miércoles, 29 de febrero de 2012

Mitos de la farándula: Chuck Testa

Bueno bueno bueno. Hoy tenemos un post de un post de nuestra clásica y siempre bien recibida serie sobre personajes fetén, putos amos de la subcultura, en definitiva, mitos de la farándula.

En el día de hoy hablaremos de un tipo que no es actor, ni director, ni cantante, ni dibujante de tebeyos, ni telepredicador, ni mago, ni miembro del Staff de PcP, pero que pese a no explotar ninguna de las vertientes de la fama convencional, se ha convertido en los últimos años en un fenómeno del intenné. Hablaremos de Chuck Testa, el taxidermista más mediático del mundo.

"¿Ese pollo está vivo?
NO. ES CHUCK TESTA"


Chuck Testa es el gerente de una empresa de taxidermia californiana llamada "Ojai Valley Taxidermy" que se curró hace algunos años un anuncio al estilo del de Homer Simpson cuando se convertía en Mr Quitanieves (o más bien aquél otro en el que creaba la empresa de seguridad "Springshield"), un anuncio que haría que su por aquél entonces modesto negocio de taxidermia alcanzase cotas de popularidad sin precedentes entre sus colegas. Atentos al anuncio porque no tiene desperdicio.



Sencillamente genial, nos están entrando hasta ganas de cazar animales de todas las especies sólo par que este señor nos los convierta en ceniceros. Pero este es el momento en que os preguntaréis cómo este tipo pasó de ser el referente de los coleccionistas de animales disecados del estado de California. Pues porque ese anuncio creó una enorme cantidad de entretenidos memes que aparecen cada vez que algún famoso estira la pata.






Pues eso, chavales, que ahora ya sabéis quien es Chuck Testa pero ahora siempre que veáis alguien tendréis la misma duda que tenemos nosotros habitualmente...



Hasta mañana, frikis.

martes, 28 de febrero de 2012

Cosas que no deberían existir, por marranas y feas, pero que sin embargo existen: El Motorista Fantasma 2. Espíritu de Venganza.

Prólogo

- Eh eh eh eh eh, no, no, joder, no.
- Sí, tío, son las normas.
- ¿Pero por qué? Siempre me como yo los marrones...
- Eh, que yo el otro día ya me lié con aquella gorda para conseguir aquellas fotos que luego ni siquiera publicamos.
- Y yo desde el post sobre "el kancho" no soy el mismo.
- ¿Y el resto?
- El resto siempre apandaron con lo que les tocó, así que chaval, cuando seas padre comerás huevos. Ahora coges y te vas al puto cine a ver la segunda parte.
- ¿Y eso no lo puede hacer el nuevo?
- No, al nuevo lo vamos a llevar de putas y a grabarlo en vídeo para chantajearlo en un futuro, no te preocupes.
- Coño, a mi cuando entré ni putas ni nada...
- Jajajajaja... jódete.
- Mierda... ¿sabéis si llueve?
- Sí, llueve, gilipollas. Coge la gabardina y veinte euros del bote, que entre buses y lo que cuesta el cine vas a tener lo comido por lo servido.
- Hijos de puta...

----------------------


Hay días en los que es mejor no levantarte de la cama.

El domingo me encaminé, lleno de ilusión, a mi nuevo puesto de trabajo. No esperaba que me fueran a llamar tan pronto, pero fue el sábado cuando envié mi curriculum a Paranoia con Patatas para ver si me aceptaban como becario. Es cierto que exageré un poco en la parte de los idiomas, pero yo creo que lo que finalmente terminó por decantar la balanza a mi favor fue el tener el curso homologado de manipulador de alimentos.

No tardé en localizar la redacción. Un edificio ultrapijo en el centro. Sin embargo, tampoco llegué a entrar. Cerca del portal había un tipo con gabardina no me permitió ni acercarme al timbre. Me vio, se acercó a mí y me dejó claro que sabía quien era y a qué venía. Añadió que era mi primer día, y que entonces me tocaba cubrir un estreno de la cartelera. Concretamente "El Motorista Fantasma: Espíritu de Venganza". Me dio un cuadernillo de la marca ENRI, un boli con publicidad de Caja Rural, una palmadita en la espalda. Acto seguido me recordó que el cine iba muy caro, que esperaba que no me hubiese gastado el dinero de la merienda y puntualizó que antes de las diez de la noche quería en su correo la reseña de la peli para ver si montábamos un "Pelis que molan". ¡Un Pelis que molan! ¡En mi primer día! Joder, qué grande...

Y una mierda.

Tras llegar al cine, que por cierto, quedaba a tomar por culo del centro, y pagar mi entrada (que manda huevos que te claven ocho euros para ir a ver una peli hoy en día) me dispuse a ver lo último de Nicolas Cage, un actor que hasta la fecha tenía sus altos, sus bajos y sus peluquines. Capaz de maravillas como La Roca, Con Air o Face Off, debió de verse obligado a protagonizar para alimentarse de pestiños infumables tales como En Tiempo de Brujas o Furia Ciega. ¿Qué me depararía su nuevo estreno?

"Madre mía madre mía... lo que se me viene encima"


Y la vi.

Qué hijo de puta el de la gabardina. Qué hijos de puta los de PcP.

La película es lo peor por lo que he pagado en mi vida. Y lo pongo por escrito para que os quede claro, hijos de puta, que esto no se le hace a nadie.


Mi reseña:

1. Nicolas Cage y su inseparable bisoñé vuelven a hacer un espectacular team up para dar vida a Johnny Blaze. Qué mareo. Qué mierda. Qué bajo es todo. Su interpretación mejora considerablemente cuando en vez de aparecer su rostro aparece una calavera llameante cutremente animada usando un pentium 3. Habría molado más que pusiesen al clásico Murray del Monkey Island, hacedme caso.

2. El resto de los personajes son todos un mojón auténtico. Hasta me parece increible que Idris Elba (el de Luther) se haya prestado a esto. Espero que tenga una buena excusa, como que un grupo terrorista mantenía retenida a su familia y que si se negaba a trabajar en este proyecto los matarían primero y los violarían después. Y lo de que trabaje también Christopher Lamert ya es de traca, y que el tío se atreva a ser grabado con las pintas con las que sale dice mucho acerca de la crisis mundial económica esta. No sé si los hijos de puta de este blog le habrán dedicado ya un post a Cristopher Lambert, pero si no lo hicieron, deberían. Con este tipo parece que sucede el curioso fenómeno de que cuando alguien necesita un rostro medio conocido y no quiere gastarse más de cuatro chavos sabe directamente a quien recurrir.

"El señor Lambert meándose en los espectadores"


3. El "argumento" es un poco confuso (cabe la posibilidad de que me encontrase medio mareado cuando la acción comenzó a sucederse). Creo recordar que la cosa iba de que el Diablo se iba a aparecer y a mandar al mundo a tomar por el culo ya (que habría estado de puta madre porque garantizaría que no habría una tercera parte) y que entonces Nicolas Cage tenía que salvar a una madre y a su hijo que podría llegar a albergar al anticristo.

4. El doblaje es de lo mejor. Es tan bueno que no se puede imaginar esta película sin el dramatismo del que dotan a los personajes sus dobladores. Jordi Brau, tío, te has lucido esta vez eh. No sé cómo trabajan los dobladores, pero me gustaría ver sus caras cuando doblaron la siguiente escena:

- Madre histérica: "¡Estoy muy unida a este niño!"
- Johnny Blaze: "¡Entonces tenemos que evitar que se convierta en el anticristo!"

Acojonante.

5. La dirección corría a cargo de Mark Neveldine y Brian Taylor. ¿Que no os suena? A mí tampoco. Os diré que son los responsables de Crank, la peli esa de Jason Statham en la que tiene que ir corriendo de un lado para otro para que no se le pare el corazón y que fue definida por ellos mismos, atención, "como Speed pero con un tío". Pues estos señores se decidieron a rodar esta basura innombrable, grabando escenas de acción que se suceden sin nexo alguno (y que parecen haber sido coreografiadas por un mono puesto de jaco hasta las trancas), marcadas por una utilización abusiva y absurda de los efectos especiales. Tiempo bala innecesario, explosiones que no vienen a nada y primeros planos realmente escalofriantes.

Para muestra os voy a poner el trailer, que es como ver la peli pero te ahorra noventa y tres minutos y medio de sufrimiento.



6. La chica de la peli, que en pantalla es un mojón considerable que no vale ni para hacerse una triste gallarda, resulta que es una tía bastante maciza. ¿Es que esta gente no puede hacer bien ni lo más básico?

"Violante Placido. Si hubieran cogido a una más famosa
se les habría ido de presupuesto."


Concluyendo: que la peli es una mierda, que no creo que podamos hacer un post sobre "Pelis que molan" con ella, ni con nada que se le acerque demasiado, pero que ha sido un placer invertir noventa y cinco minutos de mi vida, más el dinero, más el dinero del bus, más mi tiempo, en hacer este post para aparecer en vuestro magno blog.

Mañana paso por ahí para ver en qué más puedo seros de ayuda, oh sabios miembros del Staff.

Fin de mi reseña

Con el tiempo justo me dirijo de nuevo a la redacción de Paranoia con Patatas. Aunque la peli fue una buena mierda me siento pletórico con mi primer post. Una vez allí al mismo tipo de la gabardina, pero esta vez con un helado en su mano derecha y una bolsa de El Corte Inglés en su mano izquierda. Se cambia la bolsa de mano para coger mi reseña y me dice que me vaya a la mierda, y que si me vuelve a ver cerca de la redacción me mata, me mete en una bolsa de plástico y luego caga dentro para que no esté tan solo. Joder joder... Qué mal rollo el tío... Yo me largo... Funesta experiencia la de PcP...

---------------------


Epílogo:

- Ya estoy aquí.
- Joder, ya era hora, tío, ya pensé que no llegabas para la partida.
- ¿Cómo fue la peli?
- Bah... una mierda eh... pero salía esto... Christopher Lambert...
- ¿Sabes qué pensé, tío? Quizás los minusválidos no sean minusválidos de verdad, y sean sólo una especie de secta corporativista en la que unos se cubren a otros para tener más y mejores derechos que el resto...
- Aha. Bueno, me voy a montar el post.
- Vale tío, pero plagia algo que encuentres por ahí eh, y nada de citar fuentes.
- Ya ya, eso es de primero de PcP. Venga, me pongo a ello.
- ¡Y pon a alguna tía, que a los pajilleros siempre les llama!
- Si no se te ocurre qué tía pon una de Mila Kunis.

lunes, 27 de febrero de 2012

Videojuegos a los que hay que jugar para ser lector de PcP; año 2007

Pero qué Oscars ni qué Oscars. Aquí tenemos una hoja de ruta y no vamos a alterarla por nada de esto. Hoy toca post sobre videojuegos y mañana, si tal, de cine. Vamosvengahombre...

Nuestros lectores parecen bastante de acuerdo en que el gran juego del año 2006 fue el Bully, aquél tan polémico porque un niño fuertote y con el pelo rapado parecía que iba a ir retorciéndoles los pezones a los más débiles y puteando a sus tutores, que llegó a ver su título cambiado por el de Canis Canem Edit. Juegazo.

Hoy nos metemos de cabeza en 2007, con la última generación de consolas empezando a funcionar pero siendo todavía un producto demasiado caro que debía convivir con la anterior generación.

Estos son los seis títulos que lo petaron en 2007.

Uncharted



Nathan Drake pretende ser algo así como Lara Croft pero sin que los jugadores tengan que hacer pausas cada diez minutos para tirar del papel higiénico, algo que hacía que los Tomb Raider fuesen más lentos que el carajo. Se trata de un juego cien por cien hollywoodiense, en tercera persona, con mucho ejercicio físico por parte del protagonista (que por otra parte es un granujilla que cae bastante bien, el jodío), bastantes plataformas, algún que otro viril combate a puñetazos, y muchas escenas de tiroteo bastante bien trabajadas; un buen sistema de guardado y algunas pistas visuales que nos ayudarán a no mandar a la mierda al señor Drake.

God of War 2



God of War 2 es más largo, más molón y más épico que el primer God of War, y esto es porque el malo, esta vez, ya no es Ares, el Dios de la Guerra, sino el mismísimo Zeus, que si nuestros conocimientos sobre mitología griega no nos falla es el puto amo. No es que sea un juego muy diferente al God of War primigenio, con combates de botoneo frenético, algunos juegos estilo "simon dice" y puzzles más o menos complejos. Lo que tiene es un diseño de niveles espectacular, que arranca con la destrucción del Coloso de Rodas y no para hasta que nos enfrentamos al malo final. Escalar titanes, huir del Hades, parar el tiempo, saltar entre demonios voladores, cruzar puentes que se destruyen y volver a darles mandanga de la buena a dos jamelgas a un tiempo son algunas de las cosas que harás (y si descubres como, más de una vez) en este juego.

Halo 3



El shooter que todo jugador de XBOX360 mantendrá en un altar durante años. La campaña nos trae la épica conclusión de la guerra contra El Pacto, la última batalla del Jefe Maestro, el último Spartan, con una variedad de escenarios, una banda sonora y un doblaje al castellano que te cagas de buenos. El modo cooperativo de hasta cuatro jugadores es coherente con el juego en sí, y el multijugador fue, durante años y años, el más jugado de XBOXLive por su nivel de detalle y de personalización. Un 10 en todas las revistas y un must de la consola de Microsoft.

Bioshock



Rapture, la ciudad submarina de las élites sociales, donde el artista no tendría que temer al censor y donde los mediocres no supondrían una traba para aquellos más brillantes. Luego los científicos crearon el ADAM, una sustancia química que recombinaba genéticamente a quienes la consumiesen al tiempo que les enloquecía. Y Rapture se fue a la meirda. El protagonista es un pobre diablo que sobrevive a un accidente aéreo y va a parar a esta ciudad. Se trata de un shooter en primera persona sin modo online pero muy pero que muy original, en el que sobresale el mundo que se han sacado de la manga y, dentro de éste, la figura de las Little Sisters, unas pequeñas criajas a las que tendrás que dar caza para adquirir el ADAM que te permitirá sobrevivir, eso sí, para cazarlas tendrás que vértelas antes con sus guardaespaldas de varias toneladas de peso: los Big Daddys.

Call of Duty 4: Modern Warfare



El primer shooter en primera persona con un modo online que podría significar la muerte social del más pintado. Los chicos de Call of Duty, hartos ya de la Segunda Guerra Mundial, trasladan la guerra a la actualidad y lo hacen con unos mapas bastante currados (desde luego parece increíble que en 2011 les dé por sacar esa vergüenza de mapas en Modern Warfar 3), armas fielmente representadas y un sistema de juego genial que haría las delicias del niño y la niña. Mira si es bueno que ya decidieron no cambiar ni títulos ni emblemas ni ná de ná en las siguientes entregas... Ya veis que de la campaña ni hablamos.

Mass Effect



Nos situamos en un futuro en el que los humanos han empezado a expandirse por la galaxia gracias a los esfuerzos económicos de algunos países e inversores privados. En esta expansión, la humanidad se topa con los restos de la perdida civilización Proteana y, con ellos, la relé de caronte, un plagio descarado del Stargate, una puerta que permite viajar en fracciones de segundo de unsistema a otro de la galaxia. Así arranca el universo de Mass Effect, con los humanos creando la llamada "Alianza humana" y pasando a formar parte de órganos de decisión de la galaxia. El título es un juego de rol en el que serás el Comandante Shepard, al que crearás tu mismo con bastante libertad (da igual que seas un tío, que una tía, o que te llames Jennifer, amigo, te seguirás apellidando Shepard) y en combate lo que tendrás será un buen shooter.

----------------


¿Cuál fue el juego que os hizo el culo pepsicola de todos los de 2007? ¿Las primeras aventuras de Nathan Drake, las del Comandante Shepard? ¿La primera historia sobre Rapture? ¿La segunda entrega de la épica lucha de Kratos? ¿La tercera de la del Jefe Maestro? ¿O será la primera incursión en los campos de batalla actuales del Call of Duty? Vosotros diréis.

Nosotros nos vamos. Hasta mañana, frikis.

domingo, 26 de febrero de 2012

Negro sobre blanco: The Sopranos Family Cookbook

Hola hola, descerebrados, irascibles y taciturnos freaks que os congregáis en torno a vuestra computadora en busca de una nueva dosis de vuestra ración diaria de Paranoia con Patatas. Hola hola.

El domingo pasado os regalamos un post titulado "Cosas que hay que comer para ser lector de PcP", en el que analizábamos pormenorizadamente la dieta que todo buen friki debe seguir, basada en el grupo de alimentos que debe suponer la base en la pirámide alimenticia de nuestro lector medio: los lípidos.

Hoy, volvemos a sorprender al mundo con un post no apto para bulímicos, que entremezclamos con nuestra infravalorada sección titulada "negro sobre blanco", que va de libritos. En este post analizaremos "The Sopranos Family Cookbook", un libro que, de no existir, deberían inventarlo ya mismo.



Los Soprano es una de esas series que son sencillamente geniales, pero que tiene un par de pegas: la primera es que es muy lenta de Dios, demasiado lenta, hay capítulos en los que lo único que pasa es que Tony Soprano va a la psicóloga a hablar de su madre y que, no nos engañemos, son una mierda; la segunda es que hay varias tramas que no conducen a absolutamente ningún sitio y no hacen más que tocar los cojones... y aún los tocan más cuando algún personaje la diña sin que tenga ni puñetero sentido. Pero claro, estas pegas las suple con historias geniales, unos personajes bastante currados, un montón de escenas de barra americana con jamonas enseñando las mameyas, y seis temporadas y algo más que culminan en una escena de poco más de un minuto que es la polla con cebolla.



Argumento aparte, los personajes de los soprano acostumbran a hacer tres cosas: ganar dinero, beber y fumar todo lo bebible y fumable y comer como si no hubiera un mañana. Pues este último tema es el que trata el libro del que hablaremos hoy. "The Sopranos Family Cookbook" recopila todas las recetas que se meten entre pecho y espalda los personajes de la serie.



Con una introducción puesta en boca de Artie Bucco, el propietario del restaurante "El Vesuvio" y posteriormente de "El Nuevo Vesuvio", nos sumerge en el mundo de la restauración napolitana de Nueva Jersey; de ahí nos vamos a una introducción sobre la diferencia entre la pasta italiana y la made in America; para a continuación tratar, una por una, todas las recetas que pudimos oler en nuestros olfatovisores. Las cocinadas por el propio Artie Bucco y sacadas de la carta de su restaurante; las que Carmela Soprano ponía en la mesa los domingos; las que la doctora Melfi cenaba con su familia; y las que puedan ir preparando cualesquiera otros personajes de la serie por muy de refilón que salgan o se comenten.

"Los últimos Zittis de Karen"


Obviamente, cualquiera de nuestros lectores preferiría una llamada de teléfono a Pizza Hut o el abrir una bolsa de Doritos antes que sentarse a elaborar concinzudamente una de las recetas de este libro, pero no deja de ser un compendio de recetas que te molará repasar si eres un auténtico freak de la serie y que, quizás y sólo quizás, puedas llegar a degustar si encuentras a alguien lo suficientemente desesperado como para querer cocinar para ti. Quizás tu madre si le prometes que recogerás tu armario más a menudo.



Spaghettis a la Putanesca, Sandwiches de Patatas y Huevos, Risotto con Frutas y Champan, Manicotti... vamos, que os vais a hartar si conseguís comeros todo esto.

En cualquier caso, merezcas un balón intragástrico o no, necesites o no una reducción de estómago, este libro es una pasada para cualquier ultra fan de la serie y para cualquier forofo de la comida italiana. Vamos, que mola.

Y ahora que os hemos descubierto un nuevo punto a favor de ese mágico mundo que es el de la literatura nos vamos, pero mañana volvemos. Hasta entonces, frikis.

sábado, 25 de febrero de 2012

Top Ten: Zombies en el iPhone

Hola, putos infraseres.

Hoy os traemos, para vuestro asombro, un nuevo top ten en el que analizaremos los diez mejores juegos para dispositivos móviles de temática zombie, que es muy cool, y está muy de moda en estos tiempos de canis descerebrados y tertulianas deformes. Como veréis por el título "zombies en el iPhone", lo analizaremos desde el punto de vista del usuario apple, no porque nos hayamos convertido en unos gafapastas asquerosos, de esos que usan Safari y envían fotos a intenné que no le pueden importar a nadie con el Instagram, sino porque desde que los iPhones se han convertido en un objeto de consumo masivo y ya nadie paga una perra chica por ellos si es medio espabilado, creemos que pueden ser el teléfono de este tipo que más haya proliferado entre nuestro público (todo ello pese a ser una de esas cosas que no deberían existir, por marranas y por feas, pero que sin embargo existen).

Monsergas aparte, vamos allá con nuestro top ten sobre aplicaciones videojueguísticas con tintes zombies.

10. Zombie Ball
Gratis
Un tranquilo vencindario americano al estilo de Evergreen Terrace. Chalecitos adosados con sus cubiertas de pizarra del país. Una tarde calurosa. ¿Qué puede ir mal? Pues en este caso un apocalipsis zombie que se cierne sobre el vecindario. ¿La última línea de defensa? Un científico con una idea: una bola gigante aplastadora de zombies a la que, por un módico precio en la AppStore puedes tunear para convertir en un holocausto esférico de varias toneladas.

Un juego muy sencillo de entender y que se basa en la capacidad del teléfono de detectar los movimientos del propio dispositivo. En este caso deberemos ir inclinando el teléfono para que la bola que da nombre al juego pueda ir desplazándose y haciendo pulpa a los no muertos que invaden la pacífica comunidad del protagonista.

9. ZombieSmash
0,79 €
En este segundo juego también debemos defender un inmueble de la acometida de los zombies. Aquí nos situamos en la típica casa construida en medio de un monte y totalmente fuera de ordenación que es asediada por todas partes por hordas de cadáveres deseosos por entrar. El jugador tiene que ir agarrando a los zombies con sus dedos índice y pulgar e ir arrojándolos sobre el resto de sus camaradas, al tiempo que planta minas y utiliza todo tipo de armas para luchar por su supervivencia.

Aunque en niveles avanzados abandonarás la casa, las fases más divertidas y curradas son las que transcurren en eesa lúgubre noche de la España profunda en la que un pobre desgraciado debe defenderse de la plaga.

8. Stupid Zombies
Versión LITE: Gratis
Versión FULL: 0,79 €
Tenemos también el "Stupid Zombies", una aplicación típica, al estilo de los dichosos Angry Birds, en la que el jugador encarna a un tipo con un bizarro parecido a Ash J. Williams, armado con un arma con un bizarro parecido al palo de fuego de Ash J. Williams, y que mantiene su otro brazo escondido a su espalda, como si llevase algo en esa mano que le identificase definitivamente con Ash J. Williams y no quisiese enseñarlo por miedo a una demanda.

La mecáncia es sencilla: tu personaje tiene un número limitado de balas y en el escenario hay un número determinado de zombies, a los que hay que añadirles obstáculos, barreras arquitectónicas y barriles explosivos. Lo que tienes que hacer es, con las balas que tienes, cargarte a todos los zombies. Para ello tendrás que ir probando carambolas hasta que des con la realmente efectiva.

7. Undead Attack! Pinball
Versión LITE: GRATIS
Versión FULL: 2,39 €
Un pinball guapísimo con todos los elementos de un pinball a los que debemos añadirles un montón de zombies que pasaban tranquilamente por la pantalla y que deciden quedarse ahí para ver si son definitivamente aplastados por la bola del jugador.

Todos los elementos de un buen simulador de pinball para iPhone pero con el valor añadido de que podrás aplastar zombies con la bola. Sencillo. Ocupa en el ránking el puesto que merece.

6. Zombie Pizza
0,79 €
Zombie Pizza es un juego la hostia de original en el que haces el papel de un cocinero que debe atender a los pedidos de la bizarra clientela que solicita las más truculentas pizzas que se puedan imaginar. Nuestro pizzero deberá ir satisfaciendo sus deseos entregando en el menor tiempo posible unas pizzas adereazadas con vísceras, entrañas, masa encefálica e ingredientes incluso más asquerosos, como el brécol.

Juegazo apartado de los estereotípicos juegos sobre zombies mutantes en formato horda a los que hay que ir machacando.

5. Zombie Gunship
Gratis
Este juego te sitúa al mando del sistema de ataque de un avión bombardero AC-130 que sobrevuela el acceso a uno de los búnkers donde se van escondiendo los últimos reductos de una humanidad diezmada por una plaga zombie. Con tu pantalla de visión infrarroja (en tonos grises) y tu cámara cenital tendrás que ir avistando a los cadáveres ambulantes (algo que no es especialmente sencillo) al tiempo que proteges a los histéricos supervivientes.

El juego consiste en estar atento a los zombies que puedan ir apareciendo y que seas capaz de ver y en ir barriéndolos con tu ametralladora estando siempre atento a que no lleguen al búnker, porque si llegan perdiste. Muy entretenido el jodío. Abre el top 5 de nuestra lista por su excelente relación calidad precio (léase: porque es gratis).

4. Plants vs Zombies
2,39 €
Este juego es una variante de los clásicos juegos de turrets, del estilo de aquel genial Xeno Tactic que tantas horas de vicio nos dio en su momento. En este caso nos encontramos con un bonito vergel que se está viendo asediado por hordas de zombies asquerosos de toda clase (tenemos los básicos, los del cubo en la cabeza que son un poquito más duros... incluso tenemos un equipo de bobsley zombie). ¿Nuestras armas? Plantas antropófagas, minas antipersona derivadas de tubérculos y todo un arsenal de diferentes vegetales que gozan matando.

Juegazo que debería estar mucho más arriba en este ranking si no fuese porque cuesta 2,39 € y en Paranoia con Patatas, además de estar arruinados somos unos sucios de la hostia.

3. Age of Zombies
Versión LITE: GRATIS
Versión FULL: 0,79 €
Versión REFULL: 1,59 €

El profesor Brains ha hecho otra de las suyas: ha creado un terrible virus que convierte a los humanos en muertos vivientes sedientos de sangre. Por suerte, ahí está Barney Steakfires, el tipo más duro del planeta, con su camiseta sin mangas, su barba de cuatro días, su peinado a lo James Dean y su pistolón. ¿Fin del problema? No. El profesor Brains ha conseguido crear un túnel espaciotemporal al estilo de Evil Dead 2 a través del cual sus zombies se disponen a infectar todas las épocas de la historia.

Así arranca un enorme juego de zombies que merece el bronce de nuestro ranking. Un viaje en el tiempo que enviará a nuestro protagonista de cabeza a una especie de prehistoria históricamente inexacta no apta para frikis redichos en la que se medirá con zombies, dinosaurios y dinosaurios zombies por igual, siempre en visión cenital y con una música de fondo que ya la querría cualqquier discoteca del medio levante español.

2. Zombie Highway
Gratis
Una de las más gratas sorpresas en lo que a juegos para iPhone se refiere nos la hemos llevado con este Zombie Highway. ¿De qué va? Como todos estos juegos, de algo muy sencillo. Situación: apocalipsis zombie desatado, con varios meses de duración. Situación más concreta: una viaje por carretera rumbo al horizonte. A nuestro alrededor coches volcados y zombies que tratan de hacernos volcar subiéndose a los laterales de nuestro bólido. Solución: conducir como posesos, estrellar a estos zombies contra los coches volcados y que nuestro acompañante se dedique a dispararles a través de las ventanillas.

El juego consiste en ir avanzando por esa carretera inhóspita (pero no inhóspita como cuando no hay burdeles; inhóspita de verdad) al tiempo que vamos esquivando a los coches volcados moviendo nuestro teléfono y disparando contra los no muertos que se van encaramando a nuestras cuatro ventanillas. Según vayas conduciendo y matando zombies irás desbloqueando nuevos niveles, nuevos vehículos y sobre todo nuevas armas.

1. The Army of Darkness Defense
Gratis
¿En qué posición creíais que iba a estar un videojuego para tu iPhone que te permite ser, nada más y nada menos que Bruce Campbell? Obviamente a la cabeza de cualquier ranking redactado por personas con criterio y un par de huevos colganderos. The Army od Darkness defense es un juego del famoso estilo beat'em up en el que el jugador controla al pendenciero Ash J. Williams que debe abrirse paso con su palo de fuego y su motosierra a través de innumerables hileras de esqueletos armados de todas las maneras posibles, amén de otras criaturas del averno.

El juego es sencillamente la aplicación estrella para este Staff. Con el botoncito de llamar y con esta aplicación nos conformábamos. Bueno... Cada vez llamamos a menos gente... Así que con una maquinita pre-gameboy con esta aplicación íbamos que chutábamos. Qué sentimiento, qué gráficos, qué sonido, qué inmersión en dos dimensiones y, sobre todo, qué intro. La veríamos en bucle infinito hasta el día del juicio final.

Pues hasta aquí llega este extenso análisis. Si queréis ver walkthroughs os vais al tutube, que os podéis hartar de verlos pero a nosotros nos da mucho chollo andar insertando videos. Por supuesto que hay más juegos que estos, pero no podemos hacer un top 20 porque ni los lectores premium de PcP se dejan en nuestro trabajo tanta pasta como para que merezca la pena.

Hasta mañana, frikis.

viernes, 24 de febrero de 2012

Pelis que molan: La Jungla de Cristal

A los buenos días, bocachanclas. Un día más, los chicos que conformamos esta homogénea redacción estamos aquí, asomados esta pequeña ventana de la blogosfera desde la que os dedicamos soflamas incendiarias en favor de la matanza indiscriminada de bebés foca, hacemos apología del canibalismo interracial, y os iluminamos como si de un faro de sabiduría nos tratásemos, intentado hacer que vuestras vidas llegasen a un puerto donde os cubriesen de flores hawaianas y mujeres ligeras de ropa y bien proporcionadas.

Llegado este punto debemos decir que el otro día nos volvimos a llevar una enorme sorpresa cuando descubrimos que la película que puede considerarse el centro de las fantasías onanistas de muchos frikis de medio mundo (nosotros es que tenemos muchos centros de fantasías onanistas) no había sido analizada en profundidad por el Staff de Paranoia con Patatas. Increíble. Que La Jungla de Cristal es una de las mejores cintas de la historia es una verdad universal, como esa que dice que si te pica el culo por la noche te vas a despertar con el dedo oliéndote mal. Vamos, que ya estaba tardando que le dedicásemos un monográfico de nuestra sección "Pelis que molan".



Aunque estamos seguros de que todos los presentes habéis visto esta película al menos chorrocientas veces, vamos a tratarla como si no fuese así. La peli nos presenta a ese héroe de acción inigualable que es John McClane, interpretado por el por aquél entonces no tan duro Bruce Willis, que venía de protagonizar Luz de Luna y poco más y era visto como "un tipo normal" alejado de las rutilantes estrellas de acción de finales de los ochenta, como el gran Chuck Norris.

"Bruce Willis antes de quedarse cartoniano"


John McClane es un policía de Nueva York al que invitan a la cena de Navidad de la empresa de su mujer, que vive en Los Angeles, y de la que se ha separado porque el curro de ella es la hostia y el suyo es bastante cutre. La fiesta se desarrolla en la sede de la empresa, el edificio Nakatomi, un rascacielos de treinta y cinco plantas (edificio que en realidad sirve como centro a la cadena Fox en Los Angeles).



Un reencuentro, un par de presentaciones, una tensa conversación en el lavabo y por fin, empieza la fiesta: un grupo de doce terroristas con acento alemán irrumpen en la fiesta y toman a todo cristo como rehén. Bueno, a todos menos al agente John McClane que consigue escaparse del aseo descalzo y colarse por las escaleras de mantenimiento dejando a todos empantanados en la planta principal de la fiesta.



Al frente de los terroristas se encuentra el que podría ser uno de los mejores villanos de la historia (junto con Darth Vader y Hannibal Lecter), Hans Gruber, interpretado pora Alan Rickman, y él y sus compinches pretenden joder la marrana al máximo, empezando por joder la del presidente de la compañía Nakatomi.



Obviamente, el rollo que mola, el tema que chana, la movida que acojona, tronco, acojona, es el amigo John, un cabo suelto realmente jodido que se dedicará a, uno por uno, ir acortando esa superioridad numérica que mantienen los terroristas.



Para eso contará con la ayuda de Allen Powell, el carismático Reginald Veljohnson de Cosas de Casa, que es enviado a ver que pasa al edificio cuando en el servicio de emergencias empiezan a darse cuenta de que algo raro puede estar pasando.



Es una película tan mítica que nos da un poco de palo hacer un post sobre ella, más que nada porque nos sabemos los diálogos de memoria y entendemos que vosotros también, pero más verguenza nos da pensar que no hemos hecho un post exclusivamente sobre ella hasta hoy.

Como frikis devotos de esta película, tenemos cienes de personajes favoritos, desde el terrorista ese que se parece al primer bajista de Helloween, o a Karl (interpretado por el tristemente fallecido Alexander Godunov, un tipo que si siguiese vivo y hubise mantenido su trayectoria sería sin duda un mito de la farándula... y que quizás lo sea sólo por esta actuación...), los agentes del FBI (el agente Johnson y el agente especial Johnson), Al Leong que pasaba por allí y recibió un balazo (esto no es un spoiler), el patético Ellis, el comisario inepto, y Argayle, el chofer de la limusina que recoge a John en el aeropuerto son todos ellos personajes sencillamente enormes.



Año 1988. John McTiernan detrás de la cámara. Nace John McClane. 131 minutos para el recuerdo. Telón.

Hasta mañana, frikis.

jueves, 23 de febrero de 2012

Videojuegos chanantes: Red Dead Redemption

Hola, abonados a Paranoia con Patatas. Hoy, os vamos a tratar a todos como si fueseis titulares de una de nuestras cotizadísimas "cuentas premium" y os vamos a obsequiar con el segundo análisis de nuestra sección sobre videojuegos chanantes que hacemos esta temporada.

Tras ese pedazo post que nos curramos hace algún tiempo sobre el Batman Arkham City os vamos a obsequiar con una breve reseña de otro de los juegos a los que hemos estado viciándonos como monas recientemente.

El juego que analizaremos hoy tiene dos cosas que nos encanta encontrar en cualquier videojuego que cuente una historia:

1. Que sea de ese género en el que tan especializado está Rockstar, el "sandbox", en el que tienes que hacer mogollón de misiones e interactuar con un gritón de personajes para seguir una historia principal no necesariamente lineal.

2. Que nos sitúe en un lugar o época que molen.

Hoy hablaremos, como sabréis todos los que sepáis leer y hayáis pasado vuestra vista sobre el título de este post, del Red Dead Redemption.



El género del oeste nunca ha sido tratado como debería en el mundo de los videojuegos. Y no nos vengáis con que el "Gun" era la hostia, o que el "Cal of Juarez" molaba mogollón, o que el multijugador del "Outlaws" era una alternativa al Quake (cuando seamos serios, lo único que molaba del Outlaws era lo de dispararles a las gallinas). No. Tuvimos que esperar hasta mayo de 2010, momento en que los chicos de Rockstar se sacaron de la manga este título y fueron capaces de sumergir al jugador de lleno en una película de Clint Eastwood.

En Red Dead Redemption asistiremos a una redención, como su propio nombre indica, la del protagonista, John Marston, un antiguo forajido que se dedicará a cazar a su viejo compañero de fechorías. En su viaje conocerá a todo tipo de personajes y recorrerá el sur de yankilandia y el norte de Mexico (estados ficticios de New Austin, Nuevo Paraíso, y West Elizabeth), siempre pisándole los talones a Bill Williamson.



Obviamente, la trama principal tiene bastante más chicha que tampoco os queremos destriparos, pero dejémoslo en que hay también una mujer y un hijo amenazados y unos agentes federales interesados en que Marston haga algo por ellos. Cojonudo.

- Argumento historia principal. Cinco sobre cinco.

El juego nos sitúa en los últimos años del lejano oeste estadounidense, en 1911, y en él encarnaremos al antiguo bandido, John Marston, que es acompañado en las primeras escenas del videojuego por dos tipos trajeados con bombín (a la razón, federales) a tomar un tren con dirección a uno de los múltiples poblachos con aroma a mierda de caballo del sur de los yuesei. Una vez allí se dirige rápidamente en la procura de su antiguo compañero, el bandido Bill Williamson, quien lo recibe con un balazo en las tripas. Marston es rescatado por la señorita MacFarlane quien le aloja en su rancho a cambio de que la acompañe a los recados, y desde ahí arranca Red Dead Redemption; con un protagonista que debe buscar aliados para acabar con Williamson.

Y un final apoteósico.

- Historias secundarias. Cuatro y medio sobre cinco.



No es que tenga misiones secundarias. Si recordáis el sistema de todos los GTAs tenemos un montón de misiones "secundarias" que se van desbloqueando a medida que vas haciendo unas y otras, pero que también sirven como llave para continuar con la historia principal. Las misiones secundarias nos sirven, entre otras cosas, para ir aprendiendo a utilizar las diferentes habilidades y armas del señor Marston, y para vivir todas y cada una de las situaciones que hicieron famosos a los westerns, desde robar el caballo del ayudante del Sheriff, hasta acompañar al típico vendedor de pócimas milagrosas, pasando por los duelos al amanecer y la doma de caballos.

Además hay otras especies de misiones activas disponibles en las diferentes ciudades, básicamente consisten en meterte en partidas de poker, del juego de la herradura o el del cuchillo, que es eso que siempre habéis hecho con los compases en clase de dibujo.

- Sistema de combate. Cuatro sobre cinco.



El sistema de combate no está nada mal. Repasemos: tenemos fijación de objetivos automática y la posibilidad de apuntar; un modo de combate llamado "Dead Eye", similar al mítico tiempo bala que permite a Marston pegarle seis tiros a un sombrero en pleno vuelo poniendo la pantalla con un tono sepia muy pero que muy molón (otro detalle cojonudo de este modo es que va evolucionando según avanza el juego, haciéndose MENOS sencillo de utilizar a cada rato); animaciones de cuando en vez cuando te cargas a según qué enemigo; tiroteos a caballo; la posibilidad de capturar a foragidos con un lazo; y peleas a cuchillo. Recrea todas las situaciones y lo hace de modo aceptable, posiblemente falle un poco el cuerpo a cuerpo pero en general está bien.

- Duración. Cuatro sobre cinco.

Estamos hablando de un juego de entre quince y veinte horas de duración que se puede alargar, y mucho, con las diferentes actividades que puedes ir realizando (sobre todo si te da por jugar al póker compulsivamente).

- Puesta en escena. Cuatro y medio sobre cinco.



Estamos en el far west, chavales. Tenemos caballos, partidas de póker, mexicanos, fauna local de toda clase, diligencias, carteles de "se busca", locomotoras, caballos salvajes a los que domesticar, y la seguridad de que nuestro personaje no se va a limitar a desplazarse por las amarillentas calles de estos pueblos, sino que lo hará esquivando a perros, sacudiéndose moscas, rascándose los alerones, siempre con algo de actividad. Otro detalle cojonudo es el movimiento del personaje a través de arbustos y hierbajos.

- Factor buyate.

Vaya... El juego no tiene nada que se acerque a un factor buyate ni medio decente, con lo que no lo entraremos a valorar con una puntuación sobre cinco, pasando directamente a penalizarlo en la puntuación final. Y vosotros diréis, ¿pero qué importa que no salgan jacas ligeras de ropa (más allá de las de los posters) si el juego mola? Pues importa. Claro que importa. Mendrugos.

Antes de irnos os vamos a dejar con el trailer, porque somos dioses de amor.



Y por supuesto, con la ficha:



Y qué cojones, por qué no, con una sugerencia para la segunda parte.

"Adorad a la musa"


Hasta mañana, frikis.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Miss Paranoia con Patatas 2011

El pueblo ha hablado.

Hoy es el día en que conocemos a la ganadora del importantísimo premio a Miss Paranoia con Patatas en relación con el año 2011, un premio que no pudimos dar en su día porque nos encontrábamos disfrutando de un constante ajetreo mediático, centrado fundamentalmente en fiestas en la mansión de Hugh Heffner y en concursos de comer bocadillos de albóndigas.

Hoy sabremos qué mujer seguirá los pasos de las anteriores musas de Paranoia con Patatas, a saber, Candice Michelle, Pilar Rubio, Jenna Jameson y Jessica Alba.

Y la nueva musa de PcP es...

Mileva
Markovna
Kunis




- Nacida en Chernivsti, entonces la República Soviética de Ucrania, en 1983.

- Lleva dando la voz al personaje de Meg Griffin de Padre de Familia desde su comienzo, así que ya lleva años en ello la tía.

- Fue Mona Sax en ese pestiño infumable que fue Max Payne.



- Ha trabajado desde niña como modelo en anuncios (de Barbie, por ejemplo), después en moda (Guess, por ejemplo), ha doblado series, películas y videojuegos, y ha trabajado en bastantes pelis, ninguna de las cuales es que fuera la bomba.



- Pero lo más importante es que la tía está jamelguérrima.



Dios salve a la nueva musa. Hasta mañana, frikis.

martes, 21 de febrero de 2012

¡La traca final!

Hola, somorgujos. Este es el último día de votaciones para determinar quién será Miss Paranoia con Patatas 2011. Hoy, a las 22:00 horas se cerrarán las votaciones y mañana procederemos a anunciar y endiosar a la vencedora y a enviarles un premio de consolación en forma de productos de higiene jabonosa a las tristes perdedoras.

A las 00:01 horas del día 21 de febrero de 2012 las votaciones están así:

Mila Kunis - 70 puntos
Sasha Grey - 60 puntos
Jennifer Lawrence - 58 puntos
Emily Browning - 57 puntos
Emilia Clarke - 55 puntos


Este es el último cartucho de las candidatas para convenceros de que son merecedoras de este inefable galardón, y se trata de un cartucho en formato tutubo. Este es uno de esos posts largos que merecen ser visualizados con ganchitos, garrapiñadas y gusanitos (lo que nosotros llamamos "El 3G"). A ello.

Emily Browning

No es un spoiler. Es la primera escena de lucha de la película Sucker Punch, y el hecho de que sea la primera es lo que determina, tristes e inadaptados lectores, que no sea un spoiler. Disfrutadla.



Mila Kunis

Tampoco es un spoiler. Os dejamos con un "detrás de las cámaras" del rodaje de Padre de Familia en el que explica su papel como Meg Griffin.



Jennifer Lawrence

Estábamos pensando en poneros el trailer de "Los Juegos del Hambre" que puede ser lo suficientemente friki como para ser tratada en PcP (o simplemente ser un plagio moñas de Battle Royale), o alguna tontería de X-Men First Class pero nos hemos quedado con la sesión de fotos para la revista Esquire. Somos así.



Emilia Clarke

Sí es un spoler, y es un spoiler de los muy gordos. Se trata de la escena final de Juego de Tronos, así que NO LA VEÁIS SI TENÉIS PENSADO VER LA SERIE, burros, que sois unos burros.



Sasha Grey

Esto ni es spoiler ni es nada. Ya tardamos en poner algo de este estilo en PcP. Huelga decir que este vídeo es POSTERIOR a la retirada del porno de Sasha Grey. Merce ser visto.



-----------------------


Y ahora que ya has visto suficiente...

¡VOTA!

lunes, 20 de febrero de 2012

Videojuegos a los que hay que jugar para ser lector de PcP; año 2006

Carnavalescos lunes, lectores.

Según el hatajo de degenerados que nos leen, el juego más molón de 2005 fue el Shadow of the Colossus (juegazo juegazo juegazo), recientemente reeditado juto con el ICO (que también mola pero no tanto) en HD para PlayStation3. Se quedó en el segundo escalón del podium el Call of Cthulhu: The Dark Corners of Earth, lo que demuestra, una vez más, el grado de frikismo de los lectores de Paranoia con Patatas.

El 2006 fue un año marcado por la entrada en escena de la primera consola de la por aquel entonces "nueva generación", la X-Box 360 (de la Wii ya preferimos ni hablar), con lo que algunos de los juegos que trataremos hoy compiten un escalón por encima de otros, que todavía estaban siendo lanzados para la PS2. De todas formas, allá vamos, cachofrikis.

Dead Rising



Hoy en día, un juego como este sería un bombazo. En su día lo fue, pero tuvo como componente atrevido el sacarlo al mercado en una época en la que la temática zombie no era todavía una garantía de éxito, sino una especie de tendencia friki con rebufo a serie B que no tenía por qué convencer al jugador medio. El protagonista es Frank West, un reportero gráfico freelance que quiere la exclusiva que le garantice una vidorra cojonuda y que se ve envuelto en una situación en la que las exclusivas importan una mierda: una epidemia zombie que le obliga a recluirse en un centro comercial en el que los últimos supervivientes del pueblo se refugian a la espera de que transcurran setenta y dos horas y sean rescatados por un helicóptero. Conspiraciones, científicos locos, giros narrativos, militares, corrupción, psicópatas de toda clase y sectas mileniaristas se unen a los zombies para terminar de joder la situación. ¿Nuestras armas? Cualquier cosa que podamos encontrar en el centro comercial y nuestra cámara de fotos.

The Elder Scrolls IV: Oblivion



Oblivion nos fue vendido en su momento como el mejor juego de rol de todos los tiempos. La cuarta entrega de la historia de Tamriel aportaba grandísimas cosas: una ambientación genial, un editor de personajes decente, una gran libertad de movimientos, una enorme aleatoriedad en los encuentros, una historia principal que tampoco era para tirar cohetes, pero un montón de secundarias que suplían este punto... Aunque también tenía sus defectos, como una traducción realmente lamentable y una buena cantidad de bugs y de errores de sonido. De todas formas, cuando tira bien, es un pepino enorme.

Canis Canem Edit



Curioso fenómeno el que sucedió con este juego. Primero titulado "Bully", fue el centro de las críticas de informativos de todo el mundo porque al parecer fomentaba la violencia en el entorno escolar y hacía que el protagonista fuese un abusón que se dedicaba a correr a collejas a los más débiles. El panfleto La revista Hobby Consolas decidió incluso no valorarlo como hace con todo juego que pillan porque entendían que su argumento no tenía nada de divertido. Algo curioso, cuando a la epopeya de Carl Johnson en San Andreas, extorsionando a comerciantes locales, traficando con armas, dedicándose al proxenetismo y disparando sobre cualquiera que le mirase medio mal mereció un 97 en sus análisis.

Críticas aparte, en este juego eras Jimmy Hopkins, un joven problemático al que su madre enviaba interno a un instituto americano, en el que debía luchar contra los abusones de verdad (típicos anormales que todos hemos visto en el instituto... y que ahora nos agregan a Facebook, vete tu a saber por qué...), no caer en el absentismo (las clases a las que obviamente tienes que asistir están bastante curradas), quedar bien con todas las facciones (deportistas, macarrillas, frikis y demás), y ligar con las chicas (aquí es cuando deja de ser un simulador de instituto, porque con lo feo que es el jodío del Jimmy se puede ir con cada jaca, de estas que ya pegaron el estirón, que vamos, ni de lejos las has catado tu). Enorme juego.

Okami



Okami fue definido por mucha gente como un "Zelda sin Link". Se trata de un juego en tercera persona en el que encarnamos a la diosa Amaterasu en su forma de lobo blanco, que se dedica a viajar por las tierras de Nippon con el fin de acabar con la corrupción que las asola y que emana de una criatura oscura llamada Orochi. Tenemos todos los elementos del folclore japonés triturados y mezclados para que el jugador lo pete, purificando los puntos de los que mana la corrupción según va llegando a ellos, y dándoles de bastos a los demonios que le van saliendo al paso usando sus garras y sus colmillos, y una herramienta realmente lisérgica llamada el "pincel celestial", con el que puedes pintar por encima de la realidad. Lo resumiríamos en que es un Zelda típico pero adornado con el famoso refrán de "a Dios rogando y con el japo dando".

Gears of War



Seguramente el primer shooter de gran nivel que vio la luz en la "nueva generación" de consolas. Buenos gráficos, una historia que no le importa a nadie (como en todos estos juegos), buen doblaje al castellano, toques de juego de terror y bastante gore. Una jugabilidad muy currada que podía fallar un poco en las distancias cortas, pero que compensaba estos errores con el frikismo más absoluto que transmitía el tener una motosierra acoplada a tu arma como si de una bayoneta de psicópata carnicero de serie Z se tratase.

El online ya era otro cuento. En una época en la que jugar online a un shooter desde tu casa era casi impensable, este Gears of War marcó un antes y un después.

Pues eso, hijos de siete padres, que estos son los cinco títulos que pueden ser los considerados grandes juegos de 2006. Pero... ¿cuál es el más grande? ¿Será uno de los primeros auténticos juegos sobre holocaustos zombies? ¿La cuarta entrega de The Elder Scrolls? ¿La aventura de supervivencia estudiantil del pequeño Jimmy Hopkins? ¿La odisea de la diosa Amateratsu? ¿O lo será la primera entrega del archiconocido Gears of War?

Vosotros diréis. Nosotros nos vamos. Hasta mañana, frikis.