jueves, 1 de julio de 2010

Pelis que molan: Lock & Stock

Hola, banda de bocasucios. Bienvenidos a una nueva edición de nuestra siempre intersante sección sobre pelis que molan.

Tomad asiento, porque hoy vamos a hablar de una de esas grandes películas que ha dado el cine inglés. ¿"Full Monty"? ¿"Los Monty Python y su puta madre"? Que no, que no, y que no. Hoy toca hablar de "Lock, Stock and Two Smoking Barrells".



Bueno bueno bueno, ¿y esto de qué va? Pues esto va, pandilla de melones, de la primera película de Guy Ritchie, más conocido por trajinarse a Madonna (¡menudo buyate!) y por haber parido esa gran película que hay que ver para ser lector de PcP titulada Snatch... y esta es muy parecida a Snatch. Y mola, y mucho.



En esta ocasión se nos presentan también a una infinidad de personajes, siendo los protagonistas de la cinta cuatro amigos que deciden aportar cada uno de ellos la nada despreciable cantidad de veinticinco (¡por el culo te la hinco!) mil libras para que uno de ellos pueda participar en una partida de cartas clandestina que promete ser la rehos.



Sin embargo, el amigo aficionado al poker no sólo es desplumado en esta partida, sino que además termina por deberle medio millón de libras a uno de los peores mafiosos de Londres... hablamos de Harry alias "el hacha", alias "el rey del porno", un animal capaz de matarte a golpes con un consolador de goma.



La única forma de conseguir el dinero se les ocurre mientras se encuentran en el piso de uno de ellos, maldiciendo su estampa y cagándose en sus muertos. Resulta que en el piso de al lado viven una banda de atracadores que planean un golpe sencillamente cojonudo: desplumar a un grupo de traficantes de marihuana que viven en un edificio cochambroso varias manzanas más abajo.

Obviamente, estos colgados se dedican a cultivar hierba a su vez para otro poderoso mafioso local, Rory Breaker, un negro ultraviolento que no se anda con ninguna coña y que cuenta a su vez con una banda de negros ultraviolentos armados.



Además, en medio de todo esto se encuentran Chris y Chrisito, matones familiares, un padre (Vinnie Jones, ya sabéis, vuestro futbolista preferido) y un hijo que se dedican a cobrar a quienes deben a Harry; Nick "El Griego", al que debéis ver aunque sea para copiar su forma de fumar; y un par de descerebrados que organizan un allanamiento y tan sólo obtienen como recompensa un par de escopetas antiguas...



Por supuesto, todos estos personajes confluyen los unos con los otros en medio de una genial banda sonora desatando lo que Sheldon Cooper calificaría como un inexplicable vórtice de entropía.

"¿Pero de dónde coño ha salido?"


Pues eso, pandafrikis, que esta es una de esas pelis que molan que deberíais plantearos el visionar este fin de semana para poder volver a vuestras rutinarias y aburridas vidas del lunes teniendo algo ingenioso de qué hablar, algo que os hará ser envidiados por los hombres, adorados por las mujeres, algo de lo que nos podamos sentir orgullosos.

Os dejamos con el trailer:



Hasta mañana, frikis.

4 comentarios:

Gaznapiro dijo...

Más que parecerse Lock&Stock y Snatch, son la misma película rodada de nuevo con actores más conocidos!!

Yo me quedo con el original antes que con la copia claro.

JR Machuca dijo...

Snatch no me convenció del todo... pero ver a tantos britfriks armados y luchando entre ellos siempre tiene su cosa! Dessscargando!

Wizzard dijo...

La escena de la Bren no tiene precio...
Tendré que volver a verla.

Nolfy dijo...

Impagable. Guy Ritchie es de mis directores favoritos. Y esta peli nunca me canso de verla.