miércoles, 15 de agosto de 2012

Comics que lo petan: Authority Vols. 1 y 2

"No somos un grupo de superhéroes de cómic que se enreda cada mes en batallas sin sentido con supercriminales sin sentido para preservar el status quo. Si mis colegas y yo vamos a estar en primera línea arriesgando nuestras vidas, queremos hacerlo por un mundo que merezca la pena ser salvado."
- Jack Hawksmoor


Hola, sacamantecas. Tocan tebeos.

Hoy analizaremos los dos primeros grandes arcos de ese pedazo de comic que es The Authority, y que podemos encontrar en dos formatos: el de dos tomos independientes editados por Norma, muy chulos y cómodos; o en el inmanejable tomo de edición Absolute de Planeta que no hay por donde agarrar y que hace que te tengas que comprar una estantería especial en la que quepa. Huelga decir que a nosotros nos mola más la edición en tamaño comic book de toda la vida.

The Authority Vol. 1



The Authority es un grupo de superhéroes que hace lo que debería hacer todo grupo de superhéroes que pretende salvar el mundo: salvarlo de verdad, sin miramientos morales ni mierdas similares. Estamos hablando de tipos superpoderosos, que unidos forman un grupo casi omnipotente y que no se dedica a salvar a sus enemigos en el último momento, sino que, si fuese necesario arrasarían continentes enteros sin pensárselo dos veces.



Se trata de un grupo del nivel de Los Vengadores o de La Liga de la Justicia, pero que en vez de servir a ningún gobierno ni ideal, se dedican a impartir justicia a nivel planetario presentándose como una autoridad superior. Sus componentes son Jenny Sparks, el espíritu del Siglo XX, nacida el día 1 de enero de 1900 a las 0:00 horas, con cien años de vida y poderes eléctricos; Apollo, el equivalente a Superman; Midnighter, que sería algo así como el equivalente a Batman, un guerrero con músculos reforzados y capaz de predecir los movimientos de sus enemigos en el combate (importante es decir que Midnighter y Apollo son pareja y se dan el filete); Engineer, una jaca que tiene máquinas en vez de sangre y que puede convertir su cuerpo en armas; El Doctor, una especie de chamán con poderes para modificar la realidad a su antojo; Jack Hawksmoor, que se vale de la fuerza de las ciudades, pudiendo derrumbar edificios o disparar adoquines a su voluntad; y Shen Li-Min, que estaría buena si no fuese porque tiene alas (y patas de pollo) al estilo de Hawkman.



Este primer volumen está guionizado por Warren Ellis, que mola bastante como ya sabéis, y dibujado por Brian Hitch, que besó el santo con The Authority, obra que le abrió las puertas de la industria del comic americano a lo bestia y le llevó a trabajar, entre otros proyectos, en los Ultimates. Cuenta este tomo tres historias que van enfrentando al grupo a amenazas cada vez mayores: "El Círculo" narra un ataque perpetrado por el típico genio del mal oriental, a lo Fu-Manchú; "Naves transmutadoras" presenta una invasión de un universo alternativo; y "Oscuridad exterior" trata una amenaza de nivel cósmico al estilo cthulhiano que se cierne sobre el planeta.



Veredicto: mola, pero el segundo tomo mola aún más.

The Authority Vol. 2



Ahora que tenemos las bases sentadas, es más fácil explicaros por qué el segundo tomo mola. En primer lugar, mola porque Mark Millar se encargó del guión y lo hizo de puta madre; en segundo lugar mola porque Frank Quitely fue el dibujante y también lo hizo de puta madre (mientras mantuvo el nivel de dibujo mensual, porque cuando se vio incapaz porque se le acumulaba el chollo lo sustituyeron por otros dibujantes, una mierda oigan).



En esta ocasión, se nos volvían a contar tres historias: "Natividad", que no os destriparemos porque os comeríais un spoiler, pero de la que debemos decir que resulta memorable la aparición del grupo de superhéroes "Los Americanos", que son, uno por uno, Los Vengadores de la Marvel; "Terra Inferno", en el que el planeta comienza a darles por el culo a sus habitantes, para variar; y "Un mundo feliz", en el que las superpotencias se unen para acabar con el control que The Authority parece ejercer sobre el mundo, para acabar con él a palos, se entiende.

Cualquier parecido con Henry Pymm, el Capitán America, Iron Man, Thor y Hulk es pura coincidencia.


Este tomo tiene momentos memorables y, para nosotros, supera con creces al segundo, demasiado concentrado en parecer efectista. La historia de Mark Millar es genial, y la irrupción en escena de "Los Americanos" de lo mejor de todo el comic.

Luego se hicieron más números, y spin offs de personajes, y todo, todo, fue una mierda. Sin embargo estos dos tomos merecen este post porque son comics que lo petan.

Hasta mañana, frikis.

1 comentario:

Barbas dijo...

¿como que todo una mierda? anda que no mola kev