miércoles, 4 de agosto de 2010

Top ten: No estaban muertos, estaban de parranda

No os vamos a engañar. Hoy íbamos a abrir PcP con un post conmemorativo de Bill Cosby después de que ayer trascendiera la noticia de su muerte.

Sin embargo, tras consultar nuevas fuentes hemos decidido dejarlo para más adelante.



Estos bulos sobre vidas y muertes, los cuales nos parecen de muy mal gusto, nos han llevado a reflexionar. Y es que al bueno del señor Cosby le ha pasado como a tantos personajes queridos por todos: su muerte ha pasado a ser una realidad; pero no contentos con ella, alguien ha decidido que esa muerte no debe trascender, y le ha devuelto a la vida. ¿Cómo? ¿Que eso no ha pasado? ¿Que Bill Cosby nunca ha muerto realmente? Bueno, parte de su alma murió cuando vio como profanaban su legado:



Después de esta breve ración de tetas y culos, la cual no debe faltar en un post de PcP, vamos al tomate. Y es que la no muerte de Bill ha evocado en nosotros tales recuerdos que nos hemos decidido a cascaros un top ten sobre muertes que realmente no cuajaron. Y es que los diez protagonistas de hoy no estaban muertos: estaban de parranda.

10. Krusty

Krusty decide fingir su muerte después de que accidentalmente Bart Simpson de el soplo al fisco de que su ídolo está evadiendo impuestos. Por ello finge un horrible accidente aéreo y el mundo del espectáculo le dice adiós en un emotivo entierro.



Sólo gracias a su tercer pezón es reconocido por los niños Simpson y convencido para que vuelva al mundo del espectáculo.

9. Guybrush Threepwood



Guybrush nunca llegó a morir realmente... simplemente hizo lo que tenía que hacer. La única forma de obtener algunas perrillas en la tercera parte de Monkey Island resultó ser contratar un seguro de vida con Stan, el vendedor de toda la vida, y tomarse un buen potaje de alcohol y medicamentos que le llevó a la catatonia y a lo que él quería: el certificado de defunción. De la obtención de ese papel a la de la indemnización del seguro sólo había un paso.

8. Bucky

Sin querer entrar en el sector talibán de nuestra audiencia que considera que no podemos hablar del Capitán América porque hacerlo es darle bola al imperialismo yanki (creced, amigos lectores, o en su defecto acudid en busca de vuestra ración diaria de gafapastismo a otro sitio), todos recordamos a Bucky, el compañero del Capi durante la Segunda Guerra Mundial. El chaval murió tras explotar una bomba de la que debería haber saltado.

Pero no. Resulta que no murió. El condenao cayó al mar, fue rescatado y reconstruído a base de tecnología que ni dios sabe de donde sacaron y convertido en un frío asesino que era criogenizado entre misión y misión. Le llamaron El Soldado de Invierno.



7. John Locke

Creo que teníamos que meterlo aquí, pero este personaje, probablemente el único de todos los personajes de esa serie al que no querríamos ver muerto (o incluso matar con nuestras propias manos), es el que vio como su fin llegaba. Y como volvía. Ni foto le ponemos al condenao.

6. Spock

Sí, su muerte fue gloriosa. Sus últimas palabras... geniales. "La necesidad de muchos pesa más que la de unos pocos, o que la de uno". Pero su muerte no fue definitiva.



El que comenzó siendo un personaje al que nadie entendía (y no nos digas que tú sí lo entendías porque al principio te parecía un colgao y no querías ni verlo delante) terminó siendo el personaje más emblemático de la serie... y acabó muriendo al final de La Ira de Khan (la polla con cebolla esta peli, por cierto). Eso había que remediarlo. Por eso sacaron la tercera peli, que ya directamente titularon "En busca de Spock", por aquello de que no querían ni ocultarlo ni sorprender a nadie.

5. Jean Grey

Pues no, aunque al principio parecía que Jean se había sacrificado para evitar que el Fénix alcanzase cotas de poder de esas tan furras que pudieran mandar al mundo a tomar por saco, resulta que no, que no fue así.



Un poco cogido por los pelos, pero resulta que la que murió no fue Jean, sino una proyección de su personalidad creada por el propio Fénix. La verdad es que ni siquiera terminamos de aclararnos nosotros mismos.

4. Boba Fett



Exacto. Boba Fett, uno de los personajes más queridos por el friki obeso medio, por sus geniales líneas de diálogo, su innovador trasfondo y su emblemático uniforme (que más que un uniforme parecía el departamento de objetos perdidos de tu instituto) nunca fue devorado por Sarlaac. No. El muy cabrón trepó fuera de las fauces del monstruo y fue rescatado. Todo esto te lo cuentan en un cómic, así que puedes creértelo o no.

3. Elektra

Otra que repite en un top ten. Elektra, el personaje de Frank Miller, palmó miserablemente como todos sabréis a manos de Bullseye, un cabrón del quince, y su muerte no sólo fue necesaria para que el personaje molase más, sino que fue una de las mejores muertes que nos ha brindado un cómic.



Pero claro, Frank no se podía estar quieto, no. Así que el tío la resucitó en la novela gráfica "Elektra Lives Again", un cómic que todos hemos leído y que no sigue pareciendo un truño. La Mano, los ninjas chungos que la habían reclutado y entrenado, deciden revivirla.

¿Y si fue tan truño, por qué está de tercera en el ránking? Pues porque es un buyate tremendo.

2. Elvis Presley

Son muchas las referencias frikis hacia la no muerte de Elvis Presley. En PcP nos gusta recordar dos:

En primer lugar le vimos siendo el autoestopista al que recogía Jesse Custer mientras conducía de camino al Álamo, en "Y llegó el Infierno", y que le iba contando como la mayoría de las anécdotas que contaban de él eran mentira... o al menos él no las recordaba...



Y después tenemos al Elvis Presley al que dio vida Bruce Campbell (oé) en Bubba Ho Tep, exacto, el que debía aliarse con JFK para acabar con la momia. Él nunca llegó a morir, simplemente decidió intercambiar su vida con la de Sebastian Hoff, el mejor imitador de Elvis que había en America.



1. Glenn Quagmire

Probablemente una de las muertes fingidas más acojonantes de la historia de la televisión. Si no la conocíais vais a tener la oportunidad de saber de qué os hablamos a través de este vídeo (por cierto, una mieeeerda de vídeo).



--------------


Aquí lo dejamos por hoy, muchachada, todo ha salido a pedir de Milhouse: el post está hecho, el señor Cosby sigue vivo, y vuestra ración diaria de pornografía se está descargando. ¿Qué más se puede pedir?

4 comentarios:

suguru dijo...

Hmmm, interesante ranking, aunque sino me equivoco creo que os habeis colado con lo de Elektra, ya que La Mano la resucitó (perdón por los spoilers) ya en sus inicios como guionista de Daredevil allá por el número ciento sesenta y pico, junto con Kirigi , el Elektra Lives Again, creo que vino después, ya que sino recuerdo mal, Elektra creo que ha palmado alguna vez más xDDD (Eso sí, la de Bullseye en dos palabras Im-Presionante, cuando Frank Miller era Frank Miller de verdad y no el Cylon de ahora)

juan dijo...

Rediós,¡qué malo es padre de familia!

Mellington dijo...

La habéis liado con lo de Elektra: Frank Miller decidió que era el momento de darle la muerte auténtica a su persobaje, pero por imposiciones editoriales "volvió a la vida". No estoy seguro si tan genial decisión fue obra del amigo Quesada como tantas otras, pero de lo que sí estoy seguro es que no solo no fue cosa de Frank Miller, sino que fue totalmente en contra suya (lo que tiene currar para la gran franquicia del negocio, ¿eh?).
Oh, y el resto del post muy bueno.

Denis dijo...

Si yi no.

Eso de las decisiones editoriales, en fin, a ver que hay de verdad en ello. Porque el Capitan Marvel mira que hace tiempo que palmó y ahi sigue...
Y no será por ganas de más de uno de sacarlo.