sábado, 28 de enero de 2012

Resident Evil, crónica de una degeneración

Hemos decidido empezar el post de hoy con un "¿qué tal?" dirigido a nuestros lectores. Luego nos hemos dado cuenta de que nos da igual que se os coma una pierna un cerdo, así que sencillamente pasamos de vuestras respuestas y nos vamos a hacer nuestra labor de divulgación diaria. Hoy estamos aquí para recordar algunas cosas y traeros en primicia otras nuevas, parecidas a las que recordaremos, pero a todas luces peores. Hoy recurriremos a la manida expresión de que todo tiempo pasado fue mejor y lo haremos de la mano de la saga Resident Evil.

En 1996 Capcom sorprendió al mundo con Resident Evil. Un juego cojonudo en el que tenías que sobrevivir a duras penas a las putadas que te iba haciendo una casa llena de muertos vivientes y con alguna que otra criatura mutante bastante hija de puta de la que también había que dar cuenta. Todo el mundo calificó este juego de "survival horror" por aquello de que, dentro de las limitaciones de la época, te ponía en una situación suficientemente puta como para que sobrevivir te costase algo más que apretar el botón de disparar una y otra vez y que tenía un argumento bastante coherente con conspiración judeomasónica incluida. El juego fue un éxito rotundo.



Como los de Capcom ven el negocio en la venta de piedras tardaron sólo dos años en sacar la segunda parte. En 1998 nos regalaron un juego muy similar al primero, pero con más toques de acción y que pese a haber perdido parte de su esencia de carreritas y sustitos, aún era potable.

En 2009 vio la luz "Resident Evil 5", un pestiño de proporciones bíblicas. Estamos hablando de un juego de acción en tercera persona que parece haber sido sacado de una recreativa y que, en pleno año 2008, no es capaz de hacer que sus personajes corran y disparen a la vez. Hasta le costaba hacer que corriesen con el arma desenfudada al condenado. Este juego, heredero del nombre de aquella maravilla de 1996, vendió cinco millones de copia en todo el mundo en la semana de su lanzamiento. Manda güevos. Un argumento cotrosísimo, unos enemigos lamentables por lo surrealistas que eran, unos jefes finales de traca. Horripilante.



En 2012, Capcom planea sacar TRES videojuegos de la saga Resident Evil. Uno para Nintendo 3DS (esa consola que aún no terminamos de entender) titulado "Resident Evil: Revelations", que parece que va a ser muy fiel a los primeros (aunque lo va a jugar su puta madre porque aquí nadie se gasta una 3ds, no sabemos ahí); un shooter de nombre "Resident Evil: Operation Racoon City" que parece que va a ser de risa; y el "esperadísimo" "Resident Evil 6", que tiene una pinta realmente lamentable, apto sólo para "públicos exigentes" (a saber: jugadores empedernidos del online del Modern Warfare 3).



¿Qué enseñanza sacamos de esta lectura?

"Tiran más dos tetas que dos carretas"


¿Y en los películos? Lo mismo.

En 2002 se estrenó "Resident Evil", la película "basada" en el videojuego del que ya hemos hablado, y ponemos las comillas porque está literalmente basada aunque no tenga demasiado que ver. La protagonista elegida fue, como sabéis, Milla Jovovich, candidata en una ocasión a ser Miss Paranoia con Patatas y jamelga maciza donde las haiga. La historia no estaba mal, aunque el papel de la Jovovich era desconcertante. Teníamos militares con pistolones, zombies y mutantes asquerosos todos ellos atrapados en las instalaciones de Umbrella, una buena escena de inicio y una buena escena de final, a Michelle Rodríguez que no tenía desperdicio, y unos cuantos detalles que la convertían en una adaptación bastante digna y en una película de zombies bastante digna también para la fecha (claro, que de aquella no estaban de moda, vamos).



En 2010 llegó a nuestra sala de cine amiga un bodrio titulado "Resident Evil: Afterlife" (la cuarta entrega de la saga, sobre todo si no contamos la película de animanga que hicieron y que por lo que a nosotros respecta se puede ir comiendo un cagao) que atenta contra las leyes de la física y que sólo fuimos a ver porque la prota sigue estando muy buena y esta vez salía en 3D. Importaba personajes y enemigos del Resident Evil 5 pero lo hacía sin demasiado esfuerzo, casi parecía que los copiaban y pegaban del juego. La película recaudó trescientos millones de dólares.



Ahora, en 2012, volveremos al cine porque somos medio masoquistas a ver "Resident Evil: Retribution", una película que preferimos ni siquiera entrar a calificar porque preferimos que lo hagáis vosotros mismos. Os dejamos el trailer. Por cierto, no intentéis saltaros los primeros treinta segundos. No son un anuncio de Sony. Cagaos.



¿Y sabéis que enseñanza sacamos, one more time, de esta lectura?

"Que tiran más dos tetas que dos carretas, ¡cojones!"


Hasta mañana, frikis.

3 comentarios:

Shonen_bat dijo...

Sólo por poder apuntar y andar a la vez el Resi 6 ya va a fundir, asdjjda.
Es cierto, la historia del Resident Evil ha sido un poco la de la degeneración, pero no olvidemos cosas como Outbreak o RE0.
Sí, el 5 es una puta basura que insulta a la inteligencia del que lo juega, pero es un caso aislado. Malditos jugadores de shooters en primera persona que no hacen mas que jugar a juegos iguales.
Y de las películas ni hablo, puta mierda procedente de la zombiexplotation

Wintermute dijo...

El Trailer de la nueva me ha recordado a cuando en Futurama se hace con la empresa un yuppi de los 80s (llamado 'ese tío') y saca un nuevo anuncio para planet express.

Bender llega a la conclusión de que él si que ha entendido en el anuncio. Que ellos son un camión (creo).

Pues lo mismo aquí. ¿¿¿¿Pero de qué cojones va la película???? Menudo mojón.

LOSTPROPETH dijo...

y sale michelle rodriguez otra Vez...como carajos lo explican??