martes, 5 de octubre de 2010

Mitos de la farándula: Hugh Hefner

Pordioseros freaks muertos de hambre: hola a todos.

Hoy, para variar, vamos a iluminaros con un rayo de esperanza. Hay un hombre, un hombre que se ha ganado el título de Mito de la Farándula, que comenzó su andadura en la vida siendo un mequetrefe virgen y granujiento como tú. Un hombre que soñaba con ver mujeres en porretas... y que cuando se dio cuenta de que en los años cuarenta meterla en adobo era un puñetero milagro, cambió su sueño por el de ver mujeres en porretas en revistas, mucho más al alcance del friki medio. Ese hombre, con ese sueño, llegó a ser uno de los mayores magnates del entretenimiento del mundo y, con ello, uno de los mayores tronchamozas que ha visto el planeta. El post de hoy se lo dedicamos al siempre genial Hugh Hefner.

"Hugh Hefner, invisible a plena luz"


Corría el año 1926. El mundo estaba completamente parado y en Chicago, Hugh Marston Hefner se abría paso a través de una vagina por primera vez. De la vagina salió directamente al seno (mira tú que espabilao el tío) de una familia conservadora como pocas y religiosa como tus vecinos los extremistas, donde, por haches o por bes, le vino a la cabeza el sueño que os comentamos: crear una revista que abordase el tema de la desnudez desde el punto de vista del entretenimiento, y no del de la suciedad a la que la habían relegado los años cincuenta.



Su idea era crear la revista "Stag Party" (que traducido hace referencia a una fiesta en la que sólo hay hombres, como el día que tú y tus compañeros el Marmota y el Nenas jugásteis a la galleta), por lo que recurrió a sus amiguetes para conseguir la pasta para la publicación del número 1 y también para conseguir una foto en pelotas de Marilyn Monroe, que ésta se había hecho años atrás para sacarse unos dinerillos. Así nació la primera edición de la revista, ya con el nombre "Playboy", con el dibujo del conejito y con un despegable de la rubia del momento enseñando las mameyas.



Un exitazo. Tan exitazo que en los años sesenta, Hugh ya estaba podrido de pasta y se había construído una bonita mansión en Chicago, desde la que controlaba su imperio de entretenimiento masculino, que comenzó abarcando la revista pero que terminó de extenderse a través de casinos, hoteles y una cadena de clubs nocturnos en las que las chicas atendían a los clientes vestidas de conejitas.



Desde entonces hasta ahora, Hugh Hefner ha dedicado su vida a dos cosas: amasar dinero y trincarse a rubias de grandes pechos. Por su cama han pasado cienes de mujeres, con las que mantenía romances paralelos y más que consentidos. Sabemos lo que pensáis: si pudiéseis elegir un superpoder elegiríais ser Hugh Marston Hefner.



En la actualidad tiene ya 84 años y sigue viviendo la vida a tope... incluso acaba de echar de su casa a sus dos novias gemelas Karissa y Kristina Shannon...



... para pasar a vivir sólo con su tercera novia, Cristal Harris.



Moraleja: es bueno ser Hugh Hefner.

"Es bueno ser yo"


Y ahora, después de haberos ilustrado con las genialidades de este mito friki octogenario, nos vamos hasta mañana, pero antes os dejamos con el sketch de La Hora Chanante en el que se nos presentaba al bueno de Hugh.

5 comentarios:

Jon Arson dijo...

Uno de los personajes a los que debemos que hoy podamos tener una musa como Jena Jameson en PcP, y que además tiene uno de los mejores Testimonios que parió la Hora Chanante (por no hablar del programa que protagonizó acompañado por Marlo, Claudio y Cli-Cli). Enorme Viejo.

Out Of Time Man dijo...

Jon tiene razón. Grandísimo:

http://www.youtube.com/watch?v=jh4USVE07Eo

Mith dijo...

Este hombre morirá con el pene enrojecido y pelado. Ademas de con la próstata inflamada claro XD

La Diosa de las Nenas Duras dijo...

Adoración por Hugh Hefner toda mi vida, ese señor ahí sentado es como Júpiter en el Monte Olimpo, observarlo mortales.

Denis dijo...

Si fuera un traidor a la resistencia en Matrix, pediria ser reinsertado de nuevo como reconpensa viviendo la vida de este señor!!!

Ains, mi ídolo