martes, 9 de febrero de 2010

Preparando San Valentín PcP Way; Vol. 2

Buenos días, sucios bastardos. ¿Qué tal? Mal, suponemos. Como habéis visto, ayer iniciamos un breve ciclo titulado "Preparando San Valentín PcP Way", en el que iremos preparando el terreno para una de esas entrañables festividades que los centros comerciales os han ido metiendo en la cabeza a los impúberes deseosos de llevarse algo a la boca y a las mujercitas que ansían pescar marido. Nos referimos a San Valentín.

A lo largo de sus miserables vidas, los lectores de PcP se han sentido, en innumerables ocasiones, como el triste de Steve Urkle, el lametable Milhouse Van Hooten, o el inadaptado de Skreech (antes de hacer aquella pelipo titulada Skreeched en la que se confirmaba como una verdadera estrella). Este sentimiento de rechazo por parte del amor de sus vidas se incrementaba, año a año, cada 14 de febrero, cuando el chico popular, o el no popular pero menos feo que nuestro lector, se llevaba de calle a la chica en cuestión con un ramo de rosas o una caja de bombones.

Es por esto por lo que el lector medio de Paranoia con Patatas (y de tantos otros blogs y páginas creadas para nerds sin remedio, no os vayáis a creer que el único blog que visitan masivamente los frikazos es este) odia San Valentín. Años de azucararse sólos el churro llevan a nuestros lectores a ser, junto con las treintaañeras vírgenes, el colectivo que peor lo pasa en esta fecha.

Es por eso por lo que desde aquí vamos a dedicarle un pequeño ciclo a esta fecha, para que, por lo menos, veáis que hay un grupo de personas que os comprenden al otro lado del ciberespacio.

En el post de hoy, vamos a parafrasear a esa llamada trilogía de culto (no vamos a ponernos estrictos, pero lo de Millenium, "La trilogía de culto" es bastante pretencioso dadas las circunstancias) del tal Steve Larsson (juramos no haber leído nada de este tipo) para buscar un top ten acorde con la festividad que nos ocupa, un top cinco (joder, es que un top ten son demasiados para un tema como este, y no queremos ser el blog que aparezca de primero en google cuando se busque "misoginia") que recogerá a aquellos hombres que ni siquiera saben qué día es San Valentín, ni les importa. Nos referimos a hombres que, por un motivo u otro, no aman a las mujeres.

Dentro Top

5. Pai Mei



Pai Mei detesta a los americanos y odia profundamente a las mujeres, lo que convierte la estancia de Uma Thurman en un disciplinado tormento.

4. Ash J. Williams



No es que Ash sea un misógino y un psicópata, no. Ash J. Williams trata con mujeres. Sabe como tratarlas. Sabe qué decirles. Y sabe qué hacer para obtener lo que quiere de ellas ("su cariño" y que salven "al rey") sin la necesidad de recurrir a sentimientos de ningún tipo.

3. Ford Fairlane



"Siento que hayáis tenido que fregar los platos, pero ¿quién hizo todo el trabajo en la cama?"


Ford Fairlane, el detective rockanrollero, el hombre que acuñó el término "menosmola", merece ocupar el tercer puesto de nuestro ránking por sus algo más de noventa minutos de menosprecios hacia el género femenino.

2. El Doctor Sheldon Cooper



Se dice que el personaje de Jim Parsons, entre muchas de los trastornos de personalidad que padece, que incluyen comportamientos obsesivo compulsivos, hipocondría y el síndrome de Aspergen, es profundamente misógino. Además, el hecho de que carezca de cualquier tipo de deseo sexual, y de que sea incapaz de sentir atracción por nadie le hace merecedor de la plata de nuestro ranking.

1. Reed Richards



Reed Richards es el tipo que atormenta diariamente a Sue Storm, la mujer invisible. El más claro exponente de hombre que ha perdido la ilusión por su mujer y por su matrimonio. Ni aniversarios. Ni San Valentines. Ni navidades. Ni días del amor. Nada. Para él, su mujer, además de ser el miembro más débil del grupo, es poco más que una molestia que le distrae de su trabajo y de sus aficiones. Reed, tu dictadura de machismo acabará algún día, desde PcP decimos "Yo creo en Sue Storm".

Aquí termna nuestro post de hoy. Y ya sabéis, si no queréis acabar como el sosainas de Milhouse, salid a la calle a ver que pasa.

Hasta mañana, freacs.

3 comentarios:

Diógenes dijo...

(...) y no queremos ser el blog que aparezca de primero en google cuando se busque "misoginia" xD ¿Verdad que no?
No es por ser puntilloso (léase tocapelotas) pero a pesar de vuestro cultivado estilo literario se os está olvidando escribir: 1) Síndrome de Aspergen – acaba en “r”, 2) Aquí termna nuestro... – falta una “i” 3)Freacs – se escribe con “k” en lugar de “c”. A la correctora de estilo del Staff se la debería pagar por lo que trabaja, no por lo que hace en sus horas libres. Por cierto, Sheldon Cooper se reproduce por mitosis. Hasta mañana, tronchamozas.

Dynk dijo...

Diógenes, el primer fallo se puede señalar, pero el segundo es lo que se conoce como 'error de dedo' (no es lo mismo '¿Quw tal?' que 'ke tal?', y con respecto al tercer 'fallo', este blog lleva desde tiempos inmemoriales empleando el término freacs y nadie les ha dicho ni mú. Es que ehpaña eh musha ehpaña

Diógenes dijo...

HOYGAN siniores, ay q kuidar la hortografía. Dynk, gracias por la aclaración.