jueves, 28 de abril de 2011

Pelis que molan: Mentiras Arriesgadas

Hola, pandilla de masturbamulos. ¿Qué tal? ¿Le habéis dado mucho al botón de actualizar de vuestro fairfocs para ver si los chicos de PcP tenían algo que decir hoy? ¿Si? Pues no desesperéis, gandules, que aquí estamos nosotros one more time para derretiros con nuestra grácil prosa y abrumaros con nuestros vastos (que no bastos) conocimientos.

Hace poco que sacamos un post sobre "Pelis que Molan", pero a petición popular, porque mola, y porque nos sale de los cojones, vamos a proceder a comentar una auténtica película para gourmets: Mentiras Arriesgadas.



Una vez más se encuentra ante nosostros el señor James Cameron quien, mucho antes de su incursión en las tres dés y la pintura corporal azul, dedicaba su talento a crear auténticos pepinos como Terminator, Aliens o esta genial "Mentiras Arriesgadas".

Arnold Schwarzenegger, uno de los más que indiscutibles mitos de la farándula de Paranoia con Patatas, da vida al agente Henry Tasker, de la quien nos es presentado en plena misión secreta: infiltrándose en una mansión suiza con el fin de ubicar una serie de cabezas nucleares robadas de la antigua república soviética de Kazajstan. Esto da lugar a una sucesión de escenas sencillamente apoteósicas: una incursión submarina, una persecución en motos de nieve, explosiones, un tango con Tia Carrere, y frases lapidares tales como la de...



Pero el hecho de que Henry Tasker sea un agente secreto no es óbice para que su propia familia viva en la más absoluta inopia respecto de su auténtica profesión. Su mojigata esposa, Helen (Jamie Lee Curtis), y su hija Dana (Eliza - Sin Comentarios - Dushku), viven con la feliz idea de que Henry trabaja como comercial de impresoras (la clase de tipos que envidian a los vendedores de coches) y que su vida es una sucesión de reuniones rutinarias con clientes y proveedores.



Mientras el Henry Tusker agente secreto debe investigar la conexión entre Juno Skinner (Tia Carrere) y una facción terrosita islámica llamada "La Jihad Carmesí" que se encuentra en poder de varias cabezas nucleares; el Henry Tusker marido y padre descubre, en una inocente visita al trabajo de su mujer, que Helen tiene un lío con un tal Simon. Y mientras Arnie dedica todos sus esfuerzos y los del Sector Omega para descubrir la infidelidad de su mujer, Helen vive ilusionada con que Simon es un agente secreto que trabaja en territorio enemigo y que está siempre a punto de ser descubierto que, para más joder, es un vendedor de coches usados.



Siendo esta la línea principal, sencillamente despoyante, con un Schwarzenegger que debe salvar el mundo y su matrimonio a un tiempo, debemos destacar algunos puntos de la peli que son simplemente cojonudos:

En primer lugar está el Sector Omega: La última línea de defensa, la agencia secreta para la que trabaja Henry.



¿Y por qué? Además de por tener los típicos sistemas de vigilancia, transmisores, y operaciones curradísimas, tiene un director: Spencer Trilby, interpretado por Charlton Heston. Un hombre trajeado, de pelo blanco, fumador de puros y con un parche en un ojo. Exacto.

"Samuel L. Jackson y David Hasselhoff me comen la po"


En segundo lugar tenemos el espectacular papel de Jamie Lee Curtis como Helen Tusker, una anodina ama de casa que trabaja como administrativa en un bufete de abogados pero que termina por convertirse en una misteriosa agente secreta internacional y por marcarse un striptease que se convirtió en la escena más recordada de la película.



Por último está el inconfundible sello de James Cameron, cuando todavía hacía pelis ultramolonas: aviones harrier, explosiones nucleares, frases lapidarias, tiroteos en la nieve, persecuciones atravesando hoteles a lomos de caballos y motos de alta cilindrada, acción a raudales, un par de guiños cómicos bastante cuidados y escenas sencillamente exageradas, incluyendo la muerte más apoteósica del cine (a tan sólo cinco minutos del final).

Ahora el trailer...



Su índice de frikismo es de 16, muy pero que muy recomendable.

Y ahora nos vamos, haches pés.

--------------------


Mientras tanto, en un economato de Dakota del Norte, Ash J. Williams cuenta una historia de castillos, princesas y muertos vivientes a sus compañeros de chollo.

Buy smart. Buy S-Mart.

2 comentarios:

Jon Arson dijo...

¡Y el juego de SNES estaba bastante guapo también!

Denis dijo...

Es una pelicula sencillamente genial. Nunca entendí porque no hubo segunda parte