domingo, 26 de septiembre de 2010

La cuchara no se detiene

Hoy es domingo, amigos. El séptimo día. Aquél en el que el señor descansó tras siete días de curro haciendo universos, animales y pornografía. ¿Y qué mejor día para obtener descanso por parte de los chicos que hacen posible PcP? Al fin y al cabo, ¿no son ellos auténticos dioses hechos carne?

Pues sí.

Por eso el post de hoy ha quedado a cargo de uno de nuestros múltiples becarios, que, tras ponerse crómer en las heridas y echarse talco en las quemaduras, ha rescatado un antiguo vídeo que os cascamos hace poco más de un año y que la mayoría recordaréis, pero no contento con tomar parte de nuestro trabajo previo, ha decidio ampliar ligeramente la experiencia del espectador en lo relativo a este tutubo. Hablamos del vídeo del temible asesino de la cuchara.



En su momento, un documento videográfico de estas proporciones motivó una respuesta global en la red. Desde luego se trata de una forma terrible de morir, y tanto el asesino, al que bautizaron como el "Ginosaji" como a Jack, el pobre lechón que sufría su ataque, se convirtieron en personajes empáticos del internet.

Así fue como surgió el programa "pregúnta a Jack" en el que los internautas podían dirigirse a la infortunada víctima en busca de respuestas. Dentro vídeo.



Y quién le iba a decir al triste Jack Cucciaio que este proyecto en el que los internautas le preguntarían por su lamentale situación iba a salvarle la vida... cuando un joven freak granujiento le dio la solución:



O no...

Moraleja: nunca pretendáis ayudar a nadie a superar una situación traumática, no estáis hechos para ello... para lo que estáis hechos es para vivir situaciones traumáticas.

Hasta mañana, frikis.

No hay comentarios: