lunes, 29 de noviembre de 2010

Siempre se van los mejores: Leslie Nielsen

No hay nada que más nos joda que interrumpir nuestro descanso, pero, sintiéndolo mucho, la situación lo merece.

Hoy ha trascendido la noticia de la muerte de uno de los más grandes Mitos de la Farándula al que, desde PcP, llamábamos orgullosamente "ídolo". Hablamos del genial Leslie Nielsen.



Hablamos del Agente Frank Drebbin, de la brigada policial, probablemente uno de los personajes más desternillantes de la historia del cine (o por lo menos nosotros vomitamos de risa con él).



En definitiva, chicos, que siempre se van los mejores. Nosotros le recordaremos como sólo un tipo como él se merece: con las portadas que le dedicaron las dos revistas básicas que todos debemos leer.




Siempre se van los mejores.

Hasta pronto, frikis.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Permanezcan a la escucha

Este es un post para ti, lector (y no para esas múltiples páginas que eligen al blog del año y todo eso). Es para ti.

"Allá donde estéis, estamos seguros de que
vuestra cara de agradecimiento será similar
a la de este gasterópodo de cien kilos"


Existen una serie de periodos al año en que Paranoia con Patatas comienza a perder su periodicidad diaria para comenzar a dirigirse a su nada selecto público cuasi-diariamente.

Estos momentos suelen derivar en que vuestros dioses hechos carne terminen por dirigirse a vosotros semanalmente y, finalmente, terminen por colgar el cartel de cerrado durante unos días.

Vivimos uno de esos momentos.

Aunque la cuarta temporada de Paranoia con Patatas aún no ha terminado, hemos decidido por unanimidad tomarnos unos días de asueto, igualito que los guionistas yankis hace un par de años (destrozásteis "Heroes", cabrones, era una serie cojonuda).

Pero no desesperéis, a mediados de diciembre, PcP volverá con su periodicidad diaria hasta el fin de esta cuarta temporada. Aún quedan muchos posts antes de que esto ocurra... muchas oportunidades para que os reencontréis con...

¡Bruce!



¡El Marciano Homicida de la Warner!



¡Sue Storm!



¡... y muchas más cosas molamucho!



Hasta entonces, frikis. Permaneced a la escucha.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Desde yankilandia para El Hormiguero

Por fin al otro lado del charco se pronuncian sobre una realidad palpable: el hormiguero es un programa para garrulos lisérgicos.

Jesse Essemberg y Justin Timberlake se dejaron caer el otro día por "El Horimiguero" de Pablo Motos (el increíble "hombre anabolizante"). Para un espectador español todo transcurrió de forma normal: Pablo Motos diciendo incongruencias, haciendo que los invitados hagan el indio sin terminar de enterarse de en dónde están (la traducción simultánea debe de dejar bastante que desear) mientras el público no para de partirse el ojete con ellos, interrupciones constantes, pedorretas como efecto especial y un par de marionetas terminan por formar un cuadro de dolor del que es difícil reponerse.

Jesse Essemberg ha explotado en el show de la NBC de Conan O'Brian y ha dejado claro que lo que vino a hacer a nuestro país fue un tocomocho de los buenos:



Pablo Motos 0 - Mundo Real 1

Seguiremos informando.

Hasta mañana, frikis.

martes, 23 de noviembre de 2010

Videojuegos chanantes: The Typing of the Dead

Hola, purulento montón de infectos masturbamulos. Aquí está nuevamente la muchachada molamucho de PcP para ilustraros con pequeñas perlas de sabiduría que utilizaréis como excusas para sentiros ultra-molones en vuestro entorno habitual (diríamos que se trata de un entorno lamentable, pero hoy no venimos con especiales ganas de hacer sangre).

Hoy os vamos a traer un nuevo post sobre nuestra aclamadísima sección sobre videojuegos chanantes. En esta ocasión le tocará el turno a un juego que hará las delicias de quienes no lo conozcan y hará que quienes lo han jugado esbocen una sonrisa recordándolo. Hablamos del videojuego oficial de SEGA, "The Typing of the Dead".



¡Paren las rotativas! ¿Pero esto qué es? Pues bien, amigo lector, "esto" es algo tan grande que merece un prologuillo novelesco:

¿Recordáis los noventa? Habitual y nostálgicamente, ¿verdad? Pues cuando los recordáis seguro que rememorás los grandes momentos que pasásteis en los salones de juegos haciendo el animal, tirando los pocos dineros que les soflábais del bolso a vuestra madre, e intentando, semana tras semana, batir vuestros propios records. Los salones recreativos, antros de perversión, eran mucho más inocentes antes de la llegada de la lamentable "máquina de bailar", cuando los juegos a los que todos querían jugar eran los de coches y los de pistolitas. Como friki en ciernes que eras por aquél entonces, los de coches te daban miedo (los veías poco seguros), mientras que los de pistolas te permitían disfrutar, como diría Homer Simpson, de la misma sensación que tiene Dios cuando empuña un arma.

"Aquí vemos a un joven surcoreano
preparando un Columbine"


Entre estos videojuegos de pistoleros, que posteriormente incluyeron un modo para dos jugadores haciendo del tiroteo una experiencia mucho más plena, destacaba, junto con el Time Crisis, el House Of The Dead, de Sega, en el que encarnabas a un agente del gobierno que debía adentrarse en un caserón plagado de los más feos zombies e ir desenredando una trama conspiranoica al tiempo que se enfrentaba con malos finales, cadáveres antropófagos y otra fauna en estado de descomposición. Todo esto se hacía de la única manera en que un consumidor de videojuegos querría hacerlo: con violencia, armado con un pistolón más grande que tu antebrazo y repartiendo balazos en la boca de tus enemigos.

"Oscuro objeto de deseo"


Una vez llegados a este punto podemos comenzar con el videojuego chanante de hoy. En The Typing of the Dead encarnarás a uno de estos agentes, y lo harás en la misma aventura que vivió en la recreativa, pero lo harás en el ordenador, donde no diposnes ni de un pistolón como el de Harry el Sucio... ¿Y entonces? Utilizar el ratón para apuntar en un juego de estas características haría que perdiese toda la gracia... Así fue como se lo curraron: al lado de cada zombie aparecerá un texto y, para cargártelo y conseguir puntitos extras deberás teclear este texto lo más rápido posible.



Madre de Bruce. Sobre el papel parecía una idea cojonuda, ¡pero es que verlo en un tutubo es ya lo máximo!

¿Y jugarlo? Jugarlo es más que recomendable, sobre todo si no eres de los que teclean con dos deditos. Si queréis darle un vicio podéis probar en cualquiera de las muchísimas páginas que albergan copias de seguridad del juego, siguiendo en todo caso las instrucciones de los "readme" al pie de la letra para no liarla (no seais cabestros, que ya os lo avisamos con mucha antelación).



Y ahora, con la satisfacción del deber cumplido, y sabiendo que hemos difundido la palabra, nos vamos. Hasta mañana, frikis.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Curso acelerado de defensa personal para lectores de PcP

Se acabó.

Estáis hartos.

Hartos de ser tratados como frikis inmundos, como seres retraídos no aptos para el contacto humano.

Durante los últimos años habéis sido marginados, vilipendiados, nutridos a collejas, golpeados, estafados, humillados.

Os han señalado, insultado, golpeado y acosado tipos más grandes y fuertes que vosotros, cosa que, no nos engañemos, no es demasiado difícil. Además, vuestra naturaleza acostumbra a llevaros a la soledad, lo que os convierte en presas aún más sencillas para el abusón medio y su secuaces.

Toda esa situación va a acabarse, y va a acabarse hoy, porque hoy, los chicos de Paranoia con Patatas van a ser vuestros nuevos maestros de artes marciales.

Antes de nada, debéis firmar el exhimente de responsabilidad que recibiréis en vuestros correos electrónicos tras leer este post, que viene a decir algo así como que los chicos de PcP, todos ellos atléticos, elásticos y capaces de romper de un mamporro un bloque de lasañas, no se responsabilizan de cualquier lesión horripilante que cualquiera de sus lectores se autoinflinja, ni tampoco de cualquiera que le inflinja alguien más cabrón y grande que él debido a la mala ejecución de cualquiera de nuestros consejos prácticos.

Así pues, vamos al turrón:

Las cuatro verdades que SIEMPRE debes tener en cuenta al enfrentarte a un abusón:

1. No tienes poderes.

Es muy importante que asumas esto: no controlas "La Fuerza", no eres Hulk, ni tienes un factor de regeneración mutante. Eso significa que tus armas se reducen a las obvias, que tus puñetazos no van a enviar a tu oponente a otra provincia, y que las hostias que te comas te las vas a comer bien comidas.

"Ni lo intentes, freak"


2. A la mierda el kung fu.

"Ahivalahostia"


Lo que llevas viendo desde que cumpliste los doce años en la tele, lo de los chinos o en su defecto, lo de Steven Seagal, no es algo que tú sepas hacer, ni siquiera aunque te hayas apuntado a clases de "lo-que-sea-do". Ni lo intentes.

3. No eres Jack Bauer.

Aunque estés harto de ver en la tele a tipos aparentemente normales capaces de noquear a cualquiera con varios golpes certeros en el cuello, o de quebrar articulaciones con la misma facilidad con la que abrís una bolsa de risketos, no os creáis que todo eso puede suceder en la vida real, y aún menos que lo podéis hacer vosotros.

"Esto es lo único que harías igual
de bien que Jack Bauer, chaval"


4. Estás sólo, tío.

No pienses que ese monstruo imaginario y enrolladísimo que vive debajo de tu cama va a ayudarte a partirle la jeta a nadie, melón. Mentalízate: estás sólo ante el peligro.



Ahora que eres consciente de tus limitaciones, y teniéndolas siempre presentes, vamos a explicarte brevemente cuáles son los recursos que realmente tiene a su alcance el friki medio:

1. Convertir la debilidad en fuerza

Hay dos frases estrella que todo nerd de medio pelo conoce y que muchos han utilizado para sobrevivir a un sneak attack: la de dar pena. "No le pegarás a un hombre con gafas", "tengo los huesos de cristal y te meterás en un lío" o "en la cabeza no, que es para estudiar" son las tres frases mágicas que pueden sacarte de un apuro... o condenarte a una colleja rápida y certera.

"Si ser un tarado fuese precisamente lo
que te salvase el cuello este post no tendría sentido"

(...)

"Por cierto, nos están entrando unas ganas
de ahostiar a este tío finas finas eh..."


2. El ataque epiléptico

No tiene por qué funcionar si te encuentras frente a tarados sin escrúpulos, es más, esta técnica puede dejarte completamente a merced de tu contrincante, con lo que cuando la emplees deberás tener muy en cuenta si es la situación adecuada o si te van a saltar los dientes más a lo bestia de lo normal.

3. "Si me tocas te mato".

Aunque no lo parezca, esta breve preo contundente frase vomitada por Joe Hallemback, el protagonista de "El último Boy Scout", puede sacaros de más de un apuro si la pronunciáis completamente serios y mirando fijamente a vuestro oponente.

Aquí es cuando os ayuda vuestro estigma social: poca gente se relaciona con vosotros, con lo que puede que vuestro adversario no sepa hasta donde sois realmente capaces de llegar (quizás además de frikis retraídos seáis psicópatas sin escrúpulos... sólo quizás...), además, debéis recordar que siempre cargaréis con la vitola aquella del hombre sin esperanza, que es un hombre sin miedo.



4. Patada en los cojones

Probablemente sea la técnica más efectiva de vuestro repertorio, pero tened cuidado: para atizar al abusón justo ahí necesitaréis estar cerca de él y además, necesitaréis disponer del suficiente tiempo como para cargar vuestro ataque (una patada en los cojones es como el ataque al malo final de los videojuegos: debéis esperar al momento justo y darlo con toda la potencia posible). Una vez ejecutado con éxito ya deberíais de disponer del tiempo suficiente como para marcaros una retirada estratégica.

"¡Juego revuelto!"


----------


Pues eso, infelices gañanes. Si habéis sido capaces de leer este bonito post completo ya sois los primeros alumnos que superan con éxito y aprovechamiento nuestro curso acelerado de defensa personal. Recibiréis en breve un diploma acreditativo de vuestra participación en este curso, el cual podréis colgar en vuestra pared amiga para acojonar a cualquiera que ose entrar en vuestro piso y hablaros en un tono que no tenga demasiada gracia.

Y ahora nosotros nos vamos, hasta mañana, frikis.

domingo, 21 de noviembre de 2010

MILF Island; "Madres Calientes"

Propicios y lloviosos días, frikis.

No sabemos si alguno de vosotros, pandilla de desvergonzados freaks sin nada mejor que hacer que caerse muertos entre las lamentables entradas de este blog, conoce la serie de la NBC "30 Rock", que narra las barbaridades que suceden en los estudios de la propia cadena NBC en el marco de un programa de éxito ficticio.

Ni lo sabemos, ni nos importa, ni siquiera estamos aquí para recomendárosla (aunque quizás, si no tuviésemos un tiepo tasado para escribir los posts lo haríamos sin dudarlo).

Sólo estamos aquí para comentaros uno de los más hilarantes gags de la serie: el del programa, también ficticio, "MILF Island", traducido al castellano como "Madres Calientes", el cual, en su episodio final, mantiene en vilo a los americanos y lanza a un estrellato sin parangón a su ganadora.



Se trata del programa por el que todo lector de Paranoia con Patatas mataría, y como explicarlo sería demasiado tedioso nos hemos currado un bello vídeo recopilatorio de este glorioso show televisivo que no existe, ¡pero debería!



¡Desde luego que debería!

Hasta mañana, frikis.

viernes, 19 de noviembre de 2010

¿Eres gayer?

Dado que este blog está degenerando a pasos agigantados y está dejando de ser una puta mierda al mismo ritmo en que sus posteadores pasan de actualizarlo, y vistos también los temas que últimamente nos regalan los redactores que lo conforman (todos ellos unos excrementos sociales, no lo dudéis), tales como videoposts, fotos de mujeres insinuando las mamellas, y comentarios sobre videojuegos sólo inteligibles para frikis con exceso de tejido adiposo, la redacción de Paranoia con Patatas ha decidido poner freno a esta situación y realizar un cambio de rumbo.

¿Y cómo lo haremos? Pues para variar, con un post interesante que contendrá todas las grandes cosas que un post de Paranoia con Patatas debe contener, pero que, además, llevará a nuestros lectores a los estadíos iniciales de esta particular singradura (madre de dios que prosa tenemos hoy), cuando cada uno de nuestros posts llevaba aparejada un alarmante repertorio de abucheos, insultos (propios y también maternos) y alguna que otra pequeña agresión por la que no hubo víctimas que lamentar.

Y es que hoy vamos a ofreceros un genial test de PcP titulado...



Este post va dirigido a nuestros lectores masculinos. A nuestras lectoras femeninas les dirigiremos uno en breve para que se apunten al Gran Slam Navideño De Peleas En El Barro Para Lectoras De PcP (GSNDPEEBPLDPCP). Muahahahahahaha.

Lo sentimos, lectoras femeninas, pero para que os cojáis un cabreo aún mayor (hehehe... así seguro que más de una nos borra del botón de "seguidores").

Sólo tienes que contestar con absoluta sinceridad las siguientes preguntas:

1. ¿Podrías asegurar que nunca, jamás, has gozado viendo a hombres con mallas?

Esta parece fácil, pero recuerda:





Ahá.

2. Si tuvieses que elegir a una de estas dos personas para irte a una isla desierta... ¿con cuál te irías?

- Johnny Depp



- Bruce Campbell



Lo suponíamos...

3. ¿Tienes pensado ir al cine a ver la película de Green Lantern?



Estábamos seguros, pero lo importante es... ¿mantienes lo dicho tras ver el trailer?



Vaya...

A riesgo de ser públicamente linchados no vamos a dar las conclusiones, cada uno sabe lo que tiene y lo que le gusta y nosotros, que no odiamos a nadie por ninguna de sus fobias o filias exceptuando, claro está, a los gafapastas (¡gafapasta, cabrón!), nosotros, nos vamos a terminar de ver la primera temporada de Espartaco.

Hasta mañana, frikis.

martes, 16 de noviembre de 2010

¡Te queremos, Gran Cthulhu!

Sabemos que lo sabes, oh Gran Cthulhu, y no sólo que lo sabes, sino que lo entiendes y gozas de nuestro amor.

Pero el pasado fin de semana te ganaste un huequecito en el corazón de todo hombre de bien, y otro en las pesadillas de todo cateto menor de catorce años. El pasado fin de semana hiciste lo que sólo un ser primigenio, semi batracio y semi cefalópodo podría haber hecho nunca: has acabdo con uno de los grandes males de la era moderna.



¡Alabado seas!

Y con esto y un bizcocho, patada en los cojones.

PD.- Gracias al lector anónimo que nos ha remitido este videorreportaje, y gracias también a los anormales de El Mundo por publicarlo y añadir que Cthulhu es una creación del escritor Howard Phillips... Howard Phillips... un tipo que tiene el apellido más envidiable del mundo después de Max Payne y le dejan con nombre de electrodoméstico.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Interludio musical

Hola, coleguillas freacs. Aún no parecemos repuestos de la borrachera del viernes noche, y es completamente cierto.

Llevamos dos días sin escribir absolutamente nada. No os vamos a contar como empezó todo, dejémoslo en que como una tarde cualquiera, con tus doritos, tus boca bits y tu pornografía.

Pero todos sabemos como acabó... como si de una canción del Reno Renardo se tratase.



Ya os imagináis, que después de salir del calabozo y de convencer a los becarios de que se callasen todo el tema de la lucha a muerte con jeringuillas no tendremos demasiadas ganas de dirigirnos a vosotros, pendejos, con lo que vamos a fingir que con el post de hoy hemos trabajado lo suficiente y os mandamos, directamente y con todo el cariño, a tomar por culo, por lo menos hasta mañana.

Pues eso.

viernes, 12 de noviembre de 2010

5,6 millones de moscas no pueden equivocarse: coman mierda

Aciagos días, frikis. ¿Cómo os va? Para variar, hoy es un mal día en la redacción de PcP. El regodeo en el dolor ajeno, la montaña de pornografía y el estupendo devenir de los negocios en los que participan los miembros de este Staff (peleas de gallos, carreras de tarántulas y, como no, partidas de galleta a muerte), no son suficientes como para calmar el dolor que sentimos.

Hemos sido estafados. Hemos sido vejados. Nos sentimos sucios y defraudados.

¿Por qué?

Por esto:

"La madre que lo trajo
podía haberse quedado descansando"


Teníamos demasiadas esperanzas puestas en este título, un más que presumible "videojuego chanante" de esos que convierten el juego en un gozo sin fin. Nos equivocamos.



El videojuego más exitoso de la historia a nivel de ventas ha resultado ser un mojón del tamaño de un pino (y viceversa). No supera en absolutamente ninguno de los puntos a su predecesor, el adictivísimo Modern Warfare 2, responsable de la pérdida total de conexión con el mundo exterior de este Staff. El Black Ops es una auténtica engañifa, querido lector. Incluso nos atrevemos a asegurar que esta semana hemos salido más a la calle que la anterior.



Al margen de la campaña y de la polémica que ha suscitado (y publicidad que le ha dado) el hecho de que en la primera misión el objetivo sea matar a Fidel Castro, y no queriendo ser tachados ni de blog rojeras ni masonazo, este post responde al verdadero punto de interés del juego para cualquiera con dos dedos de frente: el modo multijugador.



Todos recordamos el Modern Warfare: multijugador curradísimo, tipos que reaparecían en el quinto carajo, gráficos perfectos, geniales rachas de bajas, un sistema de desafíos, desbloqueos, marcadores, novatos utilizando el tubo, lugares desde los que campear, entradas a pelo con una uzi en cada mano, bombas nucleares, helicópteros artillados, misiles teledirigidos y todo perfectamente acompasado.

Ahora claro, nos presentan esto: mapas inmensos pero aburridos (parece el "Diablo" más que un shooter esto), reapariciones cutrísimas (todo el mundo apareciendo a la vez en tu puto ojete), unos gráficos que recuerdan a los del más infame de los Quakes, contratos sin gracia que puedes ir cumpliendo, un sistema de compra de armas y accesorios, errores garrafales de sincronización a la hora de jugar y disparar (¿pero si este gañán disparó al aire?), errores también lamentables de conexión a la hora de formar grupos, y por qué no decirlo, a la hora de guardar tus avances en el juego (desaparecen cuando al on-line le apetece), rachas de bajas aburridísimas, sin títulos ni emblemas (con una mierda de diseño de tarjetas) y con un sistema de edición de personajes de una calidad tan lamentable que haría enrojecer al programador más holgazán.



¿Culpables? Pues además de Justin Bieber se nos ocurren muchos más tarados que se esconden detrás de esta decepción que hemos sufrido en Paranoia con Patatas.

En primer lugar deberíamos acudir en busca de responsables a los medios de comunicación, concretamente a las revistas especializadas. No olvidemos que estas publicaciones son como las emisoras de radio. ¿Por qué tipejos de la calaña y la falta de talento de Dani Martín o Pereza venden gritones de discos cada semana? ¿Porque molan? ¿Acaso luchan contra zombies, viajan en el tiempo, o cantan sobre Star Trek? Pues no que nosostros sepamos. Pero la radio no para de vomitar sobre ellos. Por pasta, como no. Pues con la Jobi Consolas y demás prensa sucede exacatamente lo mismo. Meses hablando del juego, poniéndolo por las nubes hasta la náusea, hasta que el friki común desea adquirirlo hasta el punto de, como hiceron dos de nuestros redactores, poner a prueba sus rectos por obtener sendas copias.



En definitiva, pandafrikis, que el Black Ops es una mieden como un piano, y que se nos ocurren cienes de cosas mejores que hacer con los setenta eurazos que cuesta...

- Hacerte una limpieza de boca en tu dentista amigo evitando así que tus interlocutores sigan fijando la vista en tu anaranjada piñata.

- Perder la virginidad.

- Consultar a un abogado sobre si aquello que pasó con tu prima cuando tenías catorce años está prescrito.

- Invitar a tu novia (puede que hayas caído en este blog por casualidad y sepas lo que se siente al ser amado) a cenar a un restaurante caro, pero caro de cojones.

- Comprar el nuevo Fallout o el Dead Rising 2, o incluso el Modern Warfare 2 si aún no lo tienes.

Pues eso, muchachada, que no os cojan.

¿Y qué opina nuestro amigo el Capitán Kirk de todo esto?



Hata mañana, freacs.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Negro sobre blanco: La trilogía de la Fundación

Un jueves más una duda se cernía sobre la redacción: "¿qué puñetas les escribimos a estos repelentes desechos sociales?". Nuestros celebros, como sufridores de una terrible resaca veraniega, se hacían esta pregunta cada cuarto de hora.

Y hoy vamos a retomar nuestra sección peor ponderada (porque todos sabéis que las historias que cuentan los libros no merecen el tiempo que nos lleva leerlas, y que es mejor esperar a que saquen la peli para enterarnos de qué carajo nos cuentan) para hablaros de uno de esos temas de conversación que es recurrente en las tertulias los dioses que formarmos esta redacción.

Y no, no nos referimos, para variar, a esa vez en la que le restregamos unas frankfurt por la cara al becario mientras dormía para fingir, cuando se despertaba, que nos subíamos la bragueta, no...

Hoy toca hablar sobre ese clásico de la ciencia ficción que es La Fundación, del plasta de Isaac Asimov, y porque somos dioses de amor y nos gusta haceros un tres por uno, de dos de sus secuelas, las que contribuyeron a formar la denominada "Trilogía de la Fundación", esto es "Fundación e Imperio" y "Segunda Fundación".

¡Que leídos y cultos son los chicos de Paranoia con Patatas, pensaréis! Pues sí, pues no... ¡pues al turrón!



Corría el año 1951 cuando se publicaron por primera vez unidas en un libro cinco historias cortas de Isaac Asimov publicadas originalmente en la revista Autstanding entre 1942 y 1944.

Sí, exacto, ha llovido bastante, pero con este libro, nacido en el 42 sí que podemos decir que sucede lo que no sucede con ninguna película de 1942: que mola, y mola de cojones... o por lo menos eso pensaría cualquier nerd con tendencias pseudo-cientítifico-fílicas.

"Geeks aprove this message"


Se nos sitúa en un universo muy lejano en el que las personitas se han dispersado por toda la galaxia y han formado el gigantástico Imperio Galáctico, que no tiene nada que ver con el de Star Wars ni con Darth Vader, frikazos, sino con un gritón de planetas y planetoides que tienen su capital en el planeta Trantor.

La historia arranca allí, donde el psicohistoriador Hari Seldon, el protagonista indiscutible de esta saga, acaba de hacer uso de su ciencia para prever la inevitable caída del Imperio Galáctico y el consiguiente retorno a la barbarie durante varios milenios.

Seldon logra que los jerifantes de Trantor accedan a crear una fundación en un extremo de la galaxia, una fundación cuyo único objetivo será crear una enciclopedia en la que se aglutine todo el saber del universo, permitiendo así que las futuras generaciones puedan reconstruir el Imperio Galáctico en tan sólo mil años.

Con el tiempo, esta fundación comenzará a irse de madre y a acaparar poder. Primero a través de la ciencia, después, a través de la religión, y finalmente a través del comercio. Cada cierto tiempo, la fundación vive una crisis, una crisis prevista anteriormente por Hari Seldon, y que, tal y como estaba previsto, no será capaz de destruirla.

Durante toda la saga se habla de la psicohistoria como una ciencia que trata de la s masas de hombres, la ciencia de las muchedumbres, de miles de millones de persones. A través de su estudio se podían prever las reacciones a diferentes estímulos de estas masas, podían presagiarse las tendencias sociales y económicas de cualqiuer época y prever los puntos en los que se producirían estas crisis e incluso el motivo exacto que las ocasionaría.

La leche, vamos, supera con mucho el teléfono con sonidos de animales que utilizáis para haceros los inteligentes en presencia de los críos de vuestros familiares.



En "Fundación e Imperio" se nos presenta ya a un Imperio Galáctico agonizante que lanza un último ataque sobre la Fundación, pero lo más traumático para ese reducto de indestructibles científicos del borde de la Galaxia será lo relatado en la segunda mitad del libro, cuando entre en juego un personaje capaz de destruir las previsiones de la psicohistoria. Se trata de un mutante, "El Mulo", un tipo capaz d einfluir en la psique colectiva y de domeñar a los demás.

Una putada cuando todo se basa en reacciones sociales predecibles.



Ah, pero resulta que cuando Seldon creó su fundación no sólo creó una, sino que situó otra al otro extremo de la galaxia, donde absolutamente nadie pudiera encontrarla. Esta fundación rivalizará en poder tanto con el Mulo como con la primera, y cascaros cualquier detalle más no sólo implicaría que nos cansaríamos de teclear, sino también spoilearos.

En definitiva: que la trilogía de la Fundación mola, que hay casi veinte libros del tema, porque como siempre, cuando una gallina pone huevos de oro es más difícil de sacrificar.

Nosotros ahora nos vamos, pero dejamos resonando en vuestras mentes el soniquete de que los libros son buenos, aunque no os engañéis, los libros no son el mejor regalo. El mejor regalos son los videojuegos y la pornografía. Hasta mañana, frikis.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

El videorreportaje; hoy, la triste vida del tren

No, no venimos a hablaros sobre los planes de infraestructuras del gobierno, no, ni sobre el hecho de que las diferentes líneas de alta velocidad vayan a dejar sin servicio a muchas estaciones, ni sobre la realidad de que el transporte ferroviario ya estaba obsoleto en los tiempos de los indios y los vaqueros (o eso aprendimos viendo "Las Aventuras de Brisco County Jr.). No. Hoy os traemos un desgarrador testimonio que os tocará los corazones y os hará plantearos cuán afortunados sois.

Ni siquiera nos imaginamos lo que sería vivir en esta situación...



Desde PcP enviamos un abrazo al pobre y desdichado tren que ha desperdiciado el total de su existencia con cháchara existencialista.

Y nos vamos, que hace frío, frikis.

martes, 9 de noviembre de 2010

Mitos de la farándula: Bridget Silvestri



Páralo, páralo, páralo.

¿Pero esto qué es?

¿Acaso los protoseres que conforman la redacción de Paranoia con Patatas han decidido comenzar a elevar a la categoría de mitos a bailarinas de barra americana? Y en el más que probable caso de que esto sea cierto... ¿lo hacen así, públicamente, sin la mano en la bragueta y la puerta cerrada?

Pues sí, amigos, pero este no es el caso.

El problema es que no hemos contado la historia desde el principio. Allá vamos.



Marc Silvestri nació el 3 de marzo de 1958 en un pueblo para jubilados ricos de Florida, y es, como todos sabréis, hatajo de mongos, un ilustrador y dibujante de cómics estadounidense.

Al margen de su trabajo para Marvel a finales de los ochenta con Uncanny X-Men y Wolverine, Silvestri es conocido por ser uno de esos siete enfermos reputados artistas, junto con Jim Lee, Rob Liefeld (ese gran incomprendido), Eric Larsen, Todd McFarlane, Whilce Portalcio y Jim Valentino, que fundaron el sello independiente Image a principios de los noventa. Todos sabemos lo que ofrecía Image entonces y ahora: dibujos curradísimos (¿?), splash pages sólo aptas para onanistas, monstruos horroribles y un buen género de tetas y culos de proporciones incomprensibles.

"La clave del éxito, chicos"


Pero Silvestri quería ir más allá. Dentro de Image, creó Top Cow, una pseudo editorial interna bajo cuyo sello salieron series tan aptas para amigos del manubrio como Witchblade, Fathom o Tomb Raider.

"Instrucciones: pasar las páginas con la mano izquierda"


¡Paradlo otra vez, copón! ¿Y esto que tiene que ver con el título del post, y lo más importante, con la foto de la rubia del principio? Pues como todos habéis leído, lo que tiene que ver es el apellido.

Y es que Marc Silvestri, además de dibujar jamelgas, se deja ver con una, con su señora esposa, Bridget Silvestri.

"Bridget Silvestri, alias 'puede haber esperanza para ti, freak'"


Playmate y modelo barra actriz (y no todo lo contrario), la señora Silvestri se ha hecho mundialamente conocida por recorrer el mundo con su marido siempre que éste es invitado a eventos tales como ComicCons o lo que aquí llamamos comunmente Expofrikis, y lo hace siempre ataviada como sólo su marido se merece.



Y allí es todo desparpajo, se hace fotos con todo el mundo...

"Ay madre mía, la mujer de Silvestri y yo con estos pelos"


... ejerce de enfervorecida fan reclamo...



... se lleva a sus amigas...



... se deja ver con héroes y villanos...



... incluso con personajes incalificables...



... eclipsa la obra de su marido...



¡... y muchas cosas más!



Como véis, su entrada en el genuíno "Hall of Fame" de PcP es más que merecida. Marc, tú sigues jugando, quizás algún día tengas el honor de ser todo un mito de la farándula.

En definitiva, queridos lectores que, a estas alturas, ya tendréis un master en derecho, otro en izquierdo y otro en ambidiestro, ya veis que puede que haya luz al final del túnel, que si Marc Silvestri pudo, qué cojones... puede que tu sueño de tener algo más que en común con una mujer de bandera que una orden de alejamiento se vea un poquito más real.

Y tú, lectora, que visitas cada día Paranoia con Patatas porque piensas que hay algo oscuro e interesante detrás de las palabras que escriben este grupo de lobotomizados que formamos este Staff, acabas de ver la actitud que debe mantener una señorita en una convención de cómics para caer bien a todo el mundo.

Una vez más, podemos decir que PcP educa, PcP entretiente y patada en los cojones.