lunes, 15 de marzo de 2010

Pelis que molan: Aliens, El Regreso

¿Qué tal, pandilla de somorgujos? ¿Matándoos a gallardas vía chatroulette? Esperamos que no... a fin de cuentas no nos gusta que nuestros lectores caigan tan jodidamente bajo.

Hoy vamos a hablar de una de esas películas que debéis estar dispuestos a ver en cualquier momento, en cualquier lugar, y en cualquier circunstancia; no en vano fue elegida por nuestros lectores como la mejor película de cuantas parió el año 1986. Hoy es el turno de Aliens: El Regreso, de James Cameron.



Antes de que a James Cameron le diese por rodar pelis sobre razas alienígenas azules que hablan idiomas inventados y pretenden ser un reflejo de la opresión de los indios americanos, hacía pelis que molaban de verdad, sobre razas alientígenas negruzcas que ni hablan ni hostias, pero que tienen una mala baba que te jiñas y que sólo conocen de aquello de destripar, matar y devorar marines coloniales.

La película nos sitúa cincuenta y siete años después de toda la movida de la Nostromo, cuando la teniente Ellen Ripley es rescatada después de una hibernación en un estado de hipersueño, que es como el que os da a vosotros cuando abandonáis la consola a eso de las tres de la mañana, sólo que sin tener que despertaros a las once para ir a mear.

Tras despertarse y contarle a todo el mundo lo que sucedió en la Nostromo, fue tratada por todos como si se hubiese fumado un par de chistes de más. Sin embargo, cuando se pierde la comunicación con la colonia asentada en el lejano LV-426, el mismo planeta en el que Ripley dijo haber encontrado el huevo de alien, es a ella a quien recurren.

Así es como la teniente Ellen Ripley vuelve a la acción, en este caso, acompañando a un comando de marines coloniales (los tipos más duros de la galaxia) en una misión de exploración en la colonia abandonada. Es aquí donde se nos presentan a ñersonajes tan importantes para la subcultura friki como son el sargento Apone, el cabo Hicks, a los soldados Vaskez y Hudson, y al androide sintético Bishop, al que la prota le tiene especial tirria.

¿Y mola? Estarás de broma, chaval. Mola más que las natillas. Tenemos a un grupo de marines armados hasta los dientes, con lanzallamas y ametralladoras con sensores de movimiento, transportados en vehículos blindados que parecen la versión definitiva del prototipo del Batmóvil, diciendo improperios y adentrándose en una colonia minera abandonada de esas que dan un yuyu que te cagas. Y todo eso antes de entrar...



Pero es que dentro ya nos encontramos con lo que veníais a buscar en un título como este: los xenomorfos. Bichejos de unos dos metros de alto con dos bocas retráctiles y que sangran ácido. Emboscadas, quemaduras químicas, incursiones, ataques masivos... todo lo que podríais imaginaros se lo imaginó James Cameron al rodar esta joya del cine de acción de ciencia ficción.



¿Y entre los humanos? Pues entre los humanos igual: putadillas, traiciones, órdenes confusas, cálculos fallidos, y tipos armados hasta los dientes soltando frases lapidarias cada cinco minutos.

Y luego está la incombustible Ellen Ripley, una mujer que tiene más cojones que una sesión de terapia de grupo para hombres afectados de elefantiasis genital. Tras encariñarse con la única superviviente de la colonia, una niña llamada Newt, será la auténtica heroína de la película, llegando a enfrentarse a la reina alien que habita en lo más profundo de la colonia.

"Apártate de ella, zorra"


En PcP, además, os recomendamos que os veais el montaje del director, con veinte minutos adicionales para el recuerdo, como la historia de la hija de ripley y alguna que otra escaramuza más, todo ello doblado de forma diferente, claro, pero es el precio que hay que pagar.

En definitiva, que Aliens es una de esas películas que hay que ver, una de esas experiencias que no sólo no se olvidan, sino que una vez vividas, cualquier friki de buena voluntad querrá repetir cada cuatro semanas.

Y ahora nosotros nos vamos, dejándoos con el trailer:



Hasta mañana, frikis.

4 comentarios:

Kal Zakath dijo...

Simplemente Épica.

Flashez dijo...

Grande. Grande. Recordemos a Cameron por esto y por Terminator (la 1). Terrminator 1 y Alien 2... qué paradójica simetría. Ah, oh.

Denis dijo...

Se me ha puesto dura

:P

Cronista dijo...

¿Para cuando un Terminator vs Alien vs Pitufosazulesdedosmetrosymediohippies?

: D