martes, 20 de marzo de 2012

Echando la vista atrás

Hola, vomitivos frikis. El post de hoy tiene como razón de ser el que los dioses que conforman la élite social que integra este Staff puedan tomarse un merecido descanso, y sigue la vieja mecánica-engañifa de un post de cierre de temporada en el que, al estilo de cualquier serie malucha de mediados de los noventa, te hacen un revival maquillado de todo de lo que se ha hablado esa temporada para hacerse un capítulo sin pagarle a nadie. Es lo que hay. Un interesante repaso a estos últimos ochenta días consecutivos con posts en Paranoia con Patatas.

Durante esta temporada de Paranoia con Patatas hemos tratado, más que nunca, el mundo del videojuego. En esta edición hemos cambiado la imagen de nuestros videojuegos chanantes y su sistema de puntuación, brindándoos unos análisis mucho más pormenorizado, lo que implica que hay que currárselo más y que, por supuesto, hacemos menos, que somos frikis serios, copón. Así, los videojuegos a los que hemos dedicado un post en 2012 (al margen de un bonito post sobre Apps telefónicas) han sido los dos protagonizados por Batman durante los últimos años, el Batman Arkham Asylum y su secuela, el Batman Arkham City, y el otro el western sandbox definitivo, el Red Dead Redemption.

"Las adaptaciones de Batman son sencillamente cojonudas"


Además, hemos llevado a cabo un análisis videojueguístico anual que nos ha llevado a saber que los Games of the Year de PcP han sido los siguientes:

2001 - Max Payne
2002 - Grand Theft Auto Vice City
2004 - Half Life 2
2005 - Shadow of the Colossus
2006 - Canis Canem Edit
2007 - Bioshock
2008 - Metal Gear Solid 4
2009 - Batman Arkham Asylum


"Nunca hubo tanta unanimidad como al
elegir al Bioshock como juego del año"


Nuestra decidida apuesta para este 2012 sigue siendo Lolipop Chainsaw, seguido de cerca por The Last Of Us, dos juegos que esperemos que le hagan pis por encima a ese hype de 2011 titulado Dead Island.



Y es que jugar con tu consola está de maravilla (sobre todo cuando no conoces a personas de carne y hueso), pero durante esta temporada también hemos inaugurado la sección sobre Juegos molamucho, en la que vamos analizando juegos de mesa de estos que sólo los freacs conocen pero que cuando deciden compartirlos con sus conocidos (con los pocos conocidos suficientemente acabados como para seguirles el rollo) terminan por triunfar. Así, hemos hablado de ese trepidante western que es el Bang!, de la lucha por la supervivencia en un apocalipsis zombie que vivimos con Zombies!!!, de la versión del juego de Munchkin en los mundos de Cthulhu, del narrativo ¡Sí Señor Oscuro! y del autobiográfico Chez Geek.



Entre las pelis que molan que hemos recordado durante esta temporada tenemos la genial Desperado, de Robert Rodríguez; la primera y tercera partes de La Jungla de Cristal; el mejor de los cuatro filmes de Martes y Trece, Aquí Huele a Muerto (pues yo no he sido); las macarrísimas El Club de la Lucha y El Último Boy Scout; y dos películas estrenadas en 2011, X-Men First Class y Sucker Punch, la fantasía lisérgico-onanista de Zack Snyder.



Hemos dirigido nuestras miradas hacia los enormes estrenos que convertirán 2012 en un año memorable. Películas como Prometheus, la precuela de Alien; Abraham Lincoln Vampire Hunter; Los Mercenarios 2, que nos hace el culo agua; la neumática Piraña 3DD; la bizarramente nostálgica Battleship, basada en el Hundir la Flota; y la a priori fantabulosa Men In Black III. Sin olvidar tampoco los dos grandes hitos de este año: Los Vengadores y El Hobbit.



Aunque también nos hemos hecho eco de algunas tristes noticias que convertirán otras películas en sonoros fracasos (y si no, tiempo al tiempo) del calibre de la ya estrenada El Motorista Fantasma 2; como esa que desvela el lamentable argumento de Spiderman; la nueva entrega de Resident Evil; el actor que interpretará a Ash J. Williams en el reboot de Evil Dead; el que Justin Bieber vaya a dar vida a Tony Stark Jr. en Iron Man 3 o la moñada de Blancanieves.

"Peter Parker: apestas"


En nuestra sección de reseñas de biblioteca hemos aprovechado para descubriros algunos libros que, en un futuro, serán clásicos incunables de la literatura universal. Hablamos del libro de cocina de Los Soprano; de la segunda novela de Bruce Campbell, How to make love...; y del estupendo trabajo de Barney Stinson en el que recopila todas y cada una de sus estrategias para ligar: The Playbook. Nos cuesta decirlo, pero el único cómic que hemos analizado ha sido el Sólo un peregrino, de Garth Ennis y Carlos Ezquerra, un pepino en cualquier caso.



Nuestra sección sobre personajes legendarios del frikismo, o mitos de la farándula, hemos repasado las biografías de enormes personalidades, tales como Lucy Lawless, más conocida como Xena, la Princesa Guerrera; Nicolas Cage, siempre acompañado de su super peluquín; el enorme Kurt Russell, que merece un post como este sólo por lo que Hideo Kojima hizo con él; la modelo de cómics Cathy Christian, una mujer que revolucionó una industria; o Chuck Testa, el taxidermista más mediático del mundo.

"Llámame Plisken"


Tampoco han faltado nuestros top tens. Durante estos posts, hemos lanzado ránkings de jamelgas que no llegan al metro sesenta, comidas hipercalóricas y villanos televisivos de la última década.



Y hablando de televisión, os dimos la brasa como nunca con Juego de Tronos y os recomendamos Luther, la serie de Idris Elba de la BBC, que mola cantidubi.



En esta edición os mostramos el camino para aprender a regalar a quienes no comparten vuestro frikismo; para volver a casa de vuestros padres y para asistir al Salón del Cómic. Lo peor fue cuando una serie de desdichas nos obligaron a anunciar un boicot a este evento.

También hemos celebrado nuestro quinto cumpleaños, felicitado a Jotacé por su Big Culo Day, pillado una cogorza criminal en San Patricio y elegido, de entre un espectacular elenco de candidatas, a Miss Paranoia con Patatas 2011: Mila Kunis.



Pues eso, chavales. Que dentro de un tiempo volveremos, con más de todo y menos de nada. Hasta entonces seguís teniendo nuestro facebook y nuestro twitter. Hasta luego, frikis.

lunes, 19 de marzo de 2012

Videojuegos chanantes: Batman Arkham Asylum

Hoy es lunes, y toca hablar de videojuegos en Paranoia con Patatas. Para variar un poco lo que algunos de nuestros lectores se esperarían, y así, comenzar a trastocar su habitualmente lamentable semana, vamos a regalaros un ilustrativo post de nuestra serie sobre "Videojuegos Chanantes" y lo vamos a hacer hablando de un juego cuya secuela hemos tratado al principio de esta nueva temporada en PcP. Hoy le toca el turno a la gran aventura que vivió el Caballero Oscuro en el manicomio de la isla de Arkham.



Batman: Arkham Asylum no es, simplemente, uno de los muchísimos juegos de Batman que se han parido, no. Batman: Arkham Asylum, que salió en 2009 fue, hasta la aparición de su secuela, el mejor videojuego que se hizo nunca tomando como base un personaje de comic. En este caso, se trata de un juego de acción en tercera persona y de jugabilidad lineal que mezcla acción, infiltración y puzzles para trasladar al viciado de turno una experiencia lo más cercana posible a la de ser el hombre murciélago.

Es un juego de acción y de acción molona, que se ciñe básicamente a la utilización de dos o como mucho tres botones pero que consigue mostrarnos una enorme variedad de posibilidades cojonudas de librar combates multitudinarios por las distintas dependencias de la isla de Arkham.



El juego también tiene grandes componentes de infiltración, y es que, no nos olvidemos, Batman no es Superman: Batman no tiene poderes, si le pegan un tiro se lo come (que igual no lo mata, pero joder jode) y si lo pillan armado y en inferioridad numérica pueden ponerlo fino filipino. Pero como contrapartida, Batman es Bruce Wayne, un tío ultraforrado cargado de cacharritos que le permiten moverse en las alturas, atravesar paredes, colarse por conductos de ventilación y ser un tío escurridizo de cojones. Los batarangs, el mítico gancho (el de "¿pesas más de cincuenta kilos?" que dijo Michael Keaton en la primera peli), la armadura reforzada, geles explosivos y un porrón de cosas más.



Los puzzles es que sean tampoco la polla de complicados pero tienen su gracia. Te los meten como acertijos del Enigma, o similares, y tienen su reconcoña, completando así lo que sería la experiencia de ser Batman, el mejor detective del mundo. Para la resolución de estos puzzles contaremos con la ayuda del "modo detective", en el que la pantalla se teñirá de azul e irán resaltándose algunos elementos que Industrias Wayne ha considerado importantes a la hora de implementar los sensores del traje de Batman. Además, en este modo podremos detectar a nuestros enemigos, así como su estado anímico, su posición y las armas de las que disponen.



Ahora es cuando empezamos a valorar el juego:

- Argumento de la historia. Cuatro sobre cinco.

El juego nos sitúa con Batman escoltando a un furgón policial que conduce al Joker al manicomio de Arkham, coincidiendo con un día en que, por un problema en la prisión de Blackwater, multitud de presos han tenido que ser trasladados provisionalmente al psiquiátrico. Una vez allí, y en presencia del comisario Gordon, el Joker consigue zafarse de su escolta y hacerse con el control del asilo con la ayuda de su esbirra Harley Quinn (que no está tan buena como en el Arkham City, pero que no deja de estar bien).



Este motín en el psiquiátrico se va complicando cuando los dementes consiguen secuestrar al comisario e ir haciéndose fuertes en diferentes sectores del manicomio-prisión; y aún más cuando se van descubriendo los sucios planes que se esconden detrás de todo esto.

- Sistema de combate. Cuatro y medio sobre cinco.

Genial: hablamos de la utilización de dos botones con la ayuda, de vez en cuando, de algún otro, y con estos simples mimbres nos montamos unas melés multitudinarias perfectamente hiladas, con multitud de golpes diferentes a cada cual más cinematográfico y que terminan, siempre, con una animación a cámara lenta que te hace pensar que el pobre desdichado de turno acaba de recibir un hostión de campeonato. Este sistema de combate contra malos básicos varía un poco cuando nos enfrentamos a malas bestias del tipo de Bane o similares, ya que en estos combates siempre tendremos que, antes de nada, aprender a hacerles daño a estos enemigos finales. Mola mogollón.



- Duración. Cuatro y medio sobre cinco.

Una vez más, el juego da la talla. Con una historia principal bien medida y una serie de pequeños desafíos que nos servirían para hacer aquello de completarlo al 100% (algo para lo que ni siquiera nosotros tenemos el suficiente tiempo libre) y con la ventaja de que, si nos quedamos con ganas de más, siempre podemos atacar a su segunda parte sin que la mecánica cambie casi nada.

- Puesta en escena. Cinco sobre cinco.

Perfecta. Un Batman doblado por el mismo fulano que dobla a Christian Bale, una banda sonora a la altura de las de las películas, una isla de Arkham perfectamente detallada, impresionante sobre todo cuando se contempla desde fuera de los edificios, con sus acantilados y con Gotham más allá de las aguas, unas animaciones, unos diálogos y unos personajes geniales en los que no se han escatimado detalles. Además sale el Batmobil, el segundo coche más molón de la historia después de la furgoneta del Equipo A.



- Factor buyate. Cuatro sobre cinco.

Está claro que Poison Ivy no es Catwoman, pero también está claro que el que sea verde y huela a menta no es un impedimento para un lector de PcP. El disfraz de porno-enfermera de Harley Quinn tampoco es que sea nada del otro jueves, pero tampoco es que nuestros lectores necesiten nada del otro jueves para excitarse.



Y hasta aquí llega nuestro análisis de hoy, chavalada. Nos vamos a pirar, tenemos un mundo que conquistar y muy poco tiempo para hacerlo, así que os vamos a dejar con el trailer de esta magna obra...



... y con nuestra siempre bien ponderada ficha, sin que nos quepa duda de que, de no haber jugado y analizado ya el Batman: Arkham City, habría recibido una mejor puntuación. Pero el ventajismo forma parte de la condición humana, queridos lectores, y no se puede luchar contra la condición humana.



Hasta mañana, frikis.

domingo, 18 de marzo de 2012

Pelis que molan: El Club de la Lucha

Menuda resaca... menuda resaca... Náuseas, andar patizambo, jaqueca, disfunción eréctil, náuseas, abulia, diarrea, ansiedad, aerofagia... Vamos, que estamos hechos una mierda. Pero nuestro compromiso para con los tristes e inadaptados individuos que nos leen nos lleva a realizar proezas inhumanas, como la de escribir un post mientras nuestras mentes se mantienen en un estado similar al de un mal sueño del que no eres capaz de despertar del todo.

Quizás por esto es por lo que hoy vamos a tratar un clásico del cine contemporáneo, una película que fue un bombazo en su momento y que debe ser vista al menos dos veces para disfrutarla en toda su magnitud; y una película que creemos ostenta el dudoso récord de ser la película ajena a la ciencia ficción y al frikismo general con un mayor número de ediciones diferentes.

Hoy le toca el turno a "El Club de la Lucha", de David Fincher.



El protagonista de la peli es Edward Norton, un actor que no deja de molar pero que tampoco está a la altura de los mitos a los que adoramos en este blog, e interpreta a un empleado de una empresa aseguradora que padece insomnio y cuyo médico se niega a recetarle medicación, recomendándole en su lugar que comience a asistir a reuniones de apoyo para escuchar historias peores que la suya y así se le pase la tontería. El día en que consigue hacerse pasar por un enfermo de cáncer de testículos también consigue conciliar el sueño, y así, se convierte en adicto a los grupos de autoayuda. Por bizarro que suene todo esto, nos imaginamos a cualquiera de nuestros lectores viviendo una historia similar.



Su vida cambia cuando conoce en un vuelo a Tyler Durden (Brad Pitt), un afable vendedor de jabón. A este encuentro le sucede un incendio en el piso del protagonista que le deja sólo y en la calle, por lo que decide recurrir a su nuevo amigo para tener un lugar en el que dormir. Juntos, por mera casualidad y tras darse de bastos el uno al otro en una pelea a la puerta de un bar, y ver como otra gente se va sumando a su pelea, deciden organizar una especie de punto de encuentro clandestino en el que la gente más común se cita una vez por semana para partirse la cara.



A este argumento se suma la figura de una jaca que, en nuestra opinión, deja bastante que desear, y que se pasa toda la peli como el jueves, en el medio de todo y sin pintar demasiado.



Pero la película, como sabréis los que la hayáis visto (y los que no lo hayáis hecho es que sois unos merluzos auténticos), no se ciñe exclusivamente a este argumento, sino que va mucho más allá. Hablamos de una película que mezcla lo anterior con terrorismo urbano, organizaciones paramilitares, atentados, asaltos, publicidad subliminal, narcolepsia, quemaduras químicas y momentos hipocondríacos, que se unen a un final apoteósico.



Si no la habéis visto, apestosos freacs, ya estáis dejando el intenné y poniéndoos a ver algo decente. Amosvengahombre. Lo único que podemos hacer por vosotros es dejaros el trailer.



Hasta mañana, frikis.

sábado, 17 de marzo de 2012

¡Viva San Patricio!

Hola. Este es un post programado para publicarse automáticamente mientras nosotros, vuestros dioses hechos carne, dormimos la mona después de una fiesta nocturna acompañados de cerveza negra, sombreros estrafalarios, mujeres menos guapas de lo que realmente nos parecían y pequeños duendecillos vestidos de irlandeses que sólo nosotros podemos ver, mientras recordábamos los grandes momentos de irlandeses míticos, como Marty McFly, Patty O'Brian, John McClane o Proinsias Cassidy.



Hasta mañana, frikis.

viernes, 16 de marzo de 2012

Tres motivos para ver Battleship

Buenos días, muertos de hambre. Hoy vamos a presentaros brevemente una de las múltiples películas que lo van a petar en 2012: Battleship, y os vamos a dar algunos motivos para que corrais como borregos a vuestra sala de cine amiga a dejaros los dineros que tanto les cuesta ganar a vuestros señores padres (pero pensado que los ganan para dárosolos y así poder perderos de vista durante las horas suficientes como para disfrutar de vuestra ausencia con tranquilidad).



1. Está basada en el mitiquitiquísimo juego de mesa "Hundir la flota" al que absolutamente todos los presentes, incluídas las macizas de la primera fila, han jugado alguna vez.




Obviamente esta peli no cuenta como dos niños contratados por MB batallean entre sí ante un panel azul con fichas rojas y blancas (bien pensado, un buen porcentaje de las adicciones de los jóvenes de hoy a drogas de diseño puede que tengan su raiz en este juego...), sino que nos lleva a una batalla entre barcos y seres de otros mundos... Pero habría sido muy grande, ¿que no?

2. Sus tres trailers prometen batallas navales contra robots gigantes alienígenas y muchas explosiones.



3. Sale Liam Neeson, que siempre está bien...



... y Rhianna, que nunca, nunca está mal...



Una película que a priori lo va a petar y va a hacer las delicias de los frikis de pro, con la aspiración de llegar a una buena posición el molómetro (un factor buyate con armas, un título inesperado, una invasión de robots gigantes alienígenas...).

Otra prometedora maravilla para 2012. Hasta mañana, frikis.

jueves, 15 de marzo de 2012

El boicot continúa

Hola, amandrilados lectores.

Hoy estamos aquí para continuar con nuestra campaña de boicot al Salón del Cómic de Barcelona. Sabemos que hace meses que os dimos las claves para viajar al salón dignamente y pasarlo teta en el proceso, pero los recientes acontecimientos, y principalmente los candidatos a mejor comic, nos han hecho retractarnos y pedir la cabeza de la organización.

Hoy vamos un paso más allá. Tras visitar la web del evento hemos podido ver lo siguiente:

"Para los grupos escolares que quieran hacer la visita al Salón del Còmic la entrada tiene un precio especial de 2 € para cada alumno y es gratuita para los docentes acompañantes. Para obtener este descuento, debe presentarse en las taquillas un escrito con el sello de la escuela y la autorización de la dirección del centro, donde conste el número de alumnos y profesores que quieren acceder al Salón. Esta promoción no es acumulable a otros descuentos."


¿Pero esto qué es? ¿Pero esto qué es? ¿Es que nadie piensa ya en los niños? Llevar a unos pobres críos a un evento que se ha convertido casi en un símbolo del gafapastismo más lamentable en su trigésima edición, y aún por encima que te salga más barato... De aquí a lo que decían nuestras madres de que había gente regalando droga a los niños a la puerta de nuestro colegio hay sólo un paso.

Y luego está lo otro: "es gratuita para los docentes acompañantes". Lo estamos viendo: profesores con barba de dos semanas, gafas de pasta y la vitola de "enrollados", de "comunicativos" y lo que es peor, de "profesores de plástica" que se fuman (entre otras muchas cosas) su horario laboral para hacer proselitismo con menores de edad a los que enseñan aberraciones como Crónicas de Jerusalén dejando de lado a Los Ultimates o a Predicador.

En definitiva: que Paranoia con Patatas sigue con su campaña de boicot y que no descansará hasta que eventos como este sean una referencia para frikis de buena voluntad y dejen a un lado, sumidos en la marginación de la que son acreedores, a los estultos gafapastas.

Nos vamos, no sin antes recordaros...



... que esto son dos tías buenas.

Hasta mañana, frikis.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Juegos molamucho: Chez Geek

Buenos díás, hijos tardíos de prostitutas sifilíticas que fumaron durante el embarazo. ¿Qué tal? ¿Cómo va la semana? Supongo que la llevaréis como todas, con una mezcla de videoconsola, mimos maternos y pornografía gratuita en internet.

Hoy nos dirigimos a vosotros para obsequiaros con un nuevo post de nuestra serie sobre juegos de mesa. En esta ocasión, el juego que analizaremos será otra creación de la enferma mente de Steve Jackson editado en nuestro país, como no, por Edge, que tiene el monopolio absoluto en este mercado (con alguna que otra triste y deshonrosa excepción), pero detrás del cual parece estar la sabia mano de PcP. Y es que el simple título del juego, "Chez Geek", y su subtítulo "Vagos comparten piso", podría ser el paradigma de lo que sucede en esta redacción.



"Tele, cerveza, un polvete furtivo... la noche del viernes ha llegado a tu lamentable piso alquilado. En este juego, tus amigos (hasta cinco personas) y tú os convertís en compañeros de piso, mientras os podáis soportar unos a otros que intntan vaguear todo lo posible para superar el estrés producido por la vida diaria. ¿Te han mandado pelas tus padres? Gástalas en birras y cds para liberar tensiones, e invita a tus amigos a una fiesta en tu piso compartido...


El juego va exactamente de lo que dice en la contraportada. En "Chez Geek", los jugadores interpretan el papel de compañeros de piso, cada uno de los cuales trabaja en algo (aquí empieza a verse que no os podéis identificar del todo con este juego) y ese curro que tiene es lo que le va a marcar la forma en que tiene que jugar para ganar. Al principio de la partida, cada jugador elige al azar una carta de curro, como por ejemplo, la que sigue:



En función de su trabajo, cada jugador tendrá una puntuación de "tiempo libre", otra de "sueldo" y otra llamada "meta de vagueo". El objetivo del juego es sencillo: deberás gastarte tu sueldo en comprar bienes o servicios de los que disfrutarás durante tu tiempo libre con el único fin de alcanzar tu meta de vagueo antes que el resto de los tristes inadaptados que comparten partida contigo.



Para ello deberás ir utilizando cartas del otro mazo, el que llamarán, "mazo de vida", en el que te van saliendo las cosas que puedes hacer con el fin de vaguear lo máximo, teniendo cada una de ellas un coste en dinero, en tiempo libre y una bonificación al vagueo.



Obviamente, el resto de los jugadores, deberán acelerarse al máximo a la hora de disfrutar de su tiempo libre así como frustrar con alguna que otra carta los intentos de diversión de sus compañeros de piso.



Además de todo este universo de posibilidades tendremos la última y más descarriada de todas: la de invitar a gente al piso a que te alegre la fiesta y/o joda directamente a tus compañeros y no les permita disfrutar de su asueto.



Pues eso, muchachada poco chanante, que en PcP nos preocupamos por vosotros, y con este post os descubrimos una nueva forma de entretenimiento que consiste básicamente en imaginarte que estás haciendo cosas guays que no estás haciendo porque en realidad estás jugando a las cartas con un grupúculo de malolientes e infectos desechos sociales.

Triste pero cierto, hasta mañana frikis.

martes, 13 de marzo de 2012

Pelis que molan: Aquí huele a muerto... (¡Pues yo no he sido!)

Buenos y supersticiosos días, pajilleros sin remedio. Hoy es Martes y 13, un día con bastante mala prensa por culpa de un conglomerado de casualidades lamentables que maldijeron primero al número 13 (número de comensales en la última cena, capítulo que se correspondía con el Apocalipsis, la muerte en el tarot) y el martes (por Marte, el simpático dios romano de las tollinas y el mal rollo), pero también un día genial ya que nos permite recordar con suma tranquilidad a ese dúo humorístico genial que fuero Josema Yuste y Millán Salcedo.

Hoy estamos aquí para recordar una de sus cuatro aventuras cinematográficas, la terrorífica "Aquí huele a muerto... (¡Pues yo no he sido!), en la que además de este dúo de magos del humor nos encontramos con el mítico Paul Naschy.



La película cuenta la historia del venidísimo a menos conde de Capranegra, interpretado por Josema Yuste, un otrora adinerado caballero que malvive en un asqueroso chamizo de veinte metros cuadrados con su ayudante Antoine, que es, si cabe, todavía más lamentable que le propio conde. La noticia del fallecimiento de su tristarabuelo le obliga a desplazarse a un castillo de Soborlskaia para reclamar la herencia de Tito Drácula.



En su camino se enamorará de un atractiva joven que se les acoplará de una forma bastante surrealista y una vez allí deberá pasar una prueba para adquirir la herencia y ser el puto rey del mambo.



Una película con una trama curradísima, unas interpretaciones merecedoras de sendos premios Goya, efectos especiales de la última generación y un par de escenas de tetas convierten esta película en un clásico intemporal de 1990 que nos trajo 88 minutos para el recuerdo, y nos consta que todos nuestros lectores la han gozado.



No vamos a extendernos más en el repaso de esta peli, porque como todos la habéis visto, preferimos poneros un señor vídeo que lo dice todo y que os permitirá vivir un momento revival de la hostia.



Hasta mañana, frikis.

lunes, 12 de marzo de 2012

Videojuegos a los que hay que jugar para ser lector de PcP; año 2009

Arranca la semana en PcP, y como últimamente, arranca con la obligación de elegir cual fue el mejor videojuego, en esta ocasión, de 2009.

El de 2008 fue, onviamente, el Metal Gear Solid 4. Ni siquiera sabemos por qué hicimos un post para elegirlo.

Como ya dijimos, en el post de hoy nos vamos, sin más introducciones ni latosidades, a 2009.

Street Fighter IV



Si el Street Fighter II fue una revolución allá por los noventa, el Street Fighter IV es, para muchos, el mejor juego de lucha de esta generación de consolas. Mezclando los elementos de toda la vida de este género, con los personajes clásicos de la franquicia y añadiéndoles algunas nuevas mecánicas de combate sin precedentes, así como la posibilidad de partirte la cara online con tus amigotes (y con los hijos de perra de la PSN, tan amigos de desconectarse en el último minuto). Un machacador de botones del que se han hecho torneos a cascoporro.

Call of Duty: Modern Warfare 2



Estamos hablando de un juego que marcó un antes y un después para los miembros de este Staff. Nuestras partidas en el modo onilne, con nuestros headsets y nuestros youtubes a mano hicieron las delicias de propios y extraños. Momentos como "cuantos días tuvo que ir tu padre a la aceituna para comprarte el videojuego" o "la canción de Cthulhu" permanecerán para siempre en nuestras mentes.

Al margen de nuestra nota nostálgica diremos que es el mejor de la saga desde que vio la luz el primero. Ni Black Ops, ni Modern Warfare 3 ni pollas en vinagre. Esta segunda entrega incluía los mapas más compensados, las combinaciones de armas más coherentes y la bomba nuclear, sólo al alcance de unos pocos.

Batman: Arkham Asylum



Cuando salió a la venta se convirtió, al instante, en el mejor videojuego basado en un comic de cuantos se habían hecho. Eres Batman, con todas sus habilidades y todas sus limitaciones y debes adentrarte en el manicomio de Arkham para frustrar los planes del Joker. En tu camino tendrás que ir curtiéndote contra todo tipo de matones, resolviendo puzzles y poniendo finos filipinos a muchos de los clásicos villanos de Batman. Una puesta en escena excepcional, con las voces de los dobladores de las películas de Christopher Nolan, y un sistema de combate brillante que básicamente utiliza dos botones. Un juegazo, vamos. Incluso ahora que ha salido la segunda parte puede ser jugado sin que desmerezca en absoluto.

InFamous



Eres Cole MacGarth, el empleado de una agencia de mensajería urgente que se ve atrapado en el epicentro de una explosión que arrasa varias manzanas de Empire City. Esta explosión desarrolla en Cole una serie de poderes relacionados con la electricidad y deberá elegir si usarlos para ser de los buenos (una gilipollez) o de los malos (un acierto: las chicas malas la chupan mejor que las chicas buenas, chavales). Es un juego con un marcadísimo rollito comiquero, con unos poderes que se desarrollan progresivamente, rejugable, con mecanismos de sandbox y que, además, todos los usuarios de PS3 han jugado porque lo regalaron cuando metieron la pata y nos dejaron varios meses sin intenné.

Uncharted 2: Among Thieves



La segunda aventura videojueguística de ese simpático truhán que es Nathan Drake consituyó el videojuego de aventuras más cinematográfico de cuantos se habían hecho hasta la fecha, con tiroteos, acrobacias y explosiones constantes. Los viajes de Marco Polo, la búsqueda de Shambala y un zafiro del tamaño de una sandía fueron los puntos cardinales de una aventura enorme que nos llevaría a recorrer medio mundo en todo tipo de escenarios, a cada cual más trabajado (algunos de ellos tan currados que no podrás ni apreciarlos, como todos los de la taquicárquica parte del tren).

-------------------------------


Bueno bueno bueno, a ver, ¿cuál fue el de 2009? ¿La cuarta entrega de la saga de Ryu y Ken? ¿El épico Modern Warfare 2, que tantísimos momentazos nos ha dado? ¿Será el enorme Batman Arkham Asylum, o la aventura comiquera del portagonista de InFamous? ¿O será, por el contrario, la historia de Nathan Drake "entre ladrones"?

Vuestra es la decisión. Hasta mañana, frikis.

domingo, 11 de marzo de 2012

Cómo volver a casa de tus padres y no morir en el intento

Hola, bienqueridos frikis que visitais PcP en busca de imágenes de Mila Kunis y vídeos de estos en los que algún pobre desgraciado sufre una terrible desgracia como consecuencia de su propia y predecible ineptitud.



A Mila Kunis la dejamos para el final, que si no ya pasais de leer.

Nos encontramos hoy en la redacción de Paranoia con Patatas para ayudaros a solucionar un problema que viene persiguiendo a algunos de nuestros lectores durante las últimas fechas. Y es que muchos de los ojinos que nos leen a diraio tienen un problema: abandonaron el nido hace algún tiempo y las cosas se fueron al carajo. Es una situación mierder pero hay a quien le ha pasado, así que hoy, los autores de la guía definitiva para sobrevivir a una mudanza, y de la aún inédita guía definitiva para amueblar tu casa, os traemos un post que podría calificarse como la guía definitiva para decidir si mandar a la mierda tu puta casa y volver a casa de tus padres o por el contrario vivir sumido en la indigencia (y con toda seguridad en la más absoluta soledad) en tu guarida friki.

"Mis tesoros"


Es una decisión dura que debes valorar, amigo lector. Pero en PcP vamos a darte las claves para que tomes esta decisión y soluciones tu vida de la mejor forma posible, porque nos preocupamos por ti, y porque esperamos que cuando las cosas empiecen a ir bien (joder, que fue aparecer PcP e irse todo al carajo) podamos colgar un banner con la foto de una mujer de aspecto siniestro y pediros algo de pasta.

Lo primero: no te engañes. Tu padre y tu madre no pueden verte delante. Siempre has sido un niño complicado y en parte retraído, lo que les ha llevado a tener que prestarte más atención de la debida, lo que ha venido redundando, durante años, en una acumulación de estrés y una falta de sexo bastante notable. Sí. Tu padre y tu madre follan. Pero coitos entre ascendientes aparte, tus padres celebraron como nunca el día en que decidiste irte de casa y abandonarles a su rollo. Todavía maldicen cada día que te dejas caer por allí con esa sucia llave que guardas, pero procuran disimularlo aunque no se les da del todo bien.

Partiendo de la absoluta certeza de que eres una persona non grata en el domicilio paterno, debes tener en cuenta los siguientes factores a la hora de plantearte la vuelta al domicilio familiar.

1. El dinero y las presiones.

Económicamente, entre vivir solo y vivir con tus padres existe una gran diferencia. Te ahorras el alquiler, la comida, la dormida, y todo tu sueldo te lo fumas en cosas que no necesitas pero que molan, como packs de Blu Rays y figuras de acción.

Eso suponiendo que tengas trabajo. Porque si no tienes trabajo estás jodido, amigo. No sólo no vas a ahorrar nada más que algunas perras chicas que te puedan suministrar tus progenitores (para que les dejes en paz y puedan rememorar esos gloriosos meses sin su retoño), sino que además estarás expuesto a todos y cada uno de sus reproches. Y pobre de ti el día en que tu padre te comente algo sobre una oferta de empleo. Ese día te vas a cagar. Te avisamos.

"La cara que pondrás cuando te empiecen
a llamar del paro"


2. Tu intimidad.

Sabemos que tu vida independiente ha cambiado la concepción que tenías sobre el pudor. Te has pasado días tirado en tu sofá en gayumbos (gayumbos con zampurriones, habitualmetne) sin que nadie te llamase la atención. Ahora eso se ha acabado. En casa de tus padres nunca estarás totalmente seguro. Esperamos que hayas ido amortizando el tiempo que invertiste en tu master de derecho, izquierdo y ambidiestro mientras vivías solo, porque la masturbación ahora mismo tiene sus inconvenientes.

"El guantalete de las infinitas"


Además, nunca estarás libre de las visitas inoportunas. Date cuenta de que ahora, más que nunca, has perdido el control de lo que pasa en esa casa. Puede que haya una nueva costubre, y tu padre decida dedicarse al bricolaje los sábados por la mañana, o puede que tu madre invite a varias amigas a tomar el café a golpe de miércoles por la tarde... La vida ha seguido su curso en tu ausencia y ahora mismo tu casa no tiene por qué ser esa pensión idílica que abandonaste.

3. Tus costumbres.

Tu vida independiente estaba conformada por una serie de rutinas y costumbres que ahora mismo serán difíciles de mantener. La noche de Battlefield de los viernes se verá truncada por los enloquecidos gritos de tus familiares. Los eventuales botellones o, en tu caso, las eventuales borracheras solitarias. El porno. Los "domingos sin lavado de dientes".



Por otra parte, habrá otras costumbres a las que te encantará decir adiós, como la de comer siempre en tupperwares de plástico (la comida que tu mismo robabas en casa de tus padres).

4. La higiene en el hogar.

Tu nuevo régimen de pensión completa incluye limpieza integral de tu cubil. Respira tranquilo. Se acabó el olor a queso Camembert, las bolas de polvo del tamaño de pelochos y ese sandwich con aceitunas que tenías en la nevera y que cantaba Carmina Burana cada vez que abrías la puerta.

5. Volver a poner todo en su sitio.

Uy que pereza... Si cuando te fuiste de casa de tus padres te llevaste TODAS tus cosas, te vas a cagar. Casi sería mejor que te quedases donde estás y pasases de alimentarte, porque vivir una traumática mudanza a la inversa puede ser más de lo que tu frágil corazón, destrozado por años de dieta hipercalórica y onanismo creativo, sea capaz de soportar.

Piensa que en casa de tus padres siguen muchos de tus posters, pegatinas y muebles que no querías, pero también que en lo que antes era tu habitación ahora mismo es una especie de almacén en el que se van amontonando cosas que nadie ha querido subir a un altillo... ropa de invierno, álbumes de fotos, apuntes, cuadros viejos, botellas de agua medio llenas que has ido olvidando en tus visitas, y correspondencia que has olvidado redirigir. Ahora mete tus cosas de nuevo ahí y ponlo todo como antes. Tevas a cagar.



-----------------------


Pues eso, chavalada, que estos son los factores que debéis tener en cuenta a la hora de decidir si volver o no a casa de vuestros padres. Otras alternativas serían la de irte a vivir al curro, al metro, a un piso en Siria o a tu Ikea más cercano, pero esas posibilidades ya las trateremos otro día.

Ahora nos vamos, hasta mañana frikis.