sábado, 6 de marzo de 2010

Orgullo y Prejuicio y Sentido y Sensibilidad y la madre que los parió

Estamos aquí en PcP un sábado más con un post al más puro estilo de aquél incomprendido programa de culto que era "Negro sobre Blanco".

No os alarméis, en PcP seguimos estando en contra del libro como formato de entretenimiento, y siempre a favor del Blu Ray, pero tenemos que entender que no todo el mundo vive rodeado de lujos y con un harén de tías buenas a las que meter mano, por lo que no tenemos problema en renunciar a nuestros prejuicios y hablaros un poco de libros. O algo así.

Resulta que, con todo el tema de que los zombies vuelven a estar de moda, como en los ochenta, y que ya no son sólo una de esas rarezas fetiches del friki medio, sino que parecen ser algo de consumo público y socialmente aceptado, las librerías se han llenado de títulos de temática zombie.

Muchos de ellos están almacenados en cajas en uno de los sótanos de esta redacción, y casi todos son malos como pegarle a Sharon Carter con un escudo con una estrella en el centro.

Entre todos ellos destaca el, en su momento innovador, "Orgullo y Prejuicio, y Zombis".



Era algo original. Consistía en coger un clásico victoriano e infestarlo de zombies que se dedican a devorar a campesinos, burgueses, caballos y todo lo que se les cruza en su camino. Por otra parte tenemos a las hermansa Bennet, que lejos de ser las mojigatas del libro original, son tres femmes fatales adiestradas en toda clase de artes marciales y siempre preparadas para luchar contra los innombrables.

Todo habría quedado en "una anécdota original" si no fuera porque algún visionario productor de joligud ya ha conseguido liar a Natalie Portman para protagonizar la película (si hay que ir a verla, pues se va, qué carajo).

Sin embargo, hay algo oculto en todo esto que hizo saltar nuestro sentido común.



Con todo esto de la crisis, lo más probable es que en este mundo hambriento y superpoblado, las gentes van la oportunidad de negocio a la mínima, como cuando nosotros vendíamos pastelitos de la risa a la puerta de los colegios para sacar algo de dinero con el espúreo fin de comprar temporadas y temporadas de series que molan. Dicho y hecho, la bombilla se encendió en la mente de vagos redomados de todo el mundo: cualquiera puede pillar por banda un libro clásico y poblarlo de elementos sobrenaturales...



Vaaaaaale, venga, lo hemos entendido y lo aceptamos. De algo hay que comer. No os creáis que nos molesta, joder, cada uno se gana la vida como sabe. Hemos llegado al punto de que sabemos que si no lo hace el que lo firma hoy, mañana lo hará otro.

Con lo que sí que no estamos de acuerdo es con la promoción que se les ha dado a títulos como este.



En esta época de videoconsolas de tercera generación, series online y pornografía gratuíta en internet, puede haber quien piense que en el libro sale eso, y no es verdad. No, no, no es una tontería. Nuestros lectores quieren saber, y PcP les da resultados: no sale eso. En el libro sólo salen letras, si quieres ver eso, pues tienes que volver al tutube a verlo. Es algo así como esos trailers que están mal doblados y cambian las frases lapidarias, y te das cuenta de eso sólo cuando ves la peli, sólo que en este caso es a lo bestia: le llaman trailer pero es una engañifa.



Otra. Tampoco es difícil de imaginar, pero por si acaso lo fuere o fuese, ya ha habido alguien que se lo ha imaginado por ti.



Después vendrá...



Probablemente, si Tolstoy levantase la cabeza lo último que le preocuparía sería que Ana fuese ahora una androide... lo que realmente le jodería sería comprobar como sólo se acuerdan de él los gafapastas.

Un escándalo todo, sí, estamos más nerviosos que un epiléptico en la línea de tiro del Santo de los Asesinos, pero no os creáis que esto es sólo cosa de foráneos chalados.

"Me lo leo, lo remiendo durante una tarde, y hala, a ver crecer la pasta"


Y nosotros, una vez más, y sin haberos cobrado un puto chavo, nos vamos. Mañana volveremos con una de esas guías que permiten que PcP sea recordada por su vocación de educación y entretenimiento.

2 comentarios:

Roger dijo...

Toda la razón del mundo.
Toda.
La línea que separa la originalidad y la innovación del más desesperado de los intentos por sacarle los cuartos al prógimo es muy tenue.

R.P. Sephiroth dijo...

Hola. Desde hace tiempo, de vez en cuando le echo un vistazo a este blog y la verdad es que está bastante bien, mucho frikismo aderezado con sentido común.

El libro de Orgullo y Prejuicio y Zombis se lo regalé a mi hermana este año por Reyes. A ella le gusta tela Jane Austen, pero odia el gore. Menos mal que le hizo gracia la broma... xD.