viernes, 24 de septiembre de 2010

Guía friki para sobrevivir a una mudanza

A los buenos viernes, pandilla de buitres interesados que acudís a PcP en busca de una dosis de algo que no tardaréis en sustituir con metadona. En el día de hoy vamos a hacernos eco de un fenómeno que, año tras año, septiembre tras septiembre, ataca a frikis de medio mundo. Un fenómeno que crea vidas, pudre cerebros, y brinda nuevas oportunidades de vivir a tope a aquellos que saben verlas y aprovecharlas. Nos referimos a los estudios universitario.

No es ningún secreto el que lamayoría de los lectores de blogs, y sobre todo de blogs como este, son gente de provincias, que nunca visitaría una ciudad grande sin miedo a ser atracado. Pero esto no es óbice para que los padres de algunos de ellos, hartos de haberlos conocido y también de haber conocido a los tarados de sus amigos decidan que "en Madrid se aprende más", "en Salamanca hay una universidad muy buena de esto", "te vas a Deusto porque queremos que le des muchos hijos a nuestro señor", o "en Barcelona sí que te vas a quitar tu la boina", y les embarquen en una odisea con la excusa de prepararlos para competir con otros jóvenes en el futuro, y con la esperanza de que se echen novia en esa ciudad y nunca jamás vuelvan a molestarles.

Claro está, esto no les pasa a todos nuestros lectores, de hecho, muchos de vosotros no abandonaréis vuestras asquerosas guaridas llenas de cubos rebosantes de excrementos y bolas de papel higiénico hasta que los servicios sociales de vuestras pedanías decidan ponerse manos a la obra.

En cualquier caso, hoy estamos aquí en para daros unos sencillos pasos que os ayudarán a recorrer el tortuoso camino de una mudanza con cabeza y sin disgustos y, sobre todo, a llegar a vuestro destino y acondicionarlo lo suficiente como para que vuestro nuevo hábitat no trastorne del todo vuestros sistemas nerviosos.

1

"Infórmate"


Desde los albores de la humanidad, cuando el homo sapiens salió de su cueva, siempre buscó dos cosas: dar muerte a todo aquél que supiese algo que él no sabe... y la información. Tú no puedes ser menos.

Una vez que sabes cuál es la ciudad en la que, contra tu voluntad y todo pronóstico tendrás que vivir, hazte una bonita lista con los lugares de interés: tiendas de videojuegos, clubs de rol, librerías especializadas, la Fnac, centros comerciales, cines y pubs irlandeses que quizás necesiten nuevos alcohólicos habituales. Este paso es fundamental: esmérate al confeccionar la lista, porque tendrás mucho adelantado a la hora de ocupar tu tiempo libre en la capital.

"Herramientas como el google maps pueden ser muy útiles para esto"


2

"Elige con precaución"


Te vas a una ciudad nueva, lechón, y no sabes por cuanto tiempo. Puede que no apruebes ninguna en primero dos años consecutivos y se cumpla la leyenda urbana de que tengas que abandonar la universidad; pero puede también que tus padres hayan hecho un pacto con Satán y termines brillantemente la carrera pasando a trabajar como pasante en un triste despacho de abogados durante dieciocho horas diarias y a cambio de una tarjeta para el aparcamiento. Entonces una cosa está clara: el tiempo de la estancia, a priori, va a ser indeterminado, pero como mínimo durará un año.

Con esto en mente debemos obrar en consecuencia: debemos ser selectivos. Muy selectivos. En cuanto a lo que son series y películas, y como sabemos que eres un pirata de la hostia, no tendrás problema, porque guardas cienes de dvds en cómodas tarrinas (como siempre, camuflando hábilmente el porno entre todos ellos), lo que te permitirá llevarte un cojón y medio de series y pelis a tu nuevo destino. En cuanto a los cómics deberás andarte con mucho ojo y llevar sólo aquellos que lees al menos una vez al año. Es duro, pero es así. Ya sabes: Watchmen, los tomos de Crisis en las Tierras Infinitas, las Secret Wars, los Ultimates... La videoconsola no puede faltar y el Modern Warfare tampoco. No te mates en llevar otros juegos, que total, al final sólo juegas a ese...

3

"Planea tu viaje"


Ahora que has seleccionado qué subcultura te acompañará a tu nuevo destino, debes saber cómo transportarla, y para eso tendremos que saber también cuál será tu medio de transporte.

"Aunque lo parezcan, las gomas NUNCA son una buena opción"


Todos tenemos padres que no nos llevarían en coche ni a dos kilómetros de distancia para ir a un torneo de Warhammer, pero joder, deberíais ver como cambia la cosa cuando lo que van a hacer es llevaros a medio país de distancia para dejaros allí y volver a su casa para ver el fútbol. Es por eso por lo que casi con total seguridad podrás acudir a tu nueva residencia en coche. En este caso te recomendamos que compres una sillita de bebé y ates cuidadosamente todo el material a la misma, consola incluída.

Para el caso de que viajéis en avión, tren o seáis pobres y tengáis que ir en autobús, debéis utilizar lo que se ha dado en llamar "el método lasaña": montón de ropa, todo para dentro, montón de ropa. Parece bastante burdo, pero creednos, es lo más efectivo. De todas formas también os recomendamos que si optais por el transporte público estéis siempre atentos a vuestra maleta. Al igual que sucede con las viejas con síndrome de diógenes: vuestra vida va ahí dentro. No dejéis que nadie os la quite.

4

"Chequeo"


Una vez que has llegado a tu nuevo refugio debes comprobar rápida y compulsivamente que todo está tal y como lo guardaste... y si eso no es así, hacer una bonita lista de la compra (suponiendo que no hayas optado por el autobús, en este caso tendrás que conformarte con llorar desconsoladamente).

Además, deberás llamar a la compañía de telefonía que más rabia te dé para que te pongan el internet cuanto antes. Cada segundo que pasas sin él es un sufrimiento eterno... hay tanto porno y la vida es tan corta...

5

"Misión de reconocimiento"


Ahora que has llegado toca saber en dónde cojones te has metido. Date un paseo por las manzanas adyacentes a tu domicilio y detecta visualmente los supermercados, bancos, bares y, sobre todo y para que tu llegada a la nueva urbe sea más sencilla, todas esas franquicias de establecimientos de comida rápida en las que lo que te sirvan sabrá igual que lo que te servían en tu barrio de Despeñaperros.

"Llevo toda la vida comiendo Big Macs
y no pienso parar hasta que esté muerto"


Después vuelve a tu casa, tómate tu medicadión, y tras la pausa que refresca aventúrate a un paseo un poco más largo. Este segundo paseo va encaminado a comprobar que la lista que hiciste en tu ciudad de origen no estaba del todo equivocada (algo estadísticamente imposible) y así ir descubriendo los lugares que configurán tu hábitat común.

Recuerda que durante este segundo paseo ya irás internándote en los establecimientos preseleccionados, igualito que Solid Snake, y que una vez en ellos no debéis dejaros llevar por vuestros impulsos consumisntas, sino que, como siempre, debéis esperar a haberlos recorrido todos para comenzar a llevar a cabo adquisiciones en aquellos lugares que tengáis pensado establecer como vuestros futuros centros de reunión, comenzando vuestra estancia en la nueva ciudad encontrando en el tendero un buen aliado para matar el rato.

6

"Ahora, sé tu mismo"


Ya lo tienes todo hecho, eres un nuevo urbanita... ¡a vivir!



--------------------------


Y esta es nuestra bonita guía para mudanzas frikis, bocasucios. Esperamos que atesoréis alguna de nuestras enseñanzas y podáis comenzar esta nueva vida de la mejor manera.

Ah, y a los que no os mudáis, por lo menos, quedáos con lo que hay mucho porno en internet y poco tiempo para disfrutarlo, así que, copón, dejad de leer este blog ya mismo y comenzad a darle forma al muñeco de carne.

Hasta mañana, frikis.

1 comentario:

Denis dijo...

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

SALFUMAN A LOS OJOS!!!
SALFUMAN A LOS OJOS!!!
SALFUMAN A LOS OJOS!!!

MALDITOS BASTARDOS!!! REALMENTE ERA NECESARIA ESA ULTIMA FOTO EN EL POST!!?????

Voy a tener pesadillas por semanas!!!
...putos becarios ¬¬