sábado, 5 de junio de 2010

From Paris With Love. John... estás hecho un fanegas

Este es un post de uno de nuestros miembros en la reserva: Wizzard, quien deseoso de ganarse un sitio en el jacuzzi de Hugh Heffner se ha decidido a mandarnos un post sobre esa rareza titulada "From paris with love". Todos tuyos, Wizzard.

Hola otro día más hipoglucidos.

Si esperabais una critica inteligente de cine de autor alternativo, está claro que os habéis equivocado de sitio; pero si venís a ver culos y tetas, destrucción de la propiedad o violencia sin sentido, hoy toca lo último.

Desde PCP, os traemos, From Paris With love, una pelicula que en taquilla perdió la ínfima cantidad de diez millones de dolares y recibió horribles críticas que espantaron a la posible audiencia:

Revista Rolling Stone: 1/4, From Paris With Love no aporta nada, una simple, machacante y aburrida secuencia de ruidosas y violentas escenas.



Si, sabemos que vosotros no veis nada malo en esa frase y que más de uno se ha sacado la mano de la bragueta para empezar a buscar este título. Pero no nos preocupa, al final, esos hábitos son los que os hacen especiales, como cuando a alguien le diagnostican el síndrome de tourette o la viruela roja.

From Paris With Love es una cinta de acción, de esas que ya no se hacen:

James reese (Jonathan Rhys Meyers), el chico del café del embajador americano en Francia, un meapilas con una vida perfecta en París junto a su preciosa novia, aspira a entrar en el servicio secreto; cumplidos sus deseos le asignan una misión junto al veterano e incorregible Wax (John Travolta). Esto deriva en el típico Burocrata-conoce-a-Rambo y dan caña a los pakistaníes (como marca la tendencia, los musulmanes son los nuevos chinos, quienes a su vez sustituyeron a los rusos como los malos de las películas de acción).

"John, tío, cada día estás más grasiento"


Un argumento tan manido y burdo que podría salir incluso de las áridas mentes de nuestros lectores da paso, sin explicación alguna, a la ensalada de tiros.
Una secuencia de acción tras otra en la que, un Travolta como no veiamos desde Operación Swordfish, reparte tollinas como si los 80 no hubieran acabado.



Cabe destacar, que en la hora y media que dura esta agradable historia no hemos visto a la Vieja Barras y Estrellas por ninguna parte, algo único en el genero. Aunque es posible que en la redaccion se nos haya escapado ya que seguimos al pie de la letra la ley que prohibe mirar menos de dos pantallas a la vez.

En cualquier caso. No os engañéis, no hay pistas imposibles, ni una fotografía exquisita, ni siquiera un plan maléfico para dominar el mundo, es un training day sin guion, ni ganas de tenerlo, en el que los americanos se pasean por el pais vecino como vosotros por vuestra tienda amiga, arramplando con todo sin que nadie se moleste en detenerlos. -"...os salvamos el culo en no una, sino dos guerras mundiales, hijo de puta.- Charlie Wax "

¿El traieler? ¿Pero aún queréis verlo? Pues nada, ahí lo tenéis:



Hasta mañana, frikis.

2 comentarios:

Denis dijo...

Me quedé con ganas de verla, y ahora me han estrado de nuevo...

La Diosa de las Nenas Duras dijo...

¡ARRRRR! Mira John Travolta, como parte y reparte. Bruce... este trailer me hace sentir sucia.