viernes, 16 de julio de 2010

PcP investiga, el pito del hombre lobo

Pasa de vez en cuando. Ayer, poco después de cenar, un tipo timbró en la puerta de la redacción. Resultó ser un tipo de unos taitantos, con el pelo alborotado, gafas de pasta que quería saber si estaba completo el aforo. Y es que desde que pusimos el cartel de la peli esa moñas del Wong Kar-Comosellame-el-tío ese, no paran de caer en nuestra trampa.



Después de destripar al gafapasta y cagarnos en su barriga para que no tuviese hambre, decidimos vernos una peli. Con la coña eran ya las dos y media, y aunque si bien es cierto que los asesinatos cansan bastante, también estresan lo suficiente como para no dormir a la primera, y para más inri, registrando el iPod del impresentable muerto encontramos, entre Dancer in the Dark y La Gata Sobre El Tejado De Zinc, la segunda parodia de Star Wars de los enfermos de Padre de Familia. ¿Qué hacía ahí? Ni flores, pero aprovechando el interin, pues nos la vimos.

La verdad es que cuando la terminamos nuestra vida no había cambiado demasiado, nada interesante que recordar... o quizás sí... y es que una de las escenas en las que Yoda entrena a Chris en el planeta Dagobah resultó ser... inquietante.



- "Mejor escena de Hombre Lobo Adolescente" (Teen-Wolf)
- "Michael J. Fox en el baño convirtiéndose en hombre lobo por primera vez y llama su padre a la puerta, se pone histérico y cuando abre ve que su padre también es un hombre lobo"
- "También aceptado habría la escena al final del partido de baloncesto cuando el del público el pito fuera tiene"
- "¿Qué?"
- "Sí, hay un tío al final, entra en internet, míralo. En las gradas está, muy al fondo y tiene todo el pito fuera"

Mmm... curioso. Pero en PcP no confiamos demasiado en Internet, así que, aunque ya eran casi las cuatro de la mañana y aquello empezaba a apestar nos decidimos a vernos también la de Teen Wolf, que hacía tiempo que no nos la papábamos.



La verdad es que la escena del baño es colosal, pero lo que nos interesaba realmente era la de la famosa chorla fuera.

Y así, siendo casi las seis de la mañana, la vimos:



Exacto. Arriba a la izquierda. Una polla como una olla.

Asqueroso, verdad...



¡Pues no! Resultó ser todo una engañifa. ¡Era una señora! ¡Probablemente una madre! ¡Y con las madres no se juega!

Pues eso, que hoy en Paranoia con Patatas os hemos dado una lección de información cómica manipulada, hemos destapado un fraude, hemos dormido poco, y ni nosotros ni un incauto aficionado al cine iraní hemos ido a trabajar... y nadie parece haberlo notado.

Hasta mañana, frikis.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Dejar los porros nen.

Primerodemayo dijo...

jaja que grande xD