domingo, 7 de febrero de 2010

Evaluando vuestras enfermas mentes

En plenos exámenes del primer cuatrimestre, uno de los miembros más aplicados de este Staff ha decidido presentar como proyecto un curioso experimento científico basado en el conocido fenómeno psicológico de acción-reacción.

El experimento comenzó a testarse el pasado viernes, y sus pruebas con sujetos vivos concluyeron esta mañana.

¿La base? La afoto que os propusimos comentar y que dio lugar a numerosos mails de amenazas y a otros mails llegados desde sudamérica pidiéndonos nuestra dirección de messenger.



¿Qué les sugirió a nuestros lectores?

Escepticismo. Excitación sexual. Delirios pseudo gafapastas. Envidia. Ideas empresariales. Desinterés. Homofobia.

La realidad es que este novedoso test de personalidad, pronto servirá para llevar a cabo averiguaciones tan fiables como las del detector de Cylons del doctor Gaius Baltar. Y es que el mero visionado de la imagen puede servirnos para identificar la ideosincrasia del espectador en función de lo que llame en mayor medida su atención.

Como si se tratase de un capítulo de Art Attack o de El Mundo de Beakman, este es el material que necesitaremos para nuestro experimento:

- La fotografía en cuestión, la de la jamelgaca de los tebeos.

- El "lector de hipocampos" que hemos rescatado de uno de los múltiples universos paralelos a los que podemos acceder desde el armario del cuarto de baño de la redacción, que nos permite saber qué está pensando cualquier pobre desgraciado con tan sólo introducirle dos electrodos imantados a través de las fosas nasales.

- Un "voluntario".

El experimento consiste en mostrarle la imagen durante unos segundos y comprobar, tras retirarla, qué aparece en la pantalla del lector. Tras varias pruebas hemos logrado agrupar a los sujetos de experimento en función de las imágenes recordadas con una fiabilidad del cien por cien.

Si la imagen que aparece es esta:



Es que se trata de una persona normal. Lo único que ve el postadolescente medio cuando observa esta foto son dos mameyacas embutidas en una minúscula camisa de botones.

Sin embargo, en caso de que la imagen sea esta:



Está claro que lo único que ve el sujeto son los cómics, y que lo demás se la trae al pairo. Esto le convierte en un auténtico inepto para las relaciones de pareja, el contacto humano y la perpetuación de la especie. Se trata, horror, de un friki.

Por otra parte, puede que la imagen que aparezca en pantalla sea esta:



Horror. Ten cuidado que no te muerda y haz lo que debas.. Utiliza las armas si hace falta, pero asegúrate de que sus fluídos no te salpiquen la cara. Te has topado con un gafapasta maravillado por la genuina frescura de ese comic indecente que es Strangers in Paradise.

Por último, el caso más terminal y patológico de todos es aquél en el que la pantalla del lector sólo puede mostrar la siguiente imagen:



¿250 dólares por el número 1 de Batman y Robin? En caso de que esta sea la imagen, te encuentras ante un caso de frikismo terminal. No te esfuerces en deshacerte del sujeto, probablemente su cerebro no acabe de soportar el shock.

Aquí acaba nuestro experimento, ahora nos vamos, pero antes vamos a dejaros con la idea más acertadas de todas las que nuestros lectores nos han aportado ante el visionado de la fotografía. La que dice la verdad de mayor calibre.

"Me sugiere todo lo que un friki como la mayoría de vosotros querría tener en su casa pero que dificilmente podrá conseguir en toda su triste vida por muchas y evidentes razones."
- Fatinova


Cuanta razón. Hasta mañana, freacs.

1 comentario:

LOSTPROPETH dijo...

AH NO ESTA TAN BUENA!