miércoles, 13 de noviembre de 2013

Proteger y servir

Bienqueridos cenutrios, fanegas, borrachos, vigoréxicos y soplagaitas varios. Si alguno de vosotros tuviese la capacidad de levantar el culo de la silla de ordenador de 30 eypos que le rogasteis a vuestra madre cuando se os cayó el último diente de leche quizás pudiera ser un hombre de provecho (mentira, seguramente iríais a ver si queda pesicola en la nevera) como algunos de los que hoy vengo a presentaros.

¿Voy a hablaros de los agentes del SHIELD? No, no tengo porque haceros llorar a los cuatro que aun leéis los post y no vais directamente a por los podcastses que tan merecida fama han otorgado a este staff entre los integrantes de la Asociación de Analfabetos y Disléxicos de Países de Habla Española (la AX72K€L%I). Este post va más del típico tío Ben que un día se encuentra con una gran responsabilidad y no tiene una mierda de poder pero si un par de güevos como los del caballo de Espartero.

NOTA: las situaciones descritas a continuación no tienen por qué haber ocurrido tal como se relata.

El Vengador Ebrio

Este hombre es como Popeye pero en lugar de espinacas le pega al barrantes. Vemos que con toda la lucidez que le otorga el alcohol se da cuenta de que están atracando (pasamontañas incluído, todo muy profesional) el 24 horas en el que estaba comprando el Don Simón y, ante la perspectiva de que ese tipo pueda robar también los espirituosos, se lanza con todo el poder que le confiere el tintorro a por el fascineroso de turno:



Profesorineitor

Aquí vemos la típica dualidad del superhéroe en estado puro, se trata de un pobre funcionario de la enseñanza que lleva una vida aburrida (todos los días las mismas lecciones, las mismas caras), pero cuando la tontería de la niña del móvil amenaza con contagiarse al resto del alumnado se convierte en PROFESORINEITOR, un hombre sin piedad que no teme a ninguna reclamación ni niñatada, observémoslo en acción:



Otro hombre hasta las cojones de el “Ai, se eu te pego” (gran hit que Chris Brown dedicó a Rihanna).

El Increíble Niño de la Generación Gormiti

También conocido como el Niño de los Huevos de Oro, está ahí a su bola, en la joyería de su madre, pensando el como demonios pasa uno de la zona de Psyducks del Pokemon Cristal, cuando ve a un tipo con pinta rara, por lo de que lleva mascarilla anti-serrín (de esas de los japoneses con gripe), gafas de sol (y no era un cani) y gorra y, lo que ya lo hace sospechar enormemente , una pistolita de esas de "-¡pañum, pañum! -Ay". El niño que ve como ese tunante le va a robar los garbanzos a la madre, de modo que no podrá comprarle la guía del Pokemon Cristal y nunca pasará de la zona de Psyducks (por favor, si alguien sabe como pasársela que me lo diga) se tira hacia la pistola como un viciado del Call of Duty cualquiera y evita que se cometa el robo de garbanzos ya mentado:



WonderTravestis

Tres inútiles de la vida aburridos porque no están echando Hombres Mujeres y Viceversa en la tele deciden salir a la calle como si fuesen personas normales cualesquiera (lo que es la inocencia, oiga) para meterse con todo hijo de vecino, lo que ellos no sabían era que sus víctimas de la noche no eran travestis comunes sino que eran.... ¡Wondertravestis!



Pedro Almodóvar se hizo con los derechos de esta noticia, la película “La Sartén Tenía Mango” se estrenará en Julio de 2014 en todos los cines.

Billy el Catedrático

Donde pone el ojo pone el borrador. Era un día tranquilo en la facultad hasta que este idiota y su amigo el de la camarita de 2 megapíxeles en el móvil quisieron putear a la compañera de delante, lo que no sabían era que su profesor del día era en realidad Billy el Catedrático, un hombre que no aguanta que los imbéciles le toquen los ovarios a la mujeres en clase. Como podemos ver, la enseñanza está llena de grandes superhéroes, no puteéis a vuestros profesores ñorditos, no lo hagais.



El Abuelo Redneck

Estos dos tocapelotas entraron en un cibercafé para secuestrar a quinceañeras ligeras de cascos y, por que no decirlo, un poco guarrillas; lo que no sabían era que las quinceañeras de hoy en día hacen la calle fuera de los cibers y se encontraron a la versión tejana del abuelito de Heidi que, al ver a su ganado del Farmville en peligro, sacó su Desert Eagle .50 y les enseñó lo que es la ira de un jubileta enganchado al Candy Crush.



Y hasta aquí los héroes sobre los que cantarán los juglares en los banquetes reales justo después de la canción del puercoespín y antes de "El Oso y la Doncella" (ya lo sé, no he puesto al niño gordo que le hace una llave tipo Rey Misterio al niño gilipuertas que le toca las narices a diario, pero ese video ya tuvo su momento de gloria en Paranoia con Patatas y aquí lo único que nos gusta que repita es el pollo al ajillo).

Si habéis leído hasta aquí os merecéis que una chica os piropee ininteligiblemente así que suerte con vuestro personaje del Sims.

domingo, 10 de noviembre de 2013

PcP Podcast #10: Muertes y resurrecciones.

"Que no está muerto
lo que puede yacer eternamente,
y con los evos extraños
aún la muerte puede morir"
- H.P. Lovecraft,
apellido cojonudo, nombre de impresora

Buenas tardes, amigos del culto a Nyalrathotep. Aquí estamos, guan mor taima, vuestros dioses hechos carne, los gañanes y la gañana de este genial Staff, para ofrecemos casi dos horas de rebuznos, risotadas, interrupciones, escuchas activas, golpes, exabruptos, movimientos de mobiliario intempestivos, caídas de monedas, y otros sonidos que, cuando los hacen vuestros vecinos os cagáis en sus familias, pero que cuando emitimos nosotros los pagáis como si fuesen diamantes del tamaño de puños.

En la noche de hoy (sí, antes pusimos tarde, pero se nos ha hecho de noche en el tiempo en el que redactamos el párrafo anterior) vamos a deleitados con el décimo podcast de Paranoia con Patatas. En este caso, a algún tarado uno de nuestros más activos contertulios se le ocurrió que deberíamos hablar de un clásico artificio narrativo: el de la resurrección de esos personajes que lo petaban cuando vivían, pero que por uno u otro motivo debían morir pero que no eran olvidados fácilmente por el común de la gente, por lo que debían volver a la vida para seguir deleitándonos con sus historias.

Desde que los chicos que escribieron esa novela de ciencia de ficción añeja a la que llaman Biblia se sacaron de la manga lo de J.C., otros muchos personajes le siguieron y hoy, en este magno espacio, hablaremos de ellos.


Y ahora estáis haciendo memoria, ¿cuántos de nuestros bienamados héroes pasaron una temporadita al otro lado antes de volver con sus amigos de toda la vida?, ¿cuántos famosos personajes parecían muertos pero realmente se encontraban de parranda?, ¿cuántos expedientes de declaración de fallecimiento no salen adelante porque el presunto difunto realmente se encontraba en un casino de Torremolinos? Muchos, desde luego, y algunos de ellos se dejarán caer por nuestra mesa de operaciones, donde serán destripados durante 113 minutos que quedarán para el recuerdo.


Ah, y si el tema este de las muertes y las resurrecciones no os atrae en absoluto, no os preocupéis, casi no lo tratamos.

Hasta otra, frikis.