domingo, 24 de abril de 2011

Pelis que molan: Nemesis

"¿Cómo cómo? ¿Que han vuelto los de Paranoia con Patatas? Cooooño, pues vete liándome uno que yo voy a encender el ordenador"

Buenas tardes, señoras y señores, niños y niñas, monos culebras y guepardos. Soy Pedro Bonilla, mido uno ochenta y os doy la bienvenida a vuestra sección favorita: la de Pelis que Molan.

Hoy os traemos un auténtico peliculón, un inquietante thriller de ciencia ficción y acción frenética: Nemesis.



"Cuando el enlace cumplió con las órdenes recibidas presintió que todo podía cambiar para él. Quizá el motivo fuera en lo que se ha convertido el mundo hoy en día: bandidos biónicos, terroristas de la información, forajidos cibernados... Todo estaba tan tecnificado que ya empezaba a sentirme como un dato más."

Con este bonito prólogo arranca la cinta, que nos sitúa en un futuro pseudo apocalíptico. Concretamente en Los Angeles, en el año 2027. Un agente de policía debe detener a una terrorista cibernada que trafica con información. Dos minutos y veinte segundos después de darle al play ya sabíamos que se trataba de otro gran éxito imprescindible.

Tras acabar con ella es atacado por otros cyborgs que terminan por darle para el pelo en lo que es un claro homenaje plagio descarado de Robocop, con la diferencia de que, en vez de llenarlo de plomo una banda de tarados lo hace una tía buena con pantalones ajustados. El agente de policía, que ya tenía una pierna cibernética (probablemente por alguna lesión universitaria) es reconstruído casi por completo y, pese a conservar apariencia humana, su interior pasa a ser casi completamente cibernético.

"Todas las cyborgs de la peli están buenas.
Pensádolo bien, ¿quién diseñaría una cyborg gorda?"


Olivier Grunier da vida a Alex, el policía medio humano y medio robot, y debemos decir que se trata de una interpretación a la altura de la de muy pocos. El drama humano que vive Alex es transmitido con total perfección por Grunier, actor del que jamás hemos hablado aquí pero que, tras repasar su filmografía (Automatic, El Salvaje, Lobo de Guerra, Soldado de Alquiler, Código de Honor, Power Elite, Soft Target y esta maravilla que pudimos revisionar anoche) meditamos incluir en el Hall of Fame de Paranoia con Patatas. ¡Menuda forma de transmitir, oigan! Quedará para el recuerdo la escena en la que le están tiroteando con ametralladoras de gran calibre y pierde el tiempo en salvar a un cachorrito y esconderlo dentro de su gabardina.

"Ma. Gis. Tral."


Una vez reconstruído, es reclutado nuevamente por la policía para una última misión: capturar a su antigua amante, que resultó ser un robot. La hostia. Y para redondearlo aún más y convertir el filme en un clásico impagable, la forma de convencerlo es la clásica "bomba en el corazón".

Con estas premisas, la guionista (sí, es todavía más bizarro que la mente que ha ideado "esto" sea la de una mujer), hilbana magistralmente una sucesión de explosiones, armas gigantescas, buyates de buen calibre, y alguna que otra escena que todavía no terminamos de entender mientras escribimos estas líneas...



La voz en off de la narradora, frases lapidarias como "joder de día es peligroso... adiós pequeña", los tiroteos, siempre con las pistolas cruzadas en posiciones imposibles, las cyborgs escasas de ropa, y los villanos... ¡qué decir de los villanos! Cyborgs siempre vestidos de traje, con gafas de sol y armas más grandes que un día sin pan (no pudieron resistirse a inspirarse copiar miserablemente la Smartgun de Aliens, con su mecanismo incluído). Y para redondearlo, todo queda enmarcado dentro de una conspiración gubernamental.

"Memorable"


Mención aparte merece la aparición del genial Cary Hiroyuki Tagawa, en un papel un poco descafeinado para lo que se podría esperar de él.

Todo esto conforma un escenario que sólo era imaginable en una partida de "Cyberpunk 2020" jugada en un centro de educación especial.

"Así son los cyborgs por dentro"


En definitiva, chavales, que si lo que queréis es vivir hora y media de espectáculos pirotécnicos, sicarios malencarados, persecuciones surrealistas y huídas subnormales (sencillamente tremenda la escena en la que el prota desciende varias plantas de un edificio disparando al suelo su ametralladora formando un círculo alrededor suya), esta es vuestra película. Lo único que lamentamos es que su guionista, Rebecca Charles, no fuese un poco más prolífica... su carrera en el mundo del cine la completan la segunda (Nemesis: Nebula) y tercera (Nemesis: Pretty Harder) partes , a años luz de la original.



Ah, y su índice de frikismo es de 13, más que aceptable... si Grunier fuese elevado a la categoría de Mito, sería de 18.

---------------------


Mientras pasáis la vista sobre estas líneas, en Los Angeles, el Señor Kobayashi recoge a su jefe, el mítico criminal conocido como Keyser Soze, para darle malas noticias...

"La Playstation Network sigue sin tirar"

2 comentarios:

imaginauta dijo...

No tengo ninguna paranoia sobre este pedazo de basura en particular, solo vengo a lameros el cimbrel. Sois el mejor blog en castellano en cuanto a hacer que me parta la caja hasta casi descontrolar el esfinter. Si estuvieseis metidos en el cuerpo de Megan Fox queria follaros sin compasion.

Un cordial saludo

El Staff dijo...

Imaginauta: tu comentario nos ha conmovido... snif... snif... es lo más bonito que nos han dicho en mucho tiempo... en particular esa parte de la compasión...