lunes, 26 de julio de 2010

Pelis que molan: 2013, Rescate en L.A.

Hola, eunucos sin sangre en las venas ni aspiraciones, ni sueños, ni planes para estas vacaciones. Bienvenidos a una nueva edición Pelis que Molan.

Hoy le va tocando el turno a la segunda parte de una de esas pelis que tienen un hueco en el corazón de todo friki. Hoy vamos a recordar otra gran película del enorme John Carpenter. Hoy volveremos a dejar que Serpiente Plissken nos mire con su único ojo. Hoy, en PcP, 2013: Rescate en L.A.



"En los Estados Unidos no existen los fumadores.
No hay tabaco, ni alcohol, ni drogas,
ni mujeres, a menos, claro, que estés casado.
No hay armas, ni lenguaje soez, ni carne roja, Plissken."


Como telón de fondo nos encontramos con una América gobernada por un presidente tronado y vitalicio, un fanático religioso que vaticinó un terremoto de proporciones bíblicas que acabaría con los infieles y pervertidos habitantes de Los Ángeles... y acertó. Un terremoto de 9,6 en la escala de Richter asoló la ciudad en el agosto del año 2000 y separó Los Ángeles del resto de América. Así, la isla de Los Ángeles deja de formar parte de los EEUU, y se convierte en el centro de deportación para toda la gente considerada inmoral. La nueva Fuerza Policial de los Estados Unidos, como un ejército, es apostada todo a lo largo de la línea de la costa, impidiendo cualquier fuga, y excluyendo a Los Ángeles del continente. Cuando un americano pierde su ciudadanía es exiliado a esta Isla de la que nadie puede salir.



Pese a la implantación de una forma de vida estrictamente moral, una crisis amenaza la tranquilidad Americana. La hija del presidente ha huído con un dispositivo secreto y altamente destructivo. Seducida por un líder revolucionario afincado en Los Ángeles y que guarda un más que siniestro parecido con el Che Guevara, ha puesto este arma a disposición de los enemigos de los Estados Unidos. Y es que ese movimiento revolucionario, comandado por miembros peruanos de Sendero Luminoso, cuenta con el apoyo de naciones enteras del tercer mundo, y planean no sólo liberar Los Ángeles, sino atacar yankilandia.

Un parecido más que razonable


La Fuerza Policial de los Estados Unidos actúa rápido y envía un grupo de reconocimiento a la isla en busca del dispositivo. Sin embargo, este grupo no tiene suerte, y la última baza del ejército se presenta por casualidad, y es que esa misma noche se traslada para su confinamiento de por vida en Los Ángeles al antiguo héroe de guerra, el hombre que protagonizó un temerario rescate en Nueva York en el 97, el hombre que sobrevivió a Cleveland, hablamos de Serpiente Plissken.



Tras inyectarle un virus letal que tan sólo le deja nueve horas y media de vida, los jerifantes de la Fuerza Policial obligan al protagonista a internarse en la isla y recuperar el arma.

Molo tanto que duele verme


Así comienza una carrera contra reloj para recuperar el deseado dispositivo, acabar con el insurgente Cuervo Jones, y volver a los Estados Unidos para recibir una dosis del antídoto. Pero que Serpiente tenga prisa no significa que sea una película rápida. Hay tiempo para persecuciones, traiciones de todo tipo, tiroteos, sobradas monumentales, gadjets de alta tecnología, pistoleros mexicanos, surfistas que montan tsunamis, aficionados a las operaciones quirúrgicas que cazan para reimplantarse órganos, partidos de baloncesto a muerte, ataques desde parapentes, travestidos, hologramas y frases lapidarias.



Pero no sólo hay eso, chavalotes. Que Serpiente Plissken mola es algo obvio, no sólo por ser quien es, ni por haber inspirado a Hideo Kojima para crear a Solid Snake, sino también por que quien lo interpreta es Kurt Russell, uno de esos actores míticos que os la ponen dura a los lectores de Paranoia con Patatas. Lo curioso es que no es el único actor fetiche de este blog que se deja ver en 2013: Rescate en L.A.

- Steve Buscemi, quien interpreta a "Mapa de las Estrellas" Eddie, un asqueroso oportunista y rufián traicionero de poca monta que dice tener los contactos necesarios para sobrevivir en Los Angeles.




- Al Leong, que, oh sorpresa, hace de uno de los hombres de la banda de Hersey. En su papel toma partido en la típica pelea monumental, pero en este caso armado con una ametralladora y utilizando un parapente. No os desvelaremos si al final muere o no. Es Al Leong. No hace falta que lo hagamos.



- Y como no... Bruce Campbell. El único que faltaba para que la película fuese completa. Bruce se pone en la piel del Cirujano General de Beverly Hills, un chalado que se dedica a recauchutar a quienes se pasaron de liftings y operaciones y ahora no pueden dejarlo.



Aunque su cara está modificada todavía podeis apreciar la camisa azul y los arneses que todos lleváis grabados en vuestras retinas.



Exacto.



Y después de este breve análisis deberían de haberos quedado clarinetas las razones por las que unos despojos como vosotros debéis postraros ante vuestro ordenador y veros esta obra maestra del cine. Nuestra labor está hecha. Nos largamos. Hasta mañana, frikis.

4 comentarios:

Cronista dijo...

Tengo que reconocerlo, me preocupaba que este análisis no se hubiese hecho hace mucho tiempo en PCP.

Ahora que ya está donde debería, llevada a la imperecedera gloria absoluta por los miembros de nunca bien ponderado Staff he de volvera reconocer que leyendolo me he tocado lo del pis.

Nico dijo...

ES LA MEJOR PELÍCULA DE LA HISTORIA!!!

Y este martes 27 la ponen en La Sesta, así que a verla todo dios!

Sapporo dijo...

Menudo pepino de peli... y es cosa mia o la hija del presidente esta jamelga??

Y además justo acabo de conseguir una copia de seguridad de "1997: Rescate en NY" porque la original en DVD la extravié con la mudanza...

El Staff dijo...

Dios bendiga las copias de seguridad.