jueves, 4 de febrero de 2010

Pelis que molan: Bubba Ho Tep

Hola, grupúsculo de zurcemierdas, los chicos del Staff de Paranoia con Patatas. Si el último post cinéfilo que os cascamos, sobre El Ejército de las Tinieblas, os llenó los ojos de lágrimas hasta que no pudisteis ver las estrellas es que sois unos auténticos moñas y unos mariconazos.

Hoy toca un nuevo post de nuestra aclamada sección "pelis que molan", en la que os decimos claramente qué hacer con ese tiempo libre que Dios y vuestros pobres padres os han dado en vez de dedicaros a ver pelipos y pelárosla como monos.



Bubba Ho Tep es una de esas grandes películas que todo friki debe ver para ser lector de Paranoia con Patatas.

Para desgranar la cinta utilizaremos una breve escena que no contiene ninguna clase de spoiler, a partir de la cual podremos desarrollar el argumento de forma convincente. Somos frikis serios, joder. Atentos a estos cuarenta segundos para el recuerdo.



Uf. A quienes os emocionen este tipo de cosas se os acaba de quedar el culito hecho agua. El resto os estaréis preguntando qué cojones pasa con el negro este y su amigo hortera.

En primer lugar, el tipo que coje el teléfono, el negro, no es otro que John Fitgerald Kennedy, quien, tras ser dado por muerto en Dallas, fue ocultado por la Casa Blanca, quienes sustituyeron parte de su cerebro por arena, tiñeron su piel, y le internaron en una residencia de ancianos con el único fin de ocultar su existencia a sus enemigos acérrimos, como Ostwald o Fidel Castro.

"Mírame a los ojos y dime que no tuviste nada que ver con lo de Dallas"


El otro tipo es, como habéis oído, Elvis Presley, interpretando por alguien que podría hacerle sombra en caso de compartir escenario, el actor fetiche de Paranoia con Patatas, Bruce Campbell. Elvis tampoco está muerto. A mediados de los setenta, El Rey vivía de una forma que se asemejaba bastante a la vuestra, salvo porque la metía donde quería y todas las veces que quería. Su familia le odiaba, sus amigos eran todos unos cabrones, y sus vicios le superaban diariamente. Fue por esto por lo que decidió recorrer yankilandia en busca del mejor imitador de Elvis del país, Sebastian Hoff (también interpretado por Campbell, quien hemos podido saber que trató de cobrar el doble pero no lo consiguió). Tras encontrarlo le propuso un trato, uno de esos clásicos cambios de vida que tanto juego dan. Lo que El Rey no acababa de entender era que al bueno de Sebastian le iba el tema de la droga tanto o más que a él, por lo que, rodeado de lamecandados y oportunistas, no tardó en pasarse con el pinchito y morir. Por su parte, el ahora austero Elvis, sufrió un accidente durante una de sus actuaciones y se rompió la cadera. En la actualidad comparte residencia con JFK y padece de una inflamación en el cipote.

"Hail to the king, Baby"


Ambos hablan de "qué puedes hacer tú por el centro". Y es que pese a que en la residencia de ancianos "El Descanso Frondoso" son todos unos alelados snobs, algo extraño les está sucediendo a los demás internos, quienes están comenzando a aparecer muertos... sin que se abra ninguna investigación en condiciones( al fin y al cabo, se trata de una banda de viejos chalados y cabrones).

"Aquí lo único que hacen es reñirnos"


Por último, vemos como Bruce comenta a su interlocutor que su plan consiste en matar a la momia. Durante los años treinta fue descubierta por arqueólogos americanos, una momia egipcia. Esta momia, como otros tantos tesoros arqueológicos, fue a pasando por diferentes museos americanos, hasta que en uno de esos traslados fue robada por unos bandidos, y terminó en un río de Texas cercano a la residencia de ancianos que hoy habitan los protagonistas. Al parecer, la momia ha vuelto a la vida, ataviada como un resquebrajado Cowboy, para sorber las frágiles almas de los ancianos. Bruce no tardará en bautizarla como Bubba Ho-Tep, algo así como "Paleto Tejano" Ho Tep, o "Redneck" Ho Tep.



Con el visionado de los cuarenta segundos que os hemos mostrado basta para saber que se trata de una de esas pelis que molan. Lo tiene absolutamente todo: asesinatos sobrenaturales, teorías conspiranoicas, monstruos venidos de otras épocas, y a Bruce Campbell.

Dudamos que se pueda pedir más, y si de hecho se puede, no queremos saberlo.



Ahora, después de haberos instruído y dado algo que hacer este fin de semana aparte de reventaros granos, nos vamos. Hasta mañana, pandafrikis.

3 comentarios:

Wizzard dijo...

Ya la había visto, mi veredicto: Terriblemente lenta y aburrida como pocas.
Lo siento mucho staff.

Fargold dijo...

Pues a mi me gusto, era lenta si, pero la historia era entrañable y el final gracioso aunque tragico.

Kal Zakath dijo...

Estoy con Wizzard... Bruce no escoge bien sus papeles desde que no quiso protagonizar Titanic...