domingo, 11 de abril de 2010

Pelis que molan: Mystery Men

Qué pasa, muerdecandados. ¿A qué andais en pleno domingo? Explorando vuestro cuerpo, suponemos... En el fondo nos dais tanto asco que vamos a pasar hasta de insultaros para ir directos al grano.

Hoy vamos a destriparos brutalmente una de esas grandes películas de 1999, año cargadito de grándes éxitos. Nos referimos a Mystery Men, traducida aquí como "Hombres Misteriosos".



Champion City, una bulliciosa metrópolis estadounidense que parece algo así como un pestiche entre Gotham y el Los Ángeles de 2019 de Blade Runner, en la que las buenas gentes pueden vivir apaciblemente sus vidas ahora que el índice de criminalidad ha descendido. A esto ha venido contribuyendo, durante los últimos años, la figura del Capitán Asombroso, un muchimillonario que ha invertido su fortuna en convertirse en un auténtico superhéroe, que ha ido barriendo las calles de delincuentes.



"Es asombroso..."


Sin embargo, serán los propios compromisos publicitarios del Capitán Asombroso los que alejarán esta paz de Champion City. Poco después de perder el patrocinio de Pepsi, el Capitán media a través de su alter ego para liberar a Frankenstein Casanova, un auténtico supervillano que relanzará su carrera y motivará a sus sponsors.



"Uf... Casanova Frankenstein... ese sí que era un supervillano... Ya sabes, él siplemente... esos ojos... no puedo hacerlo... y esa voz... Pura maldad. Las batallas que solíamos librar... Extraordinarias."


Pero algo saldrá horriblemente mal, y el Capitán Asombroso acabará a merced de su sanguinaria némesis. Champion City ha perdido a su protector, y Frankenstein Casanova está preparado para iniciar un nuevo reinado del terror. Es entonces cuando los verdaderos protagonistas del filme entran en acción... Hablamos de un trío de superhéroes que irá reclutando miembros hasta que se encuentre en condiciones de plantarles cara a los villanos.

Mister Furioso

"Ten cuidado, soy una caja de pantera y estás a punto de abrirme"




Ben Stiller interpreta a Mister Furioso, quien parece adoptar el rol de líder del grupo. De día es Roy, un pobre diablo que trabaja en un desguace bajo las órdenes de una vieja loca, pero por las noches, se pone al volante de su desastrada moto para dar rienda suelta a su ira.

El Zapador

"Es verdad Eddie, manejas la pala mejor que nadie, pero no eres un superhéroe... Eres un buen padre, y un buen marido... pero nada más."




Casado con una mujer que ya está harta de sus salidas nocturnas, y padre de tres hijos que todavía creen en él aunque no tienen demasiado claro lo que hace, Eddie está convencido de que su habilidad con la pala puede ser reconducida para luchar contra el crimen y ayudar a las personas corrientes.

El Rajá Azul

"Podrías llevar algo azul en el disfraz... vas vestido de verde con un estampado de flores... vas de todo menos de azul"




Jeffrey es inglés, vive con su madre y es pobre como una rata. Su alter ego, "El Rajá Azul", también conocido como el maestro de la cubertería, combate el crimen con tenedores y cucharas, pero nunca con cuchillos.

El Chico Invisible

"Un momento, a ver si lo entiendo: ¿sólo puedes hacerte invisible mientras nadie te mira?"




Se trata de un postadolescente que posee un curioso don: es capaz de hacerse invisible, pero sólo mientras nadie mire para él, incluso si él mismo se mira al espejo vuelve a hacerse visible.

El Flato

"No iré detrás de ti, pero lucharé a tu lado con orgullo."




Cuando tenía 13 años, una gitana dejó caer sobre el una maldición: un flato insoportable con el que tendrían que aprender a convivir tanto él como sus seres queridos. Protagoniza una de las mejores escenas de la película... junto con una mofeta.

La Lanzadora

"¿Hiciste que metiesen la calavera de tu padre dentro de esa bola?"




La hija de un legendario jugador de bolos asesinado por una banda mafiosa local busca venganza, por lo que acude a la llamada del resto de los héroes cuando se deciden a buscar colaboradores.

La Esfinge

"¿Y para qué queremos reclutar a un tío cuyo único poder es ser sumamente misterioso?"




La Esfinge es un reconocido superhéroe sureño, famoso entre los del gremio por su forma misteriosa de hablar, plagada de acertijos y refranes que esconden gran sabiduría. Él enseñará a los héroes a exprimir al máximo sus poderes y a trabajar en equipo.

Juntos, y ayudados por un trasnochado inventor, deberán luchar contra el demente que quiere destruir la ciudad, y quien también se ha preocupado por reclutar su propio ejército, atrayendo a todas las bandas criminales de la ciudad: los Chicos Disco, un buen grupo de horteras que se niegan a aceptar la muerte de la música disco; los sushis, educados asesinos orientales; los capones, estereotípicos gangsters de los años veinte; las peleteras, un grupo de lerchas peligrosas; la banda de los malosos, unos auténticos supergangstas; y los universitarios, un grupo de tiparracos de unos cuarenta años que siguen repitiendo curso tras haber perpetrado una novatada mortal (en la redacción no pudimos evitar pensar que si la película hubiese sido rodada en España, esta última banda sería sustituída por "los tunos").



Vamos, que la peli mola, que es uno de esos clásicos imprescindibles dentro del mundo de las películas de superhéroes, y más allá del argumento, simplemente por la ciudad, la historia, las bandas y los personajes merecen ser visionados y revisionados un par de veces.

Nosotros nos vamos, pero os dejamos con el trailer. Hasta mañana, frikis.

3 comentarios:

JR Machuca dijo...

El Inventor es Tom Waits, por si lo queréis saber.

Kal Zakath dijo...

"Debéis actuar como una manada de lobos, no como lobos mamados" Sabiduría de la esfinge, pura y dura.

Esta película la fuimos a alquilar a un blockbuster (sí, antes de la mula se hacían esas cosas de alquilar y tal), tres amigos, y el dependiente pregunto en voz alta:

-¿Mister Men es para vosotros?

en medio de una cola de cojones, total que rojos como tomates asentimos y pagamos por la película que nos hizo parecer consumidores de pornografía gay delante de todo el vecindario.

La película normalilla, por eso...

YaguaR dijo...

Acabo de volver a verla y la verdad es que, salvando la actuación de Mister Furioso, es una película memorable.