viernes, 27 de julio de 2012

Deportes weirdos: Chess Boxing

Deporte. Una palabra que hiere el corazón de nuestros lectores con monótona languidez. Deporte. Recuerdos de niñez. Justificantes falsificados que te eximían de la clase de educación física. Deporte. Eso que hacían todos los chavales medio triunfadores que te cosían a collejas. Deporte. Eso que activa tus glándulas sudoríparas con sólo pensarlo.

Pues sí. Pese a tratarse de un sustantivo de pesadilla para el friki medio (tan de pesadilla como "verano", "discoteca" o "desnudez") tiene sus vertientes molonas. Recordando eso, en Paranoia con Patatas hemos decidido retomar esta añeja sección dedicándole un post a un deporte minoritario que demuestra que los púgiles no son sólo tiparracos del Hombres Mujeres y Viceversa en gayumbos dándose de golpes, sino que dentro de sus seseras también puede haber sitio para la sapiencia.

Hoy hablaremos del "chess boxing".



El Chess Boxing nació en Londres, en 1978, de la mano del boxeador James Robinson, que debía ser más bajito que el resto de los boxeadores de su época, porque el tío llegó un día al ring con un tablero de ajedrez y propuso mezclar las dos cosas, que a ver quien le ganaba así, decía el tío. Y así se hizo.

Ese día nació este deporte mixto que conserva lo mejor de los dos mundos. Se trata de un combate de once asaltos en los que el poder de la mente y el de los puños se van alternando. Así, comienza el combate con una ronda de ajedrez de cuatro minutos, a la que le sigue un asalto de boxeo de tres minutos, y así sucesivamente hasta completar los once asaltos, seis de ajedrez y cinco de boxeo (aquí es donde vemos que el James Robinson este era un espabilao, que parece que si llegan a empezar por el boxeo igual no le da tiempo ni a mover ficha al tío). Se deja un descanso de un minuto entre rondas y se juega al ajedrez con las reglas de tiempo, es decir, con el reloj ese al lado. Los jugadores llevan puestos auriculares mientras juegan para que el cultivado público que acude a la velada de chess-boxing no les chive las jugadas.

"Y al salir de aquí nos vamos a cantar los temas para judicaturas"


Los luchadores ganan o por KO, por jaque mate, por decisión de los jueces o porque a uno de los dos se le acabe el tiempo y se despedido entre insultos y pitidos por parte del público. Si por casualidad la partida de ajedrez quedase en tablas, nos olvidaríamos del tablero de las fichas y de todo eso y pasaríamos a ver como los contrincantes se dan de palos hasta que uno gane. Si por un casual, los árbitros dictaminasen que el combate también es un empate, ganaría el que jugaba con negras.



Para poder presentarte al campeonato del mundo de chess boxing, un título que existe desde 2008, reconocido por la World Chess Boxing Federation, no sólo debes de tener un aspecto físico que insinúe que te has tragado un perchero, sino que debes encontrarte dentro de un ranking determinado dentro del mundillo de los campeonatos de ajedrez y en otro también dentro del mundillo del boxeo, de forma que destaques en ambos.

Nikolay "The Siberian Express" Sazhin, uno de los últimos campeones del mundo


Pero como siempre es mejor ver cosas que leer cosas (además leer cosas suele ser de pobres), os vamos a cascar un bonito tutubo en el que quedan plasmados los momentos estelares de la final del campeonato del mundo de 2008, celebrado en Berlín.



Este, denostados lectores, es el chess boxing, un deporte cargado de agresividad física y mental, un deporte en el que no sólo los fuertes sobreviven, sino que pueden verse derrotados por el fino intelecto y la brillante estrategia de aquellos menos dotados anaeróbicamente, un deporte con una marcada vocación friki (no jodáis, parece que se le ocurrió a un tirillas al que apuntaron a boxeo a ver si así espabilaba), y un deporte que ahora, gracias a PcP, conocéis.

Una vez más podemos decir que hemos cumplido con nuestra labor didáctica de hoy y que lo hemos hecho casi tan bien como el día en que dimos una clase de masturbación en el catecismo. Hasta mañana, frikis.

3 comentarios:

Denis dijo...

O_O!

Re-Dios, en mi vida habría imaginado que algo así existe, pero en mi vida vamos.

Shilmulo dijo...

Lo más raro con diferencia que he descubierto ultimamente.

Anónimo dijo...

NO sale ningun test...