lunes, 15 de febrero de 2010

Mitos de la farándula: Arnold Schwarzenegger

Es lunes otra vez, pandilla de desocupados; y aquí estamos otra vez los chicos de PcP para hablaros de uno de esos actores que se han ganado un hueco en nuestras estanterías, reservadas para verdaderos mitos de la farándula, como Bruce Campbell, Al Leong o Bolo Yeung.

El 30 de julio de 1947, en el seno de una familia católica conservadora, en el corazón de austria, nació Arnold Schwarzenegger, uno de esos actores que, por muy chanante que quede hoy en día decir que es inexpresivo, que es una mierda, que es un asesino, y todo lo demás, nos ha brindado geniales momentos sesenta años después de su nacimiento.

Desde su más tierna infancia, Arnold mostró interés por comer como un berraco y entrenar hasta ponerse como un auténtico oso. Así, con perseverancia, a base de pastillacas y anabolizantes de todo tipo (los cuales tomaba siempre siguiendo las instrucciones del encargado de su gimnasio), llegó a la cima del culturismo europeo primero, y mundial después, proclamándose Míster Universo, y siete veces Míster Olimpia, lo que le acredita, para muchos, como el mejor culturista de la historia.

"Podría comer sandías por los sobacos"


Fue en 1970 cuando le propusieron participar por primera vez en una peli, con el fin de sacar partido a esos potorrochocientos kilos de musculatura. Su primer papel lo obtuvo bajo el nombre artístico de "Arnold Strongman" (debería habérselo quedado para él, que "Schwarzenegger" no hay dios que lo escriba), y fue en la cinta "Hércules en Nueva York"...



La peli iba de que Hercules, tras una eternidad en el Olimpo, le pide a Zeus que le deje hacer un viaje a la tierra, para ver si se come un rosco y se deja de pruebas y de historias, para terminar finalmente en el Nueva York de los setenta. Huelga decir que se trata de una película bastante prescindible...

Sin embargo podemos decir, sin miedo a aquievocarnos, que diez años después, en 1981, Arnie estaba preparado para permanecer quince años en la cresta de la ola, haciendo películas literalmente geniales, de esas que ya habéis visto y que, sin duda, volveréis a ver. "Anda chachos, no será pa tanto", diréis, y vosotros. Pues sí es pa tanto, listillos del carajo, sí es pa tanto, es pa todo esto:

1981 - Conan el Bárbaro - Conan




Cuachi repartiendo mandobles a diestro y siniestro, jimbándose a una jaca de buen ver, luchando contra un malo malísimo, y todo ello al ritmo que marcaba Basil Poledouris... pa mear y no echar gota, oigan.

1984 - Terminator - T800




Fue el cyborg enviado por Skynet desde el futuro para acabar con la vida de Sarah Connor. Tiroteos, persecuciones, cirugía ocular, frases lapidarias e incesto completan una peli para el recuerdo.

1987 - Depredador - Dutch Schaeffer




Nos vamos a la jungla colombiana para ver como un comando de las fuerzas especiales americanas se internan en la selva con el fin de acabar con la resistencia. El resto ya lo sabéis: hay algo que se esconde en esa selva y que ha salido a cazar. Gritos, carreras para aquí y para allá, armas láser, cuchillas, botones de autodestrucción, la impaciente, trampas, barro, machetes y un depredador, la más peligrosa de las criaturas que han pisado nunca nuestro planeta.

1990 - Desafío Total - Hauser




Douglas Quaid, un tipo de lo más normal, decide llevar a cabo un viaje virtual, la última moda en 2084. Sin embargo, algo falla y la máquina le devuelve sus recuerdos como el temible agente Hauser, una máquina de tronchar carne, colaborador de la resistencia de Marte.

1991 - Terminator 2: El Juicio Final - T800 one more time




Terminator 2 recibió mejores críticas incluso que su predecesora, al contraponer al temible Terminator del 84 con un nuevo cyborg asesino: un T-1000, un androide de mercurio capaz de imitar el aspecto de cualquier humano. Por otra parte tenemos a Sarah Connor en un psiquiátrico y al joven John Connor con unos padres adoptivos. Es entonces cuando entra el prota, un antiguo T-800 capturado por la resistencia. A partir de ahí el filme tiene todo lo que queréis ver en una película de tiros.

1993 - El Último Gran Héroe - Jack Slater




Un niño enganchado a las pelis de Arnold Schwarzenegger, especialmente a la saga de Jack Slater, consigue visionar la esperadísima Jack Slater IV un día antes de su estreno en el cine de su barrio. Sin embargo algo sale mal, y por culpa de la intervención de una entrada mágica, el infante termina dentro de la propia película, donde los buenos ganan siempre y las gordomochas no tienen cabida (nunca mejor dicho). Otro gran puntazo es la llegada de Jack al mundo real, donde descubre que no es más que un personaje y que los buenos no tienen por qué ganar siempre.

1994 - Mentiras Arriesgadas - Harry Tasker




Antes de que James Cameron se masturbase inventando idiomas y pintando a los señores de azul hacía pequeñas maravillas como Mentiras Arriesgadas, en la que nuestro mito de hoy interpreta a Harry, un aburrido marido que vive una rutinaria vida en compañía de la diosa Jamie Lee Curtis. Lo que ésta no sabe, es que el trabajo de chupatintas de su marido es una simple coartada: Harry es uno de los agentes secretos más eficientes y condecorados del país.


Por supuesto que no están todas las que son, pero sí son todas las que están. Pese a que ha tenido siempre un papel de hombre de acción, su pinta de monstruo de dos metros con músculos hasta en los párpados le ha valido para ganarse algunos grandes papeles en el mundo de la comedia. Fue el hermano gemelo de Danny DeVitto; se quedó embarazado; fue profesor en una guardería; recorrió todas las jugueterías en busca de un muñeco para su hijo; y fue el Doctor Frío en Batman y Robin, que no es que no sea una comedia, es que dista mucho de ser siquiera una película.


En 2003 le llegó el turno de dedicarse a la política directamente. Tras competir contra una pandilla de frikis que rivalizaría en bizarrismo con este Staff para las elecciones del estado de California, se proclamó gobernador y lo es hasta la actualidad. Sigue esperando a que Skynet envíe esa señal para mandarnos a todos a tomar directamente por el ano.

"¿Quieres un autógrafo, chiquitín?"


Ahora, después de recordaros por qué las pelis de Chuachi molan, nos vamos. Y mañana volvemos, porque mañana es carnaval el Big Culo Day.

8 comentarios:

Denis dijo...

Arnold es uno de mis actores preferidos para hacer que un gafapastas lo pase mal. Es mencionar sus pelis y se puede ver como poco a poco el semblante gafapastil se transforma a marchas forzadas en la expresion del odio incontenido.


Ahhh, gracias Ardonl, por eso y por tu pelis, que son la puta bnomba coño!!


;P

Kal Zakath dijo...

Por Crom, solo puedo decir:

¡Arnold Is Numero Uno!

Fati dijo...

Mentiras Arriesgadas es lo mejro que ha parido la mente distorsionada de James Cameron.

Por cierto en relación con la carrera política de Arnold ya hubo una referencia en Demolition Man, ahí hayy un rollo vidente que da miedo oigan.

Hasseo dijo...

Sin duda, Arnold nos ha brindado momentos imborrables. Siempre hacia de tio duro, o de tio duro con lado sensible y corazoncito... pero que bien lo hac´´ia el cabrito xD

Grande, Arnold, grande.

Hasseo

Flashez dijo...

¡Por fin un post dedicado a Gobernator! Por mi como si come niños estofados. Ha sido Conan y siempre le amaremos.

Maeglin dijo...

Si...uno de mis favoritos de acción...y un gran Conan (pena que la cagara haciendo Conan el destructor.)

Juan F. dijo...

Hola a todos,

En 1985 hizo también RED SONYA, un papel secundario pero repartiendo mandobles por todos lados. :D

http://www.impawards.com/1985/posters/red_sonja.jpg

Un saludo. ;)

alberto dijo...

Es el destructor definitivo!!!