueta de un guardia. Un papel que, por alguna razón que no alcanzamos a entender, encandiló a los americanos y le convirtió en un ídolo para la muchachada.

Sin embargo, no alcanzaría la fama a niveles estratosféricos hasta que la MTv, impresionada por la naturalidad, el desparpajo, y lo genuino que era de Pauly, le ofreció su programa propio: "Totally Pauly", que aguantó cuatro temporadas en antena. El programa era una especie de Reality en el que el extravagante joven, a quien muchos identificaban como el arquetipo del postadolescente americano, se dedicaba a decir paridas sin ningún sentido en plena calle, asistiendo a inauguraciones, desfiles, zoos y otros lugares concurridos.



Esto nos lleva al siguiente razonamiento: si las características de Pauly que llamaron la atención de los jerifantes de la MTv como para darle un programa fueron su naturalidad, su desprapajo y que era genuíno... podríamos llegar a ver a Belén Esteban presentando el programa ese en el que un grupo de super-gangstas tunean el coche de algún pobre desgraciado hasta convertirlo en un prototipo de ingeniería aeroespacial. Miedo debería daros.



Monstruos aparte, Pauly vio los primeros años de los noventa como los mejores de su carrera. A principios de la década tuvo la suerte de poder formar parte del elenco de una de esa gran comedia titulada "El hombre de California", en la que Brendan Fraser y Sean Astin se las veían con el mejor Pauly, contando la genial historia del australopitecus que recuperó la consciencia al descogelarse.



Su gran éxito para 1993 sería "Menudo yerno", que cuenta con la aparición estelar, one more time, del homrbe de california, comiéndose una rana extraída del sombrero de Pauly. En el fondo la peli es un no parar, mucho más currada que las mierdas esas de "La boda de mi mejor amigo" y similares.

Después vendría "En la mili (americana)", descendiente de un conjunto de películas con títulos tan tristemente traducidos que podrían haber sido vomitados por Ozores. En ella, Pauly interpretaba su único registro, esta vez en forma de joven holgazán que se disponía a vivir la vida cobrando dinero del estado mientras permanecía en la reserva... hasta que le llaman para que arriesgue su vida por su país.



Hasta ahí todo iba bien. Sin embargo, en el mundo del espectáculo, quien te da las alas también te las puede cortar. Sus siguientes tres filmes fueron estrepitosos fracasos. "¿Dónde está el jurado?", "Bio-Dome" y "La maldición de Infierno" causaron más dolor al público que la peor de las endodoncias.

Pero nuestro mito no desfallecía. Trató de ponerse en pie con la comedia televisiva "Pauly". Volvió a tropezar. Esta vez había caído tan bajo que tenía que luchar por aparecer en cintas tan tristes como "Casper: La aventura comienza".

Quizás su última gran aparición la hizo de la mano de Matt Groening, en el capítulo de la serie futurama en el que descongelaban a la novia de Fry, en el que Pauly era descongelado en el laboratorio de investigaciones criogénicas... con horribles resultados para Fry...



Tras arrastrarse por el fango durante años, suplicando clemencia y muerte al tiempo que ganaba hasta cuatro premios razzie, por fin encontró a alguien dispuesto a dignarse a enviarlo al otro barrio:él mismo. En 2003, el propio Pauly guionizó, produjo y dirigió la bizarrísima "Pauly Shore Is Dead", en la que él mismo iba visitando a famosos (bastante cutrecillos todos ellos) que comentaban con el ídolo lo horrible que había sido su ficticia muerte.



¿Que cómo de cutres los famosos? Pues los había bastante cutres si... pero también estaban auténticos mitos de PcP como Verne Troyer.



Que gracioso con sus manitas el tío...

Pues nada, que esta ha sido hasta ahora (sí, hasta 2003, pero es que lleva seis años tocándose la huevada tirado en el salón de su casa) la vida de Pauly Shore... la vida que nos interesa como nerds, porque la que le interesaría al mariquita del tomate es bien diferente... Y es que el tío, ahí donde lo veis, ha puesto a veinte uñas a tiparracas del calibre de Tiffany Amber Thiessen (nada que ver con el museo), Shannon Michelle y otras mozacas anónimas de buen ver.

"No lloréis por mí, o las lágrimas no os dejarán ver las estrellas"


Y ahora, viendo lo afortunado que es Pauly y lo realmente triste que es vuestra simple existencia, nos vamos. No sin antes daros un consejo en forma de pareado: si teneis que recurrir algún día a la mendicidad, hacedlo con creatividad.



Hasta mañana frikis.

2 comentarios:

Kal Zakath dijo...

Joder, no sé quién es este tío, pero en la primera fotillo me ha parecido que era Bunbury en la época de los Héroes del Silencio... En fin, casi parece más interesante la parte del tomate que la de mito.

Ouyeahs dijo...

Bueno,últimamente también a salido haciendo algun que otro cameo en la serie "The Entourage",pero sí...basicamente ha estado tocandose la huevada